Archivo de etiquetas| interACT

Fui una niña intersexual que sufrió cirugía. No dejen que otrxs niñxs pasen por lo mismo. Por Kimberly Mascott Ziesekman

Fui una niña intersexual que sufrió cirugía. No dejen que otrxs niñxs pasen por lo mismo.

Por Kimberly Mascott Ziesekman

Traducción: Laura Inter del artículo “I was an intersex child who had surgery. Don’t put other kids through this” de Kimberly Mascott Ziesekman

Fuente: https://www.usatoday.com/story/opinion/2017/08/09/intersex-children-no-surgery-without-consent-zieselman-column/539853001/

Los individuos intersexuales nacen con características sexuales que no se ajustan a las clasificaciones tradicionales de lo masculino o femenino.

Los doctores y padres están haciendo un daño irreversible debido, únicamente debido a la incomodidad con la diferencia. Somos borrados antes de que podamos decirles quienes somos.

Kimberly Z

Kimberly Mascott Zieselman, meses después de su cirugía intersexual, en Concord, Massachusetts, EUA, en 1983. Foto familiar.

Nací con cromosomas XY típicamente “masculinos” y testículos internos en lugar se ovarios y útero, pero mi cuerpo se desarrolló con una apariencia típicamente femenina.

Mi condición intersexual fue invisible, hasta que llegué a la pubertad y no me llegó la menstruación como a las otras niñas. Aconsejados por los doctores de un importante hospital, mis padres estuvieron de acuerdo en que debían someterme a una cirugía para extirpar mis saludables gónadas, sin mi conocimiento ni consentimiento.

Mi producción hormonal natural cesó, y fui forzada a una terapia de reemplazo hormonal de por vida. Solo tenía 15 años. Los doctores también recomendaron a mis padres que se me sometiera a una cirugía invasiva para crear una vagina de un tamaño más “típico” – afortunadamente, mis padres se negaron. No supe nada acerca de esto hasta que tenía 41 años de edad.

Las personas intersexuales como yo, que representan hasta el 1.7% de la población, nacen con características sexuales que no se ajustan a las típicas definiciones de lo masculino o femenino. Tengo Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos. Debido a que mi cuerpo es resistente a los andrógenos, incluida la testosterona, cuando estaba en el útero, mis hormonas naturales automáticamente se convirtieron en estrógenos, a través de un proceso llamado aromatización.

Las personas intersexuales han sido el último bastión de “no preguntes, no digas”, con los doctores constantemente diciendo a los padres durante muchos años, que lo mejor que pueden hacer por sus hijxs es someterles a cirugía, incluso cuando aún son niñxs, para que puedan crecer de manera “normal”.

Estas y otras cirugías, comúnmente se han realizado en niñxs intersexuales en EUA desde la década de 1960. Pero en la década de 1990, adultxs intersexuales comenzaron a alzar la voz contra estos procedimientos no consensuales y médicamente innecesarios, debido a sus consecuencias físicas y psíquicas de por vida.

A pesar de décadas de controversia acerca de los procedimientos, los doctores continúan operando las gónadas, órganos sexuales internos y genitales de lxs niñxs, cuando estos son demasiado jóvenes para participar en la toma de decisiones – incluso cuando estas cirugías son peligrosas y pueden ser pospuestas con seguridad. Es raro que se tomen en consideración cuestiones de salud para realizar una intervención quirúrgica inmediata. Los resultados de estas cirugías cosméticas a menudo son catastróficos, y los supuestos beneficios no han sido probados.

Como directora ejecutiva de interACT, la única organización en la nación que se dedica exclusivamente a proteger los derechos humanos y legales de la juventud intersexual, estoy encantada que desde la fundación de interACT en 2006, hemos visto avances en las instituciones médicas – pero no lo suficiente, ni lo suficientemente rápido.

No es momento de recopilar más información o de dialogar; es momento de que estas cirugías se detengan.

Conozco de primera mano el impacto devastador que estas pueden tener, no solo en nuestros cuerpos, sino en nuestras almas. Somos borrados antes de que siquiera podamos decir a nuestros doctores quienes somos. Toda organización de derechos humanos que ha sabido sobre esta práctica la ha condenado, algunas incluso al punto de reconocerla como algo similar a la tortura.

Sabemos que la mayoría de los médicos quieren hacer lo correcto para sus pacientes, al igual que los padres quieren hacer lo correcto para sus hijxs. Lo correcto, inequívocamente, es esperar hasta que una persona intersexual pueda participar en estas decisiones que alteran por completo la vida. Lo correcto es proporcionarles la misma dignidad y autonomía que se debe dar a todxs – y abstenerse de infligir daños irreversibles, debido únicamente al malestar en relación a la diferencia.

Los pocos doctores que se niegan a realizar sus prácticas en conformidad con las normas de derechos humanos, nos dicen que existe una silenciosa mayoría de pacientes que están felices de haber sido sometidxs a cirugía en la niñez, pero han sido incapaces de hacer que esos pacientes felices puedan hablar con nosotrxs. Hemos escuchado de personas que están extremadamente agradecidas de haberse salvado de la cirugía, así como de padres de niñxs intersexuales que están creciendo bien sin la intervención médica.

Algunos doctores nos han despreciado diciendo que somos “activistas enojados”, pero nuestra postura ha sido apoyada por las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, Amnistía Internacional, el Departamento de Estado (EUA), todas las principales organizaciones de derechos LGBTQ en EUA, tres ex cirujanos generales de EUA y casi todas las organizaciones intersexuales en el mundo. Últimamente, interACT y Human Rights Watch publicaron un nuevo informe que hace eco a esas peticiones para una prohibición.

Esas instituciones no solo son “activistas enojados”. Son defensores de los principios de derechos humanos que se basan en datos, leyes y en el concepto de ética médica de “no hacer daño”.

Más importante aún, lxs niñxs y adultxs intersexuales nos están diciendo que quieren la libertad de poder tomar sus propias decisiones acerca de sus vidas y cuerpos.

Al trabajar todos los días con jóvenes intersexuales, puedo decirles que estxs niñxs son perfectos tal cual son – y nos están diciendo que sus cuerpos no son vergonzosos y no necesitan ser “corregidos”.

Kimberly Mascott Zieselman es directora ejecutiva de interACT, una organización que aboga por la juventud intersexual.

Los bebés intersexuales no necesitan ser ‘corregidos’. Entrevista a Kimberly Z. (interACT) por Human Rights Watch

Entrevista: Los bebés intersexuales no necesitan ser ‘corregidos’

Entrevista realizada por Philippa H Stewart (HRW) a Kimberly Zieselman (interACT)

Traducción: Laura Inter de la entrevista “Intersex Babies Don’t Need ‘Fixing’” realizada por Philippa H Stewart (HRW) a Kimberly Zieselman (interACT)

Fuente: https://www.hrw.org/news/2017/07/25/interview-intersex-babies-dont-need-fixing

poster pidgeon

“Tu género es hermoso”. Poster diseñado por lx activista intersexual Pidgeon Pagonis, 2017 Human Rights Watch

Por décadas, los padres de bebés intersexuales – niñxs cuyas características sexuales no son típicamente masculinas ni típicamente femeninas – han sido presionados para consentir cirugías médicamente innecesarias e irreversibles, para hacer que sus hijxs tengan una apariencia “normal”. Pero estas cirugías dejan cicatrices físicas, emocionales y psicológicas, dijo Human Rights Watch en un nuevo informe. Philippa Stewart habló con Kimberly Zieselman, la directora ejecutiva del grupo de activismo intersexual interACT, acerca de estas cirugías dañinas y de lo que se tiene que hacer para proteger a los niñxs intersexuales.

¿Cuáles son algunas de las ideas equivocadas alrededor de haber nacido intersexual?

Desafortunadamente, en nuestra sociedad aún estamos en un punto donde la mayoría de la gente no sabe los hechos básicos acerca de ser intersexual. La gente piensa que es muy raro, pero en realidad, más del dos por ciento de la población nace con características intersexuales. Y existen más de 30 o 40 variaciones intersexuales, lo cual es algo de lo que mucha gente no se da cuenta.

¿Cómo lidian con esta falta de comprensión las personas que son intersexuales?

A las personas se les dice que no hablen de que son intersexuales. Eso hace que lxs niñxs intersexuales se sientan casi monstruosos o como fenómenos, y se carga con este sentimiento hasta la edad adulta.

Incluso con los mejores intereses del niñx en mente, los padres y doctores suelen trasmitir a lxs niñxs el mensaje de que están mal y son diferentes, y que son algo que necesita ser corregido. A menudo esa corrección incluye intervenciones médicas irreversibles cuando aún son muy pequeñxs, incluyendo la cirugía. Esta actitud crea un sentimiento de estigma y vergüenza, y afecta profundamente a las personas. Vemos daño físico a causa de las cirugías, pero también daño psicológico debido a la intervención. El hecho es que la sociedad te dice que no perteneces, y que eres un error o que tu cuerpo es un error – la mayoría de las personas lidian con esto durante todas sus vidas.

¿Qué es lo que está pidiendo tu grupo?

Queremos que las cirugías sean pospuestas si la persona es demasiado joven para entender o consentir.

Así que queremos que los doctores desvíen su atención de “corregir” a bebes y niñxs pequeñxs, y en su lugar se concentren en lxs adolescentes, adultxs jóvenes y adultxs que pudieran haber decidido por si mismxs que quieren la cirugía – ahí es donde se necesita ayuda. Solo queremos que el enfoque se desvíe a lxs adultxs que puedan dar su consentimiento.

¿Qué es lo que algunos doctores le dicen a los padres cuando están tratando de tomar estas decisiones?

Algo que nunca olvidaré, es un padre que me dijo que cuando hacía preguntas y estaba confundido acerca de porque tenía que hacer la cirugía inmediatamente, el doctor se frustró y dijo: “Bueno si no haces esta cirugía, francamente sería algo equiparable al abuso infantil”. Eso es probablemente lo peor que he escuchado. Frecuentemente, este es el tono o actitud que los doctores transmiten en la manera en la que hablan con los padres – el cual sugiere lo mismo.

Existe una dinámica de poder establecida entre los doctores y los pacientes. Es esta situación, en la que está involucrado tu hijx, entras en modo de pánico y confías en este doctor para que te diga cómo puedes ayudar a tu hijx.

¿Qué es lo que necesita cambiar en este proceso de ayudar a los padres?

Los doctores necesitan verlo de una manera diferente, para que los padres sepan que no hay urgencia. A los padres también se les deberían ofrecer todas las opciones, incluyendo  el esperar por cierto periodo de tiempo, el hablar con otros padres que han pasado por esto con sus hijxs, o contactarlos con adultxs que tienen las mismas características intersexuales que el bebé. Entonces, pueden recopilar información para sí mismos, la cual les permita ayudar a su hijx a tomar una decisión.

Video: Los doctores en EUA continúan realizando cirugías médicamente innecesarias que pueden infligir daño permanente a lxs niñxs intersexuales.

Lo que sucede en demasiados casos es que los doctores le dicen a los padres: “Bueno, lo mejor es realizar este tipo de cirugía cuando aún es pequeño(a), porque así no lo recordará, habrá menos trauma, y no recordará ningún momento en el que su cuerpo tuviera una apariencia diferente, así que no se burlarán de él/ella, ni lo discriminarán sus compañeros”. Estas no son razones médicas, son razones sociales, comienzan a crear una “emergencia social” y esto asusta a los padres. Estos miedos tampoco están basados en ningún tipo de dato [o estudio] – solo son hipótesis.

Pero esto no es una emergencia médica ni una emergencia social. Simplemente es un niñx con un tipo de cuerpo diferente.

Así mismo, los padres deberían saber que algunas de estas cirugías son consideradas iguales a la tortura por los expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas, cuando son realizadas sin consentimiento informado.

Todo esto tiene que tener un impacto en cómo ven a los doctores las personas intersexuales.

Absolutamente. Para quienes han sufrido cirugía, y que posiblemente ahora necesiten a los doctores para recibir una terapia de reemplazo hormonal – la cual necesitas por el resto de tu vida si resulta que te extirparon tus gónadas sanas – existe una dependencia de la comunidad médica. Necesitas tener acceso a los doctores para estar saludable, pero para muchas personas intersexuales eso es muy difícil.

Muchas personas intersexuales a las que se les ha mentido cuando eran niñxs y que han sufrido cirugías sin su consentimiento, desarrollan desconfianza en los doctores. He escuchado a personas intersexuales diciendo que evitan ir al doctor, porque simplemente no pueden lidiar con el estrés.

La comunidad intersexual no está diciendo que los doctores sean malos. Lo que necesitamos son doctores en los que podamos confiar completamente, y quienes nos expliquen las cosas de manera que podamos entender, y en su caso, consentir los procedimientos.

Necesitamos que los doctores que no hacen estas cirugías, les digan a sus colegas que estas cirugías no deberían realizarse.

No deberíamos estar arrebatando la autonomía corporal a un niñx, simplemente porque no se ajusta a nuestra idea de normalidad.

¿Lxs adultxs intersexuales, algunas veces desconocen que cirugías sufrieron cuando eran niñxs?

En la última década esto ha sido menos común.

Dicho esto, existen demasiados de nosotrxs a los que se nos dijeron mentiras, o a los que se nos omitió información por demasiado tiempo, o que lo descubrieron por accidente. Este fue el caso de muchxs en mi generación. En mi caso, no lo descubrí hasta hace nueve años, cuando tenía 41 años de edad. Sabía que había sufrido cirugía. Firmé un formulario, junto con mi papá, cuando tenía 15 años, pero no sabíamos para que era. Pensamos que era para una histerectomía y para extirpar ovarios cancerosos. Esa es una historia muy común para personas que tienen mi edad o un poco más jóvenes – que las personas intersexuales consigan su expediente médico y se den cuenta que les han mentido, a menudo sus padres, y también la comunidad médica.

¿Qué te han dicho las personas acerca de las consecuencias de estas cirugías?

Suena dramático, pero resulta bastante común, especialmente en personas que han sufrido una intervención médica, experimentar Trastorno de Estrés Postraumático como resultado.

También hay situaciones más sutiles, como tener un patrón de disociación en tu vida, dificultades en las relaciones de pareja, en particular con la intimidad sexual y la confianza. También están las cicatrices físicas y el daño en los nervios que lleva a la pérdida de sensibilidad.

Acabo de saber de esta historia. Había una persona joven que ahora está en sus 20 años. Cuando tenía 18 meses de edad, sus padres la llevaron al doctor y se determinó que su vagina era muy pequeña. La recomendación fue una cirugía para crear una vagina.

Los padres siguieron el consejo del cirujano, pero después de que terminara la cirugía, se sorprendieron al saber que tendrían que dilatar la vagina de su hija con regularidad. Lo que sucedió fue que los padres dilataron la vagina de su hija, solo con buenas intenciones, pero para hacerlo tenían que sostenerla para que no se moviera. Solo puedes imaginar el trauma que generó hacer eso. Una de las consecuencias fue que esta niña se hizo anoréxica – trataba de tener el control sobre su cuerpo.

Felizmente, recientemente a ella le ha ido muy bien, y está comenzando a superar su trauma y a alzar la voz como activista, y su mamá la ha apoyado mucho.

Hay mucho que decir acerca de los padres que aceptan y se sienten cómodos con los cuerpos no binarios de sus hijxs.

¿Cuál crees que es la clave para la aceptación de las personas intersexuales?

La comunidad LGBT fue la primera en abrazar las cuestiones intersexuales, y esto está abriéndonos muchas puertas, pero en realidad este es un tema más amplio. Queremos que la gente entienda que en realidad este es un tema de los derechos de lxs niñxs. También es acerca de los derechos a la salud y reproductivos, porque estas operaciones pueden llevar a la infertilidad.

Estamos haciendo todo lo posible para conectar y empoderar a las personas intersexuales que están en la adolescencia y en sus 20 años. Incluso si la intersexualidad no es una orientación sexual ni una identidad de género, tenemos muchas similitudes con el movimiento LGBT – como la discriminación que se basa en el sexo y los cuerpos – , y en realidad ese movimiento ha preparado el camino para la aceptación. Hay un gran camino que recorrer, pero realmente ha marcado una diferencia para los jóvenes y que tan tolerantes son. Me da mucha esperanza.

Una demanda histórica sobre una cirugía genital a un bebé intersexual, acaba de resolverse en $440,000 dólares. Por Azeen Ghorayshi

Una demanda histórica sobre una cirugía genital a un bebé intersexual, acaba de resolverse en $440,000 dólares

Por Azeen Ghorayshi

Traducción: Laura Inter, del artículo “A Landmark Lawsuit About An Intersex Baby’s Genital Surgery Just Settled For $440,000” de Azeen Ghorayshi

Fuente: https://www.buzzfeed.com/azeenghorayshi/intersex-surgery-lawsuit-settles?utm_term=.mgj2rE4mK#.eiAaW5K7d

Después de cuatro años de batalla legal, la familia del niño de 12 años de edad M.C. Crawford, ha llegado a un acuerdo con el hospital al que demandaron por realizar cirugía genital a su hijo intersexual.

MC

Imagen: M.C. SPLC / interACT

Después de cuatro años en el tribunal, la primera batalla legal de su tipo sobre operar a bebés “intersexuales” que nacen con genitales ambiguos, finalmente se ha resuelto por $440,000 dólares, según los registros de la corte que fueron hechos públicos el miércoles.

La demanda fue presentada por Pam y Mark Crawford en nombre de su hijo adoptado, M.C., contra la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, donde fue realizada la cirugía genital de M.C. cuando tenía 16 meses de edad. El Departamento de Servicios Sociales de Carolina del Sur, quienes en ese entonces técnicamente tenían la custodia de M.C., y el sistema hospitalario Greenville, quienes lo remitieron a los cirujanos del MUSC, también fueron nombrados en la demanda. Greenville pagó $20,000 dólares el año pasado. (MUSC pagará $270,000 dólares a una compañía de liquidación estructurada, la cual, mediante una política de anualidades, pagará más de $440,000 dólares durante los siguientes 16 años).

Los Crawfords declararon que debido a que M.C. fue operado para tener la apariencia de una niña, pero al crecer se identificó como un niño, han incurrido en el pago de facturas médicas, y él ha pasado dolor y sufrimiento, daño psicológico, y discapacidad como resultado de la cirugía. MUSC “negó todas las reclamaciones de negligencia y cualquier responsabilidad por las supuestas reclamaciones, pero accedió a este compromiso, debido la vigorosa demanda disputada, para evitar los costos del litigio”, según la resolución.

El caso ha sido observado de cerca por investigadores y activistas intersexuales, que dicen que es el primero en desafiar abiertamente las cirugías intersexuales en bebés. Aunque algunos científicos son cuidadosos al utilizar el sistema judicial para desafiar el estándar de atención en la medicina, los abogados dicen que se ha convertido en su única opción.

“Es la única demanda de la que tenemos conocimiento que se ha vuelto pública”, dijo Bo Laurent a BuzzFeed News, quien fundó la Intersex Society of North America y testificó en el caso de M.C. “Cada vez más, los cirujanos se están dando cuenta que están en riesgo por estas demandas. Nadie puede decir que esta era una práctica estándar ajena a la controversia. Es controvertida”.

M.C., ahora de 12 años de edad, nació con una condición llamada “trastorno del desarrollo sexual ovotesticular”, que al nacer incluye un pene de dos centímetros, una pequeña apertura vaginal, tejido tanto testicular como ovárico, y niveles altos de testosterona en la sangre. Aunque inicialmente los doctores dijeron que podría ser posible “cualquier sexo de crianza”, eventualmente operaron al bebé para hacer que sus genitales tuvieran una apariencia más femenina, y extirparon el pene y el tejido testicular.

M.C. fue adoptado por los Crawfords cuando tenía casi dos años. A la edad de 7 años, se identificaba como un niño. Sus padres demandaron a los cirujanos que lo operaron, alegando que no hicieron lo suficiente para comunicar los riesgos de la cirugía, ni las otras opciones que existían, a sus tutores legales de ese entonces.

Aproximadamente 1 de cada 2,000 bebés en los EUA, nacen como M.C., con “diferencias en el desarrollo sexual”: cromosomas, gónadas, o genitales que no encajan en las estrechas categorías de “niño” y “niña”. Algunos doctores, estiman que el número de estos bebés intersexuales podría ser de 1 de cada 100.

Desde la década de 1960, el protocolo de atención ha sido operar a bebés y niñxs para hacer que sus genitales tengan una apariencia más típicamente masculina o femenina, e intentar asegurar una vida social más “normal” para lxs niñxs cuando estén en la edad adulta. Pero desde la década de 1990, un creciente número de activistas intersexuales adultos, ha estado alzando la voz contra las cirugías, diciendo que son médicamente innecesarias, y dañinas tanto física como psicológicamente. En algunos casos, como el de M.C., los cirujanos se arriesgan a operar a un niñx que después crece y se identifica con un género diferente al que les fue asignado en el quirófano.

InterACT, uno de los grupos de activismo que proporcionó a los Crawfords asesoría legal, confirmó que el caso había sido “resuelto y desestimado sin admitir responsabilidad o mala conducta”. En una declaración de MUSC dijeron lo mismo, añadiendo que “las partes acordaron que era mutuamente beneficioso el resolver amistosamente este caso”.

La resolución llegó la misma semana que un informe de 160 páginas por Human Rights Watch – en colaboración con interACT – que condena las cirugías. En Junio, un informe de tres ex cirujanos generales de EUA, concluyó: “La genitoplastia cosmética debería ser aplazada hasta que los(as) niños(as) tengan la edad suficiente para expresar su propia opinión acerca de someterse o no a la cirugía”. Y en 2013, el Relator Especial sobre la Tortura pidió a los países prohibir las cirugías de “normalización genital” en individuos intersexuales.

Sin embargo, para algunos doctores, resolver la cuestión en el nivel de la ONU o en los tribunales, establece un peligroso precedente para la atención del paciente.

“Deberíamos seguir la evidencia”, dijo David Sandberg a BuzzFeed News, quien es profesor de pediatría de la Universidad de Míchigan. Sandberg es coinvestigador de una iniciativa a través de varios hospitales, para tratar de entender mejor las consecuencias en los pacientes con diferencias en el desarrollo sexual.

“Cuando vamos de un área a otra – desde el área de la atención a la salud hasta los tribunales – Siempre me preocupa que no lo estemos haciendo bien”, dijo.

Varios estudios han demostrado una satisfacción variable entre los adultos intersexuales que fueron sometidos a cirugía genital en la infancia. Del mismo modo, el puñado de estudios que observan el bienestar psicológico de los adultos intersexuales que no sufrieron cirugía, no ofrece respuestas claras. Algunos estudios, no encontraron diferencias significativas en la calidad de vida comparados con quienes no cuentan con condiciones intersexuales, mientras que otros muestran disparidades en cuestiones sociales, tales como en la educación, empleo y matrimonio.

“Nunca cuestiono las experiencias de las personas”, dijo Sandberg. “Lo que si cuestiono es si esas experiencias pueden ser generalizadas para otras personas. No sé quién lo dijo, pero estoy de acuerdo con la cita: ‘Las solas anécdotas, no son datos’”.

Para Laurent, cuya vida ha sido afectada de manera personal por la decisión de operar, esa respuesta no es satisfactoria.

“¿A qué porcentaje de las personas está bien imponer los resultados de la cirugía de M.C. – o mis resultados –  cuando sabemos que esas personas pueden estar bien sin la cirugía?” dijo Laurent. “Si este desastroso resultado es una de las formas en que esto puede resultar, y no tenemos evidencia de que estas cirugías son necesarias, entonces pienso que no existe justificación para continuar imponiéndolas cuando las personas no pueden elegir”.

EE. UU.: Cirugías dañinas en niños y niñas intersexuales. Informe de Human Rights Watch e interACT

“En Estados Unidos se siguen practicando cirugías innecesarias desde el punto de vista médico que pueden causar daños permanentes a niños y niñas intersexuales, señalaron Human Rights Watch e interACT en un informe difundido hoy. A pesar de décadas de controversia con respecto a estos procedimientos, hay médicos que operan las gónadas, los órganos sexuales internos y los genitales de los niños y las niñas mientras estos son demasiado jóvenes para participar en la decisión, aun cuando estas cirugías podrían ser postergadas de manera segura.

El informe de 160 páginas, , “‘I Want to Be Like Nature Made Me’: Medically Unnecessary Surgeries on Intersex Children in the US” (“Quiero ser como me hizo la naturaleza”: Cirugías Médicamente Innecesarias en Niños y Niñas Intersexuales en EE. UU.), analiza el daño físico y psíquico causado por cirugías innecesarias desde el punto de vista médico realizadas a personas intersexuales, que nacen con cromosomas, gónadas, órganos sexuales o genitales que son diferentes de los socialmente típicos para niños y niñas. . El reporte analiza la controversia en torno a estas operaciones dentro de la comunidad médica y la presión que se ejerce sobre los padres para que opten por las cirugías.”

Enlace al informe: “‘I Want to Be Like Nature Made Me’: Medically Unnecessary Surgeries on Intersex Children in the US” (“Quiero ser como me hizo la naturaleza”: Cirugías Médicamente Innecesarias en Niños y Niñas Intersexuales en EE. UU.) (En inglés)

Enlace al artículo completo en español: EE. UU.: Cirugías dañinas en niños y niñas intersexuales

Video con subtítulos en español:

Ir al Doctor cuando eres intersexual. Por Jackie Green

Ir al Doctor cuando eres intersexual

Por Jackie Green

Traducción al español: Laura Inter del artículo “Going to the Dr. when you’re intersex” de Jackie Green

Fuente: http://www.1053hotfm.com/2017/06/20/going-to-the-dr-when-youre-intersex/

Jackie

Si estás leyendo esto, y no has escuchado acerca del término “intersexual”, ¡detente ahora mismo! Tengo algo para que leas que puede ayudarte a arrojar luz sobre este tema. Da click AQUÍ para aprender que es “intersexual”. [Definición en español sobre intersexualidad]

Ok, ¿estamos todxs interesadxs? A lo largo de los años, me he sentido muy asustada de hablar acerca de que tengo Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos Completo (CASI por sus siglas en inglés) No porque piense que algo está mal conmigo, sino porque tengo miedo de que TU pudieras pensar que algo está mal conmigo.

Después de escribir mi primer artículo para “InterACT”, una organización sin fines de lucro compuesta por jóvenes activistas intersexuales, comencé a sentirme más segura al contar mi historia. La avalancha de apoyo fue increíble. Sin embargo, todavía me sentía incómoda como para responder muchas de las preguntas que me hacían. Preguntas que personalmente creo vienen de la ignorancia, y no me siento obligada a responderlas.

Después de una larga charla con un buen amigo, me di cuenta que las personas realizan ese tipo de preguntas porque NECESITAN ser educadas sobre este tema. Las personas intersexuales han existido desde el principio; simplemente no se habla de nosotrxs. 1,7% de la población tiene algún tipo de variación intersexual… esto es tan común como haber nacido pelirrojo. Así que esto me llevó a donde ahora estoy.

Vamos a educar. En lugar de enojarme por los pocos comentarios que recibo que no son necesariamente de apoyo, voy a escribir una serie de publicaciones acerca del tema. Que desafíos enfrentamos cuando no encajamos en el molde de “hombre típico” o “mujer típica”, ¿cómo es que eso nos afecta? ¿Qué enfrenta alguien con una variación intersexual, que no enfrenta alguien que no la tiene?

Hoy quiero hablar acerca de una experiencia reciente que viví: ir al doctor. Es difícil ir al doctor, a veces debido a que queremos que las personas que trabajan en el campo médico entiendan nuestras condiciones, que ya estén educados en estos temas, pero no siempre funciona de esa manera.

Desde mis años de adolescencia/juventud, siempre odie ir al doctor, principalmente debido a una temida pregunta.

“¿Cuándo fue tu última menstuación?”

Al principio, siempre decía una mentira. “Vas por un bicho estomacal, no necesitan saber eso, así que solo diles que aún no has comenzado” o “solo diles que tuviste una histerectomía porque tenías quistes”.

Pareciera no ser un gran problema, di la línea acerca de los “quietes” y termina con esa conversación, para poder pasar al problema real. Si alguna vez has tenido un secreto, sabes que no es tan fácil.

Tener que mentir o inventar cosas para encubrir las mentiras que dijiste, te carcome poco a poco. Siempre comenzaba con la mentira acerca de la histerectomía, que me llevaba a porque la había sufrido, lo que a su vez conducía a que se guardan algunos óvulos, lo que lleva a: ¿aún podrías embarazarte algún día?

Mentiría, después mentiría, después mentiría, después mentiría, luego, en la pregunta sobre el embarazo, finalmente diría la verdad: “no, nunca podré tener mis propios hijos”.

No me gusta sentir que necesito mentir porque alguien pudiera pensar que soy rara o diferente. No es mi trabajo en esta tierra hacer que otros se sientan bien sobre algo.

Regresando al doctor. Fui por un dolor de oídos, había estado nadando mucho y pensé que tal vez una otitis de nadador, o una infección del oído. La enfermera me pesó, me realizó muchas preguntas y llegó a la pregunta que me preocupa:

“¿Cuándo fue tu última menstruación?”

Simplemente respondí: “No tengo menstruación”

Aquí es donde comienza la avalancha de preguntas.

 “¿Por qué no?”

Entonces les digo: “Nací con Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos completo”

Y nunca falta que escuche: “¿Qué es eso?”

Normalmente solo les digo lo que es: “Soy una mujer que nació con cromosomas XY y sin ovarios o útero. Tenía testículos internos que producían estrógeno, pero fueron extirpados cuando tenía 15 años”.

Aquí es donde me siento incómoda, porque siempre es muy claro que los he hecho sentir incómodos. Típicamente responden diciendo: “Nunca había escuchado de eso…” Incluso tuve una enfermera muy desinformada que me dijo: “¿Cómo un hermafrodita?” (Que es lo más ofensivo que me puedes decir).

Para el momento en que llegamos a la razón por la cual fui al doctor, me siento emocionalmente agotada. Estoy segura de que esto pudiera parecer tonto, simplemente estoy respondiendo preguntas, a quien le importa. Bueno, a mí me importa. No me gusta sentirme rara, o diferente, cuando este es el único cuerpo y la única vida que conozco. Solo quiero una vez ir al doctor y cuando hagan “la pregunta”:

“¿Cuándo fue tu última menstruación?”

Responderé: “Tengo una variación intersexual, así que no tengo menstruación”

En mi mundo soñado, su respuesta sería: “Oh, está bien, y ¿desde cuando ha estado sintiendo dolor en la garganta?” o dolor de oído, o de estómago, o lo cualquiera que sea el problema que me llevó ahí en primer lugar.

Educar a las personas es la herramienta más importante que tenemos en la vida, y esto es verdad en lo que respecta a tener una condición intersexual o tener algo que sea raro. Estén atentos esta semana para más publicaciones sobre este tema. Si tienes algo raro que quieras compartir, envíame un correo electrónico a JackieOnAir@live.com ¡Me encantaría escuchar y aprender!

**Nota: Si deseas escribir a Jackie, pero no sabes escribir en inglés, puedes escribirme a intersexualmexico@gmail.com y nosotrxs podemos ayudarte a traducir al inglés lo que quieras escribirle.

 

‘El género está limitando a la sociedad’: La modelo que está luchando por los derechos intersexuales. Por Rae Witte

‘El género está limitando a la sociedad’: La modelo que está luchando por los derechos intersexuales

Por Rae Witte

Traducción: Laura Inter del artículo “’Gender Is Just Limiting Society’: The Model Fighting for Intersex Rights” de Rae Witte

Fuente: https://broadly.vice.com/en_us/article/model-hanne-gaby-odiele-intersex-rights-interview

HanneOdielle 0.jpg

Hanne Gaby Odiele, desde los 20 años, estuvo caminando por las pasarelas para Chanel y Givenchy. Ahora está asumiendo un nuevo desafío como la activista intersexual más famosa del mundo.

El 23 de enero, solo días después de la inauguración de Donald Trump, Hanne Gaby Odiele anunció la más grande noticia de su vida: Salió a la luz como intersexual en USA Today. La modelo de 29 años, es mejor conocida por caminar en la pasarela para Givenchy, Prada, y Chanel, pero ahora está asumiendo otro papel como la activista intersexual más famosa – y algunos dicen que la única.

“Intersexual”, tal cual lo define el grupo de jóvenes activistas InterACT, es un término paraguas que hace referencia a personas que nacen con una o más de una gama de variaciones en las características sexuales, que caen fuera de las concepciones tradicionales de los cuerpos masculinos y femeninos. Hanne nació con síndrome de insensibilidad a los andrógenos, lo que significa que aunque físicamente parece ser biológicamente femenina, tiene cromosomas XY y nació con testículos internos no descendidos.

Cuando me reuní con ella en un restaurante a unas pocas calles de su hogar en Williamsburg, Hanne vestía pants negros, y una blusa negra con adornos brillantes debajo de un acogedor abrigo color verde. Tan pronto como terminé mi café, ella ordenó champaña y yo hice lo mismo. Hablamos de cosas divertidas: sus suegros que la visitan por el fin de semana, su casa que ella y su esposo acaban de comprar, su boda, como se conocieron, y que aman ambos de Nueva York. Pero, lo que marcó el mayor cambio en su vida, fue cuando salió a la luz este año. “Toda esa semana no pude dormir”, recordó. “Ellos [USA Today] nos llamaron [a ella y a su esposo], y dijeron: ‘A las cuatro de la mañana, saldrá el artículo’.”

A menudo se habla de la intersexualidad en términos científicos y biológicos, reduciéndola a terminología médica acerca de cromosomas y composición genética. Hanne, dice que esto no es suficiente para captar como es realmente la vida de una persona intersexual. “No es una mujer mítica con un pene y una vagina. Es más complicado que eso. Es más personal que eso. También, es más común de lo que la gente piensa”.

Cuando era muy joven, Hanne se enfermó, y tuvo que someterse a análisis de sangre de rutina en el hospital. Cuando los doctores regresaron para hablar con sus padres, los felicitaron: “Su hijo está saludable”, dijeron. Sus padres se preocuparon porque pensaban que los resultados se habían confundido con los de un paciente masculino, pero los doctores pronto diagnosticaron a su hija como intersexual.

HanneOdielle 1

Hanne: “Mis años de pre-adolescencia fueron muy difíciles para mí”.

A los diez años, fue sometida a una cirugía para extirpar sus testículos y posteriormente le dieron estrógenos, para dar comienzo a los años más cruciales, aunque extraños, en la vida de cualquier persona: la pubertad. “Estaba muy confundida. Mis años de pre-adolescencia fueron muy difíciles para mí. De por sí ya resultan difíciles para los niños(as) normales que están creciendo. Mis hormonas naturales literalmente fueron cortadas, y luego me recetaron medicamentos con la finalidad de que pudiera encajar con los otros niños”.

“Fue como atravesar la menopausia y la pubertad al mismo tiempo”, recuerda. “Durante el verano, después de que me extirparan los testículos, fue cuando me di cuenta que algo estaba mal”. Su doctor mantuvo en secreto su condición; solo le dijo a Hanne que nunca tendría un periodo menstrual y que nunca podría embarazarse. Le dijeron que no había nadie más como ella. “Sabía que siempre que jugaba con muñecas mi mamá lloraba. Sabía que no sería capaz de tener hijos. Desde una edad muy temprana, mis padres fueron abiertos conmigo acerca de eso”.

Sus doctores tampoco eran de utilidad cuando trataban de mitigar el malestar que sentía. Cuando iba a las revisiones médicas, de manera rutinaria los estudiantes de medicina iban a observarla. “Cada vez que iba al doctor, tenía que pasar por varias citas incómodas”, recuerda. “De repente entraban muchos estudiantes a la habitación, y educadamente le pedían a mis padres que se fueran, ponían una sábana sobre mi rostro, y uno por uno comenzaban a observar mis partes privadas. Sabía que algo era evidentemente diferente. Era complicado”.

Imaginen lidiar con la escuela secundaria, el acné, la pubertad, y las citas románticas, mientras tienes un enorme signo de interrogación sobre una de las partes más privadas de tu vida: tu identidad de género. “Era una niña algo salvaje, como si tuviera un trastorno de déficit de atención con hiperactividad. No fue la mejor época de mi vida”, dijo. “Tuve citas con algunos chicos, pero de alguna manera, siempre era algo autodestructiva. Solo podía llegar hasta cierto punto, porque sabía que algo estaba mal y no quería pasar de ese punto”.

Afortunadamente, Hanne tuvo un gran avance cuando cumplió 17 años. Navegando por una revista holandesa, se encontró con un artículo acerca de jóvenes mujeres intersexuales. “Describía exactamente lo que tengo: sin periodo menstrual, sin ser capaz de tener hijos. Pensé: ‘Oh dios mío, esto se parece a mí’.” Después de confrontar a sus doctores, estos confirmaron sus sospechas.

Hanne rápidamente se puso en contacto con el escritor del artículo, y fue a reunirse con otras mujeres intersexuales a una conferencia en Holanda. Fue una experiencia que le cambió la vida, pero esto también precedió a una nueva fase en su vida: su carrera como modelo internacional. Desde los 20 años ha caminado en la Semana de la Moda, y ha sido fotografiada para la portada de la revista Vogue. “Literalmente un mes después, me contrataron para modelar para esta portada y desde entonces no he regresado a mi país”.

HanneOdielle 2

La experiencia de Hanne con la cirugía, fue lo que la motivó a involucrarse con los derechos intersexuales.

Pero justo después de cumplir 18 años, fue sometida a una cirugía de reconstrucción vaginal – una operación que había estado posponiendo por años. “En realidad, no se me informó sobre las consecuencias que pudiera tener la cirugía. Les dije muchas veces que no quería hacerlo”, dijo. Sus doctores insistieron. Una vez que terminó, ella enterró la idea de alguna vez salir a la luz. De acuerdo a Hanne, los efectos secundarios de la cirugía pueden incluir: la pérdida de la sensibilidad sexual e incontinencia – y todo por un procedimiento que cada vez se considera más como uno que obliga al cuerpo a ajustarse a las normas sociales.

“En la mayoría de los casos, las cirugías que nos han estado haciendo, simplemente son consecuencia del miedo a los cuerpos no binarios”, dijo Hanne de lxs niñxs y los jóvenes intersexuales. “Para los padres y doctores, las cirugías pueden ser muy perjudiciales. Si no son consensuales, si la persona no tiene el conocimiento suficiente, si la persona está saludable, ¡¿por qué hacer la cirugía?!”

A fin de cuentas, la experiencia de Hanne con la cirugía, fue lo que la impulsó a ponerse en contacto con InterACT y hablar de su experiencia. “No necesitas corregir algo que no está roto”, dijo con firmeza. “[Mi última cirugía], fue realizada simplemente por temores a lo no binario. El sexo se piensa que tiene que ser heterosexual, el pene necesita encajar en la vagina, pero el sexo es un espectro más grande que solo un pene y una vagina. ¿Sabes a lo que me refiero? El trauma que pueden acarrear las cirugías no consensuales e irreversibles, es más grande que simplemente ser algo que está normalizado”.

Hanne ofrece muchas razones – tanto personales, como otras más allá de sí misma – para explicar porque sintió que era el momento adecuado para salir a la luz. “Pienso que la comunidad LGBTQ ha pavimentado un poco el camino, en especial el año pasado. Vimos surgir muchas cosas por los derechos trans, lo cual es genial. Estoy totalmente a favor de esto”. Pero cuando se trata de las personas intersexuales, añade: “Siempre he pensado que nuestra comunidad ha estado un poco excluida. No tenemos representación”.

Todo lo que sucedía en su vida personal, hizo que sintiera que era lo correcto. Se casó el año pasado con su novio de ocho años, John Swiatek, y compraron una casa; dice que esta por cumplir 30 años, y siente que su carrera va por el camino correcto. Pero la comunidad intersexual, todavía estaba llena de historias de terror, de adolescentes que tienen que lidiar con terribles efectos secundarios de las cirugías, las cuales pueden considerarse en gran medida cosméticas. “Cuando una niña de 13 años dice que tiene esclerosis o pérdida de sensibilidad, algo no está bien”, dijo Hanne. “Le quitaron sus hormonas naturales. Eso está jodido”.

A largo plazo, su deseo es ver desaparecer a las normas de género, pero conoce los retos que enfrentamos actualmente en este país. “Te ponen en una caja desde el día que naciste. ‘Tienes una vagina, entonces eres esto’.” dijo. “’Tienes un pene, entonces eres esto.’ Los que están en el medio no son siquiera considerados, simplemente te modifican. No solo es una casilla la que marcas, es un espectro, y esta nunca debería limitarte para ser lo que quieras ser. El género está limitando a la sociedad en su conjunto”.

Hanne habla con una energía imparable – está claro que está orgullosa de compartir su historia y mostrar su apoyo por otras personas intersexuales. En un mundo donde las celebridades como Miley Cyrus, abiertamente se identifican de género fluido o no binario, resulta fácil olvidar que Hanne es una pionera al haber salido a la luz. “Hanne es la figura más prominente del mundo que ha revelado que es intersexual. No solo eso, sino que Hanne está llevando esto un paso más adelante, al abogar por los derechos intersexuales en todo el mundo”, dijo la directora ejecutiva de InterACT. “El nivel de visibilidad intersexual nunca había sido tan alto, todo gracias a Hanne”.

InterACT está trabajando con Hanne para dar visibilidad a una comunidad pobremente representada, y evidenciando que la cirugía no es la única opción para las personas intersexuales. “Me gustaría ver desaparecer a esas cirugías, y espero que dentro de 10 o 15 años, tengamos niñxs intersexuales sanos, que puedan salir a la luz tranquilamente, que ya no necesiten esconderse, y que ellxs y sus padres puedan hablar abiertamente de esto”, dijo.

Hanne reconoce y se ha apropiado de su historia, pero también se da cuenta que esto no podría haber ocurrido si no fuera por el golpe de suerte que la llevó a encontrar esa revista holandesa. Desde ese momento, ha sido una larga travesía, pero una que no podría haber acabado de otra manera. “No podría haber hecho otra cosa sin antes sacar esto de mi pecho”, dijo. “Solo quiero vivir mi autentico ser”.

Todas las fotografía son de Brayden Olson.

Una conversación con David Strachan, pionero intersexual y no binario. Por Hann Lindahl, Miembro de interACT

Una conversación con David Strachan, pionero intersexual y no binario

Por Hann Lindahl, Miembro de interACT

Traducción: Laura Inter del texto “A Conversation with David Strachan, Intersex and Non-binary Pioneer” por Hann Lindahl, miembro de interACT

Fuente: http://interactadvocates.org/a-conversation-with-david-strachan-intersex-and-non-binary-pioneer/

David Strachan

Me reuní con David Cameron Strachan para reflexionar sobre la historia de lo intersexual y lo LGBTQ, el significado del género “no binario”, y sobre una reciente victoria en los tribunales – el pasado miércoles, El Supremo Tribunal de San Francisco accedió a la petición de David para ser inscrito en una casilla de género no binario**. ¡Ahora él es la 5ta persona que legalmente es no binaria en California! David ha sido activista intersexual por más de 20 años. Disfruta los pasteles de café y mide 2.13 metros.

Pienso que podríamos empezar con tu historia: como descubriste que eres intersexual. Háblame acerca de tu pasado, tu travesía por el sexo y género.

Cuando tenía 13 años, no me estaba desarrollando como otros chicos. Fui criado como niño. Mi cuerpo no se desarrolló, y mi madre quería ver mis genitales, estaba preocupada. Me llevaron con el doctor de la familia. El doctor me echó un vistazo, metiendo mano y tocándome – ten en cuenta que era 1960, así que no tenían mucho conocimiento acerca de los cromosomas sexuales -, y no hizo ninguna prueba ni nada. Dijo, “no se preocupe Sra. Strachan, su hijo crecerá normal, y usted podrá tener nietos”. Eso es lo que le dijeron a mi madre.

Cuando tenía alrededor de 20 años y estaba en Tailandia, estaba comprometido para casarme con una mujer. Ella estaba teniendo problemas con los métodos anticonceptivos. Recordé mi libro de texto biología de 2do año, que decía: “frecuentemente los gigantes son estériles”. Bueno, nadie me había llamado gigante, pero siempre había sido la persona más alta donde quiera que fuera. Fui a hacerme análisis de semen en Tailandia, y resultó que no tenía ningún esperma. Pensé: “Bueno, ¡supongo que soy un gigante!”

Cuando tenía seguro médico, estaba viviendo en San José, California, fui a la clínica de fertilidad Hospital Kaiser. Me dijeron que tenía Síndrome de Klinefelter y cromosomas XXY. Era estéril. Me ofrecieron implantes testiculares y cirugía de reducción de pechos, y contesté: “de ninguna manera”.

No fue hasta 1994, cuando la Dra. Susan Stryker estaba enseñando una clase en el Instituto Harvey Milk. Me dijo que necesitaba conocer a Cheryl Chase, que había comenzado un grupo llamado  Intersex Society of North America. Y nunca antes había escuchado esa palabra: intersexual. Contacté a Cheryl y hablamos por teléfono. Me invitó a una reunión de un grupo de apoyo. Le dije que cual había sido mi diagnóstico, y ella me miró y dijo: “¡eso es intersexual!”

¿Cómo te sentiste acerca de la palabra “intersexual”? ¿Sentiste algo en particular cuando la escuchaste por primera vez?

Nunca había escuchado la palabra. Creo que nunca entró en el léxico, hasta que Cheryl Chase la publicó en 1993. El término me hizo sentido porque me sentía atrapado entre mi lado masculino y femenino. La mayoría de las personas piensan que solo puede ser de esa manera o de esta manera, pero no es así para muchos de nosotrxs.

Así que te reuniste con Cheryl Chase, fundadora de ISNA. En ese momento, ¿qué edad tenías?

En 1995, tenía 48 años.

Fui a esas reuniones de ISNA, y Cheryl realmente necesitaba ayuda. Estaba inundada de cartas por responder. No sabía nada de computadoras. Nunca había tenido una. Cheryl había estado en Japón – creo que había conseguido su expediente médico – estaba devastada debido a que sus padres no le habían dicho nada acerca de su estado intersexual. Si viste el documental Intersexion, ella habla mucho de eso. En esa película ella usa el nombre Bo Laurent. Originalmente, el documental fue hecho para la televisión de Nueva Zelanda. Grant Lahood, el camarógrafo, decidió hacer una versión más larga para el festival de cine. La primera vez que lo vi, estaba horrorizado porque la parte extra que incluyeron era donde decía que tengo VIH y SIDA. Psicológicamente, ver eso en la pantalla grande, especialmente en nuestro propio pueblo, cuando quieres mantener esa información en secreto… Estaba un poco asustado, pero ya hice las paces con eso.

Así que me convertí en el primer voluntario de Cheryl. Ella tenía una caja en la oficina postal en Diamond Heights, en las colinas de San Francisco. Peter, mi esposo, es un ciclista, y subía la colina para recoger la correspondencia y traerla a casa conmigo, entonces yo la llevaba colina abajo a la oficina y la revisábamos.

Intentando adivinar quién era transgénero , y quién era realmente intersexual…

Así que en sus primeros días, ¿el trabajo de ISNA en su mayoría era responder a las personas que buscaban respuestas?

Prácticamente, y había mucha gente en prisión que nos escribía. No sé si eran intersexuales o transgénero.

Algunas personas nunca lo llegan a saber, ¿verdad?

Sí, exactamente.

Cheryl estaba con sus audífonos hablando con personas de todo el mundo, y yo sentado con sobres y papel para escribir, lo que me encantaba. Cheryl tenía muchos libros. Ya que soy carpintero, construí estanterías alrededor de la periferia de la pared, para que ella pudiera poner todos sus libros en exhibición.

¿Será que tenía mucha literatura sobre intersexualidad?

Bueno, eran más revistas médicas. Cuando conocí a Cheryl, me mostró un texto médico con una fotografía de 9 personas con Síndrome de Klinefelter, estaban de pie desnudas en fila, con sus ojos cubiertos con un rectángulo negro. Podía mirar a cualquiera de ellos y decir: “ese es mi cuerpo”. Ese podría haber sido yo.*

*Nota: Estos tipos de fotografías comúnmente fueron tomadas por los médicos para ser utilizadas en libros de medicina, sin el consentimiento del sujeto. Para muchas personas intersexuales, estas son dañinas y estigmatizantes.

Cuando fui diagnosticado, mi endocrinólogo, sin mi consentimiento informado, me puso bajo dosis masivas de testosterona, y no me dijo lo que sucedería.

Muchas personas intersexuales tienen que pasar por esa clase de mentiras, ¿verdad? ¿El endocrinólogo inventó una mentira sobre el porqué necesitabas ese medicamento?

Cuando fui con él la primera vez, mi única queja fue que tenía poco deseo sexual, pero ahora, al ver hacia atrás, ese poco deseo sexual… mis novias en esa época decían que no tenía suficiente energía al mover mi pelvis (risas). Esa era mi queja principal, que mi deseo sexual era bajo. Pero cuando estaba con hombres, no tenía problemas.

Así que pudo haber sido otra cosa.

En los años 70, fue cuando descubrí que tenía Klineferter. Tan solo tres años antes, el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM por sus siglas en inglés), acababa de quitar la homosexualidad. Estoy seguro que todos los doctores aún tienen este estrecho punto de vista de hombre = masculino, mujer = femenino.

Sí, y estoy segura que el género tiene un papel muy importante en la endocrinología. Especialmente con lo que representa la masculinidad, siendo el deseo sexual Lo Más Importante.

En verdad desearía que me hubieran dejado comenzar con una dosis más baja de testosterona, solo para ver como reaccionaba mi cuerpo. Desde entonces he tenido muchos problemas médicos, debido a las altas dosis.

Aún la tomo cada 2 semanas y media, y mi pareja tiene que inyectarla. Originalmente, tenía solo un pequeño bigote. Pero después comenzó a crecerme barba. Y después simplemente siguió creciendo, y creciendo por todos lados (risas). A los 29, ya tenía sentimientos por mi cuerpo, acerca de estar en paz con él. Me gustaba.

Parece que experimentaste el secreto, mentiras y vergüenza, a las que están sometidas muchas personas intersexuales. Tengo experiencia sobre cómo es recibir un diagnóstico intersexual, cuando eres una persona joven en el 2000. Pero en la década de 1970, ¿después de John Money? ¿Cómo era todo en ese entonces?

[La teoría de John Money] impregnaba todo después del caso de los gemelos. El Dr. John Money, siguió pretendiendo que todo fue un éxito cuando no lo fue. Los genios a menudo no son muy buenos. Él fue un psicólogo, no un doctor en medicina. Eso es lo que me sorprende.

Pero parece que en el momento que conociste a Cheryl Chase, y cuando tenías cerca de 30 años, dijiste que comenzaste a sentirte cómodo con el cuerpo que tenías.

Una vez tuve una novia, poníamos nuestros pechos uno junto al otro y decíamos: “¡mira, gemelos!” (risas), y había estado tomando mucha testosterona, porque pensaba que el doctor era Dios. Pensaba que era algo que tenía que hacer.

Desafortunadamente, nadie piensa en cuestionar a los doctores.

Fui a una escuela de masaje en las montañas de Santa Cruz. Las personas solían correr desnudas. Fue una época realmente feliz, divertida y genial, para estar en tus 30 años. Los años 70 fueron años maravillosos.

Entonces llegó el SIDA. Pero nadie lo sabía.

¿Qué sucedió cuando el SIDA llegó a tu vida en San Francisco?

No quieres saberlo, fue una época terrible. Perdí demasiados amigos, vecinos, compañeros de trabajo. Las personas caminaban con muletas, nunca pensé que llegaríamos a los 50 años, y menos aún a los 70. Sé de dos personas intersexuales, que tienen mi condición, y murieron de SIDA.*

*Nota: Existe poca o nula información sobre personas intersexuales y SIDA.

El verlos morir, e ir a los hospicios… fue durante la administración de Reagan, quien ni siquiera mencionaba al SIDA por su nombre.

Hemos tocado los temas del SIDA y la mayoría de edad en momentos diferentes, sintiéndonos cómodos con el género y la sexualidad. Las personas intersexuales tienen que lidiar aparte con ese componente de sexo. ¿Te identificas como no binario en tu sexo y/o género?

Aún estoy tratando de averiguar lo que significa no binario para mí.

Puede ser que simplemente signifique que no es hombre ni mujer. Significa “otro”. Y el ser legalmente reconocido como otro es algo bueno. Prefiero que eso “otro” sea no binario, pero siento que me gusta que esté en los documentos de identidad, cuando preguntan si eres mujer u hombre, deberían tener una opción que diga “otro” y después un espacio en blanco donde se pueda escribir.

Es un poco tonto, la semana pasada tuve que comprar un boleto de avión, y me preguntaban: ¿género: hombre o mujer? ¿Por qué?

Sí, ¡¿por qué?! Lo extraño es, con la casilla de género legal, todos nuestros documentos dicen “sexo”. Y sexo y género son totalmente diferentes.

Exactamente. No creo que eso lo sepa el público en general. Pienso que estamos progresanto poco a poco, y tú estás a la delantera de eso.

Como persona intersexual, esa supresión es muy común, ¿verdad? Los doctores, al actuar rápidamente con cosas como cirugías u hormonas, están tomando la decisión de borrar o corregir a las personas intersexuales. Ellos rápidamente nos encasillan como “hombre” o “mujer”.

Así es.

Cambiar las casillas de género en los documentos legales, podría ser un paso para combatir la supresión de la intersexualidad y de las identidades no binarias.

Bueno, pienso que todxs nosotrxs tenemos muchas diferentes identidades. Pensé que era tu sexo el que tenías que cambiar legalmente, pero ese campo, en algunos documentos, de hecho es llamado incorrectamente género. El género es una construcción social. Para el gobierno, género y sexo son intercambiables.

No tienes que ser intersexual para identificarte legalmente con un género no binario. No todas pas personas intersexuales son no binarias. Cualquiera que se identifique como no binario puede hacerlo, mientras el juez conceda la petición. Tienes que pagar $450 [dólares] al tribunal. Al mismo tiempo puedes cambiar tu nombre por el mismo precio.

Toby Adams es el abogado con el que he estado trabajando desde 2011. Le dije a Toby que mi pasaporte necesitaba ser renovado en 2012. Ese año vino y se fue. Desafortunadamente, tuve que seleccionar la casilla de “hombre”. Hice que mi psiquiatra y mi doctor, escribieran cartas pidiendo al Departamento de Estado que cambiara mis documentos a intersexual. Pero lo hacía al revés, ya que no sabía que es tu género el que cambias legalmente, no tu sexo.

Tu petición fue concedida sin una fecha para ir al tribunal. ¡Felicitaciones! Sé que originalmente habías planeado organizar un mitin después de que el tribunal te diera una fecha.

¡Ya he elegido mi atuendo y todo! Tengo unos preciosos pantalones de pana roja. Tengo una camiseta verde que usaré debajo de una camisa negra de manga larga, y tengo unos tirantes de arcoíris para enganchar a mis pantalones. Tengo una mascada musulmana negra que compré en línea, y mi amiga Mani Bruce Mitchell me dio una bufanda. Quiero llevar una parte de ella cuando vaya ahí. Dependiendo del clima, estaba pensando en conseguir una especie de sombrero con una pequeña pluma en el (risas). Y tengo que llevar mi bastón conmigo. Mi equilibrio no anda bien.

Creo que los noquearás.

Eso espero. Si me lo conceden, lo que haré es abrir mi camisa negra y mostrar una camiseta que diga: “no binario”, y que tenga una bandera arcoíris arriba de eso.

Posiblemente, San Francisco sea el mejor lugar para hacer algo como esto.

¡Esa es una cita directa de lo que dijo Hida Viloria en Intersexion! He estado haciendo activismo intersexual por 20 años. Es difícil de creer.

Es muy importante. Tenía 15 años cuando descubrí que soy intersexual. Afortunadamente, tenía internet, así que pude buscar a personas en Google e inmediatamente hice conexión. Mi primera conferencia de un grupo de apoyo fue en Chicago cuando tenía 15 años, fui enseguida. A pesar de seguir a Pidgeon Pagonis y Georgiann Davis – quienes son dos de las voces más importantes aquí en Chicago – realmente nunca supe que estudiar acerca del activismo intersexual. ¿Quién estaba haciendo esa clase de trabajo antes? ¿Cuál es la historia del activismo intersexual en Norteamérica?

…la primera pregunta que tengo en este sentido es: ¿Cómo fuiste de descubrir esta parte de ti mismo, a querer convertirte en activista? ¿Sentiste que tenías una responsabilidad? ¿Fue una transición difícil de hacer?

¡No! Fue muy poderoso. De hecho, tenía un ensayo en mi interior que quería expresar, y fui capaz de expresarlo. Lo llamé “Atrapado en el medio: Un Ensayo sobre Intersexualidad”. Al principio se publicó en la revista Crysalis, junto con muchos otros escritos. Fue para personas con “identidades transgresivas”.

¿Sabes quién es la Dra. Alice Dreger? Ella quería que varias personas intersexuales escribieran sus historias, para publicarlas en un libro. Complete mi historia y la envié con dos fotografías: una mía desnudo de la cintura para arriba, antes de la terapia de testosterona, y otra de 20 años después. No creerías que es la misma persona. La mayoría de las personas no puede creerlo.

Concuerdo en el tema de sentirse empoderado al querer compartir esta experiencia, siento que la transición al activismo no fue difícil. Puede ser que ahora sea más fácil con internet.

Hida Viloria y yo, hemos codirigido un grupo de apoyo intersexual por dos años. Llegan muchas personas transgénero.* No puedo ser la policía del género. Solo puedo dejarme llevar por lo que la gente me dice.

*Nota: Algunas personas intersexuales también son transgénero. Algunas personas transgénero pueden buscar información para ver si son intersexuales (o incluso asegurar que son intersexuales, aunque no lo sean), debido a que, desafortunadamente, la sociedad cree que una base biológica con variación es más “válida”. interACT espera ver un mundo donde todos los tipos de sexo y diversidad de género sean aceptados.

¿Así que tú también te identificas como no binario?

¡Así es!

¡Qué bueno es conocerte!

¡Qué bueno es conocerte! (risas)

David Strachan 2

Para mí también es algo muy nuevo. Siempre me sentí orgullosx y fui abiertx acerca de ser intersexual, pero pienso que siempre hubo una disforia, un sentimiento de estar atrapadx en el medio. Puede ser que esto sea similar a lo que tú describiste. Siempre me sentí como Peter Pan: esta persona eternamente atrapada en el medio. No había escuchado el término hasta hace cerca de un año. Al venir aquí a San Francisco, fue realmente donde comencé a aprender sobre el término y comencé a pensar acerca de lo que significaba. Me di cuenta: “Oh dios mío, pienso que eso podría ser lo mejor para mí también”.

¡Felicitaciones! Es un lugar maravilloso para estar.

¡Gracias! Tengo muchxs amigxs no binarixs, la mayoría de lxs cuales no son intersexuales, pero algunxs sí. En mi experiencia ha sido una especie de división –  puede ser que una división generacional. Que algunas personas vean la intersexualidad como una identidad, y piensen que debería ser parte de lo LGBT, que debemos ser activistas y luchar por esto. Algunas personas quieren ser más discretas acerca de esto – por ejemplo: “esto es una parte de mí, no define quien soy, soy una mujer u hombre normal”.

Bueno, eso es seguro. Y es el motivo por el que generalmente me visto de la manera que lo hago, debido a que mido 2.13 metros.

Nuevamente, como mencioné, San Francisco es el mejor escenario. Pero la seguridad es una preocupación para cualquiera que quiera auto expresarse.

Mi amiga Mani Mitchell, de Nueva Zelanda, nació hermafrodita – así fue como la llamaron. Ella quería que cambiaran su certificado de nacimiento, pero dijo que al viajar tanto como lo hace, esto sería muy peligroso. Gracias a dios por San Francisco.

Doné la mayoría de mis archivos intersexuales al Centro Hormel LGBTQIA. Hay un libro que Mani y yo nombramos: “Amarillo para los hermafroditas”. He sacado video de todo mi trabajo de activismo, porque siento que esto necesita ser archivado. “Amarillo para los hermafroditas” fue la historia de Mani, el título de la película. Un álbum que doné el pasado enero, tiene mucha información acerca de la historia intersexual. Son 134 páginas.

Una de las preguntas más importantes: ¿Qué consejo le darías a las jóvenes personas intersexuales? En particular a aquellas que quieren hacer activismo.

Bueno, pienso que interACT es un lugar genial para comenzar. Ojalá que interACT se desarrolle en diferentes comunidades.

También para ser feliz contigo mismx y cuidar de ti mismx. Honra a tu ser interior. Honra esa chispa interior que realmente eres, que todxs somos.

Respeta tus límites. Siempre le digo a las personas que no se sobrecarguen. Y siente tus emociones. Es realmente importante el sentir tus emociones: si estás feliz, triste, enojado, ¡sácalo de tu cuerpo! No lo guardes en tu interior, porque te enfermará. Lo digo como un anciano intersexual… (risas).

Pienso que son cosas que las personas aprenden con el tiempo: como estar más en contacto con tu cuerpo y tus emociones. Aprendiendo lo que necesitas cuidar de ti, y encontrando a tu gente.

En el área de la bahía de San Francisco, conozco a siete personas con Klinefelter. La mayoría de las personas creen que somo existen estos cromosomas sexuales o esos, y que estos solo pertenecen a este sexo o a ese sexo, y ¡eso no es verdad!

¿Dirías que las personas con Klinefelter no suelen identificarse como intersexuales?

Algunos no.

Todxs nosotrxs tenemos nuestras diferentes identidades, como nos sentimos con nosotrxs mismxs y con nuestros cuerpos. “Intersexual” es una palabra que simplemente resonó conmigo cuando la escuché, y ahora no binario… ¡eso también es algo emocionante para mí! Soy no binario en mi sexo y también en mi género.

¡Para mí también es una bocanada de aire fresco!

¡Siiiii! (risas) Mi esposo Peter y yo, fuimos parte de un grupo llamado The Guardian Group. Ayudamos a personas LGBTI del Medio Oriente, Rusia, África, quienes están tratando de escapar de la persecución. Lo hacemos porque tenemos un hogar, y la mayoría de las personas en San Francisco si son afortunados tienen un dormitorio.

Es una época extraña para estar en San Francisco. Como alguien que ha vivido aquí por mucho tiempo, ¿cómo te sientes acerca de todo lo que ha estado sucediendo en la ciudad?

Estoy abrumado por todos los edificios. Las empresas van y vienen. Siento como si hubiera vivido en cinco diferentes San Franciscos en los 37 años que he estado aquí.

Los primeros años que estuve aquí, simplemente la pasé bien. Conocí a mi amor en 1978. Y entonces esta cosa del SIDA me golpeó, lo cual era aterrador en los años 80. Descubrí en 1986 que era positivo. Las drogas que salvan vidas salieron en 1996. ActUP y muchos grupos de SIDA, gays y lesbianas, estaban luchando con las compañías farmacéuticas y con el gobierno, con todo tipo de protestas. Una vez bloquearon el puente Golden Gate, acostándose en la calle. Una vez interrumpieron la ópera de San Francisco. Era algo serio lo que estaban haciendo.

Yo no participé en eso porque aún estaba trabajando. Tenía mi negocio. Siempre fui una persona hogareña. Pero ahora mis articulaciones me duelen, tengo artritis en la cadera, mis muñecas duelen, ¡pero aún estoy aquí!

Me alegra que estés aquí.

También me alegra que estés aquí. Muchas gracias por reunirte conmigo.

¡Fue un placer! Cerraré mencionando lo que dice en tu tarjeta de presentación.

Es acerca de lo alto que soy: “2.13 metros en zapatos”. Y en la parte inferior dice: “por favor haga una donación a:

interACT

The Intersex & Genderqueer Recognition Project,

Intersex Awareness New Zealand.

Luego está mi nombre:

“David Cameron Strachan

Activista, escritor y pacificador.”

** El proceso para cambiar legalmente de género o sexo en los documentos emitidos por el gobierno de los EUA es complicado, y varía con base en la edad, género, historia previa y ubicación de alguien. El primer paso puede ser una petición ante el tribunal para recibir una orden judicial. Esta orden judicial es el combustible para que una persona vaya a las agencias gubernamentales individuales (por ejemplo: la oficina de seguridad social), a cambiar documentos individuales tales como pasaporte o licencia de manejo. The Intersex & Genderqueer Recognition Project (Proyecto para el reconocimiento intersexual & genderqueer), ofrece asesoramiento sobre los pasos a seguir dependiendo del caso.