La tortura de la CIA, es solo una parte del lado ‘oscuro’ de la historia moderna de la ciencia médica. Por Simon Copland (The Guardian)

La tortura de la CIA, es solo una parte del lado ‘oscuro’ de la historia moderna de la ciencia médica

Por Simon Copland (The Guardian)

Traducción al español de un extracto del artículo “CIA torture is only part of medical science’s dark modern history” de Simon Copland para The Guardian

Fuente y artículo completo: http://www.theguardian.com/science/blog/2015/jun/22/cia-torture-is-only-part-of-medical-sciences-dark-modern-history

Extracto del artículo de The Guardian, en lo referente al trato que la ciencia médica le dio a la homosexualidad, y actualmente le da a la intersexualidad:

“[…] Con frecuencia, la “curación imaginaria”, es la que es utilizada para algunos de los peores ejemplos en la práctica de la medicina. El ejemplo mas evidente esta relacionado a la sexualidad. Hasta 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría – y asociaciones similares alrededor del mundo – consideraban la Homosexualidad como una enfermedad mental. Esto es una parte de lo que Michel Foucault describió como “scientia sexualis”, o la cientificación de la sexualidad. Dentro de esta ideología las sexualidades “divergentes” fueron identificadas científicamente, con médicos llevando a cabo la ‘terapia de conversión’ para ‘curar’ a las personas de estas ‘enfermedades’. Las técnicas incluían: hospitalización forzada, terapia de electro-shock, castración, drogas de tortura y lobotomías.

Tal vez el caso más famoso de esto, es el ‘tratamiento’ de Alan Turing – el padre de la informática. Después de que se descrubrió que Turing tenía un amante homosexual en los años 50s, fue castigado por medio de la castración química, le fueron administradas hormonas para sus impulsos sexuales. Turing murió de envenenamiento por cianuro solo dos años después en 1954, a la edad de 41 años. En ese tiempo el caso fue catalogado como un suicidio, aunque la evidencia reciente ha sugerido que esto puede no haber sido así. De cualquier manera, la historia representa el perfil más alto de tratamiento médico no-ético de homosexuales hasta la fecha.

Alan Turing. Fotografía: Sherborne School

Alan Turing. Fotografía: Sherborne School

Y si bien esto puede sonar como una noticia vieja, desafortunadamente ese no es el caso. Un comité del Senado Australiano, por ejemplo, recientemente escuchó evidencia de la Organización Intersexual Internacional de Australia (OII), que afirma que todos los miembros de su organización, en algún momento, han experimentado alguna forma de intervención médica no consentida. Una de las historias de la OII fue particularmente impactante – una persona que accedió a la terapia hormonal, después de que su médico insistió en que eso lo “convertiría en un hombre de verdad”:

“Fue insinuado, incluso declarado descaradamente en ocasiones, que mi vida sería inútil; que iba a ser un monstruo; que nunca iba a alcanzar mi potencial, y que nunca iba a tener autoestima … Así que, con el tiempo, a partir de los 28 años de edad, después de seis años de constantes amenazas y ‘asesoramiento’ de mi médico especialista, comencé la terapia de testosterona. Lo que me pareció una experiencia horrible.”

Todos estos casos se han basado en el deseo de hacer algún tipo de bien, pero han resultado ser tratamientos traumáticos y horribles a personas contra su voluntad. […]”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s