Soy intersexual: La historia de Georgie Yovanovic

Soy intersexual: La historia de Georgie Yovanovic Por Emma Sleath

3 de Diciembre de 2014

Traducción de Laura Inter del artículo “I am intersex: Georgie Yovanovic‘s story” By Emma Sleath (si encuentran errores en la traducción me avisan)

El residente de Alice Springs Georgie Yovanovic habla acerca del abuso que sufrió desde una muy temprana edad como una persona intersexual.

La mayoría de las personas asumen que Georgie Yovanovic es transgénero.

Ella se identifica como mujer, a menudo se viste como una mujer y muestra muchos de los rasgos, comúnmente, asociados a ser “femenina”.

Pero Georgie no es transgénero.

Ella es una de un estimado del 1.7 porciento de las personas que son intersexuales, un término usado para una serie de condiciones donde una persona nace con una anatomía, reproductiva o sexual,  que no encaja en las típicas definiciones de hombre o mujer..

Para Georgie, fue la presencia de un cromosoma extra, una condición conocida como 47XXY o Síndrome de Klineferter.

La historia de Georgie, en sus propias palabras:

La primera vez que tomé consciencia de que era diferente, fue cuando tenía 3 años de edad.

Mi padre llevándome con el barbero, y me recortaron todo mi cabello. Recuerdo que le dijo a mi madre que, a partir de ese momento, ella tenía que vestirme específicamente como niño.

Mis padres no sabían que yo era intersexual. Nadie sabía que era intersexual. Suponían que yo era varón porque tenía genitales masculinos.

Pero desde una edad muy temprana, todos asumieron que yo era una niña. Tenía mejillas grandes y sonrojadas, y cabello rubio y rizado. Siempre estaba jugando con las muñecas de mis hermanas y haciendo cosas de niñas. Cuando teníamos familiares de visita, ellos siempre preguntaban – ‘¿Dónde esta nuestra pequeña niña?’

Por supuesto, esto irritó a mi padre aún mas – él era un hombre muy duro y patriarcal, que creía en un mundo en que los hombres eran hombres.

No dejaría que cruzara mis piernas, ni me sentara de ciertas maneras.

Un día me agarró, cuando tenía 8 años de edad, y solo me arrojó de la nada. Comenzó a golpearme y a gritarme que tenía que dejar de balancear mis caderas, porque, ¿Qué me creía que era?; ¿una niña?

Siempre tenía miedo de lo que podría pasarme después.

A la edad de 12 años, mis testículos no bajaban, así que mi papá llevó directamente con el doctor familiar.

Les tomó cerca de 1 año, el inducir a mis testículos empujándolos y empujándolos de manera invasiva, hasta el punto de llegar a la cirugía testicular.

Entonces llegué a la pubertad y me comenzaron a crecer los pechos y las caderas, llegando a ser aún más femenina.

Contra mi voluntad, comenzaron a bombardearme con hormonas masculinas y esteroides. Comencé a huir de casa para hacer frente a todo este drama que sucedía y comencé a beber alcohol y a fumar marihuana.

Mi padre llamaba a la policía y la policía iba a recogerme de la calle y me llevaba directamente a mi casa, y entonces papá me llevaba nuevamente con los doctores o al hospital para más intervenciones.

Tenía 17 años, cuando la policía me recogió otra vez y mi padre me llevó directamente al hospital.

Me tenía agarrada por la muñeca, sentada en un cuarto de espera, y una enfermera se aproximó a nosotros y clavó una jeringa en mi mano.

Después de esa inyección, recuerdo despertar recostada sobre mi espalda y cuando me senté, sentí este dolor en mi lado izquierdo, y miré hacia abajo y me di cuenta de que había un vendaje alrededor de mi pecho.

Arranqué los vendajes solo para encontrar que mi pecho izquierdo había sido removido.

Fue tan traumático despertar y descubrir que una parte de mi cuerpo había sido removida – y nunca me preguntaron, nunca me dijeron.

Todavía no se el porqué solo removieron un pecho.

Tan pronto como me sentí recuperado, me puse mi ropa y salí corriendo otra vez, y nunca volví a ser la misma persona desde entonces.

Al día de hoy, esta experiencia, todavía me persigue.

Eventualmente, terminé en un refugio para transgéneros en Sydney, llamado Tiresias House.

Este fue el comienzo de toda una nueva fase para mí. Me proporcionaron asesoramiento, alojamiento y una gama de otros servicios.

Por primera vez en mi vida, me mandaron a un endocrinólogo y me proporcionaron una evaluación genética.

Una respuesta me fue dada, yo era intersexual 47XXY, que no había nacido hombre, no había nacido mujer, había nacido mujer con genitales masculinos.

Me pusieron en un programa de remplazo hormonal y pasé 2 años trabajando con un grupo de doctores, psiquiatras, consejeros, para ser aprobado para la reasignación de sexo.

Pero cuando finalmente fui aprobado para ello, decidí no seguir adelante. Había visto demasiadas cirugías fallidas en el mundo transgénero, y para mí, sería como pretender ser una mujer.

Cuando era niña, siempre sentí normal el haber nacido de esta manera. No siento que necesite tener una cirugía para estar completa, porque no soy una mujer, soy intersexual. 47XXY. Soy una mujer con genitales masculinos y es tan simple como eso; No necesito ser algo mas de lo que ya soy.

Durante los últimos 10 años, mi sistema se ha ido transformando lentamente, superando 30 y tantos años de conflicto hormonal.

El pasado no desaparece, pero hago mis pequeñas meditaciones y visualizaciones, y aprendo a dejar las cosas de lado, reconociéndolas por lo que son, acomodándolas en consecuencia y solo seguir avanzando.

Georgie Yovanovic es una activista intersexual de Sisters and Brothers NT, un servicio de apoyo para personas de género diverso, sexo y sexualidad, que tiene su base en Northern Territory. Pueden ser contactados a través de su página web.

(Muchas gracias a Ben Allen de Alice Springs por componer y mezclar la música para las entrevistas de radio).

FUENTE: http://www.abc.net.au/local/stories/2014/12/01/4135509.htm?site=alicesprings

h1 h12 h13
Anuncios

3 pensamientos en “Soy intersexual: La historia de Georgie Yovanovic

  1. Pingback: Documento: Declaración de Darlington: Declaración conjunta de consenso de un retiro de la comunidad intersexual, en Darlington, marzo 2017. OII Australia | Brújula Intersexual

  2. Pingback: La cirugía para hacer que lxs niñxs intersexuales sean ‘normales’ debería ser prohibida. Por The Conversation | Brújula Intersexual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s