Archivo de etiquetas| Padres de niñxs intersex

Tu hijo(a): intersexualidad para padres. Por OII Australia

Tu hijo(a): intersexualidad para padres

Por OII Australia

Traducción: Laura Inter del artículo ”Your child: intersex for parents” de OII Australia

Fuente: https://oii.org.au/parents/

niño

Esperamos que esta página te sea de ayuda si tienes un nuevo bebé, o si estás planeando embarazarte, o si recientemente descubriste que tu hijo(a) tiene una variación intersexual, algunas veces llamada “Trastorno del Desarrollo Sexual” o “DSD” (por sus siglas en inglés).

La diversidad corporal es natural

Está bien sentir incertidumbre o preocupación por el futuro, estos son sentimientos que todos los padres comparten. Con tu amor y apoyo, tu hijo(a) será tan capaz como cualquiera de crecer y ser feliz, saludable y exitoso(a).

Al igual que cualquier niño(a), los(as) niños(as) intersexuales, pueden crecer e identificarse de maneras inesperadas. Lo que más importa es que ames y aceptes a tu hijo(a).

La diversidad corporal es normal y natural; toda clase de personas viven felices con diferentes tipos de cuerpos y genitales. No recomendamos tomar decisiones basadas en demandas de actuar rápidamente, o para aliviar tu propia ansiedad.

Los tratamientos de “normalización” quirúrgica y hormonal, refuerzan el estigma y la vergüenza, en lugar de abordarlos. Las intervenciones quirúrgicas cosméticas, pueden ser realizadas para solucionar problemas inmediatos en relación a la apariencia, pero no existe evidencia de que tales intervenciones tengan beneficios. Se sabe que tienen consecuencias perjudiciales en la intimidad y función sexual posteriormente en la vida.

Es poco probable que las cirugías creen normalidad física. Las gonadectomias crean la necesidad de un tratamiento hormonal de por vida; las cirugías, en especial las genitales, siempre dañan el tejido nervioso. Más cirugías pueden llegar a ser necesarias cuando el/la niño(a) crezca – este es un riesgo en particular con las cirugías de hipospadias y con las vaginoplastías, pero también puede suceder con otras cirugías genitales.

Creemos que los(as) niños(as) deberían crecer y ser libres de poder tomar sus propias decisiones acerca de los cambios irreversibles a sus cuerpos.

La vergüenza y el secreto crean resultados que no son saludables para tu hijo(a) y para toda tu familia. La honestidad y la apertura, son los mejores regalos que tu familia puede compartir. Si las características de tu hijo(a) son presentadas de una manera sencilla y práctica, entonces tu hijo(a) las entenderá de esta manera.

Anunciando el nacimiento

Frecuentemente, lo primero que las personas pueden preguntar es si tu hijo(a) es un niño o una niña, y esto puede ser aterrador su aún no cuentas con información clara. Está bien posponer el anuncio hasta que estés listo.

Una estrategia que puedes usar es poner a tu hijo(a) un nombre de género neutro – un nombre utilizado tanto para niños como para niñas. Existen muchos nombres geniales de género neutro.

Es posible diferir cualquier pregunta más detallada con una simple declaración como: “nuestro bebé nació a las 6:20 esta mañana”, “damos la bienvenida al nuevo miembro de nuestra familia: [nombre]” y “¡estamos orgullosos de dar la bienvenida a [nombre] a nuestra familia!”

Algunos posibles escenarios podrían implicar el revelar un diagnóstico o una prueba, pero ten en mente que estos pueden “sacar a la luz” la situación de tu hijo(a): “vamos a nombrar a nuestro bebé [nombre], y tiene [diagnóstico]”, “mi hijo(a) está saludable y tiene una variación intersexual”, o “mi bebé está saludable y feliz, pero necesitamos descubrir más para poder decidir con que sexo le criaremos”.

Es posible descubrir el sexo de crianza que sea más viable, basándonos en consejos cuando tu hijo(a) aun es un bebé. En este escenario no es necesario revelar más información personal, a menos que el sexo asignado cambie.

Más acerca de este video en Naciones Unidas por la Visibilidad Intersex

Eligiendo un sexo

En la sociedad en la que vivimos, lo apropiado es asignar a tu hijo(a) como hombre o como mujer. Elige el que parezca ser más predominante, basándote en la información disponible. La asignación de sexo en realidad no requiere tratamiento quirúrgico u hormonal.

Reconoce que, como cualquier niño(a), esta asignación podría cambiar en el futuro. Más importante aún, no te sientas presionado a tomar decisiones rápidamente. Reúne información, contacta con organizaciones de apoyo dirigidas por personas intersexuales.

Adolescencia

La pubertad significa que los cuerpos cambian, y los diagnósticos de una variación intersexual pueden suceder en la pubertad o durante la adolescencia. Los mismos problemas que surgen con las cirugías genitales infantiles, también pueden pasar con las intervenciones médicas durante la adolescencia. Esto puede incluir intervenciones basadas en la presunta identidad de género. Las investigaciones publicadas en 2016, han mostrado altas tasas de abandono escolar debido, en parte, al impacto de las intervenciones médicas durante la pubertad.

Creemos que las intervenciones quirúrgicas y hormonales necesitan contar con evidencia, y ser justificadas cuidadosamente, basadas en los intereses a largo plazo del receptor. Los(as) adolescentes necesitan estar completamente involucrados en la toma de decisiones, y tener acceso a grupos de apoyo de personas con variaciones intersexuales, para permitirles una buena toma de decisiones.

Mi hijo(a) tuvo cirugía, pero…

Es común que los padres nos busquen cuando algo inesperado sucede: la cirugía no funcionó como se esperaba, o tu hijo(a) creció y adoptó una identidad de género diferente a la que originalmente se esperaba.

Sabemos que puede ser difícil tomar decisiones, y puede haber mucha presión para actuar rápidamente, sin buena información sobre las consecuencias a largo plazo. El apoyo que ofrecemos [las organizaciones intersexuales] es restringido, porque dependemos de voluntarios, pero estamos felices de hacer todo lo posible para ayudar – sin juzgar – sin importar la historia de tu hijo(a).

¿Qué tipos de diagnósticos existen?

Existen muchos tipos diferentes de cuerpos intersexuales y características sexuales. Nos hemos encontrado con niños(as) y adultos con: cromosomas XXY o Síndrome de Klinefelter, síndrome de insensibilidad a los andróginos (SIA), deficiencia de 5 alfa reductasa, mosaicismo, hipospadias, síndrome de Turner (X0), síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH), micro-pene, genitales ambiguos, hiperplasia suprarrenal congénita (HSC), clitoromegalia, hiperandrogenismo, y muchos más.

Compartimos en común algunas experiencias de crecer con cuerpos que no encajan en las normas estereotípicas para las mujeres o para los hombres, y también tenemos muchas diferencias entre nosotros(as). Tenemos muchas formas diferentes de entender nuestros cuerpos, nuestros sexos y géneros; podemos preferir muchas palabras diferentes para describir nuestras características sexuales, y eso está bien.

Algunas veces podemos tener necesidades específicas asociadas a un diagnóstico. La HSC pudiera necesitar atención médica inmediata para controlar cuestiones adrenales. El síndrome de Klinefelter y de Turner pueden estar asociados a cuestiones específicas del desarrollo, que pueden necesitar apoyo. Algunas veces, estas situaciones pueden ser abrumadoras, y en otras ocasiones pueden parecer exageradas. Algunas personas pueden pasar toda una vida son ser diagnosticadas. El contacto con otras personas con diagnósticos similares puede hacer una gran diferencia.

El futuro

Las personas intersexuales llevan vidas felices y satisfactorias, y son activas en todos los ámbitos de la vida. Existimos, y también nuestras familias.

Nuestra sociedad está cambiando, está aceptando más las diferentes formas de ser hombre o mujer, y está aceptando más a las personas que nos entendemos a nosotros(as) mismos(as) de maneras diferentes. Existen desafíos para todos(as) nosotros(as), pero el futuro parece prometedor.

Recursos

Naciones Unidas por la Visibilidad Intersex

La historia del bebé M por Minna Burges

Carta a los padres de niñas* con Hiperplasia Suprarrenal Congénita y “genitales ambiguos” por Brújula Intersexual

CARTA DE UNA MADRE DE UNA PERSONA INTERSEXUAL CON HSC (Hiperplasia Suprarrenal Congénita) por Brújula Intersexual

Primum non nocere (o sobre lo irreversible)

Documental: La ciencia del género – Intersexuales 2012

Documental: Mi aventura Intersexual (Orchids: My intersex Adventure) 2010

Libro: El Chico de Oro de Abigail Tarttelin

La difícil situación de lxs niñxs intersexuales. Por John Chigitti

La difícil situación de lxs niñxs intersexuales

Por John Chigitti

Traducción al español: Laura Inter, del artículo “The plight of the intersex child” de John Chigitti

Fuente: http://www.the-star.co.ke/news/2016/09/14/the-plight-of-the-intersex-child_c1419560

nino

Algunos padres aceptan a su hijx tal cual es.

Después de Sudáfrica, Kenia ha tomado la delantera a muchos países africanos en lo que se refiere a abrir la conversación acerca de la intersexualidad, y todos debemos proteger y promover los derechos de las personas intersexuales según los artículos 3 y 20 de la Constitución.

Cada vez que nace un niñx intersexual, es obvio que la familia pueda verse preocupada y afectada, ya que surgen una serie de cuestiones legales y sociales. Los padres tienen que lidiar con preguntas como el nombre, el sexo y el futuro del niñx intersexual. Algunos padres aceptan al niñx tal cual es. Otros tratan a estxs niñxs como una maldición y/o como un “bebé tabú”, y los abandonan o matan a niñxs inocentes. Otros los mantienen ocultos, y otros optan por llevarlos al hospital donde los someten a cirugías que los hacen ajustarse al género masculino o femenino.

En todo este tiempo, lx niñx inocente no tiene la capacidad de apreciar que está sucediendo. Es un tiempo muy difícil para la familia.

La Ley para las Personas Privadas de su Libertad (2014) de Kenia, establece que el término “intersexual” se refiere a una persona que un médico a certificado que tiene órganos reproductivos tanto masculinos como femeninos, aunque esta definición es extremadamente vaga y superficial, ofrece reconocimiento legal de los miembros de nuestra sociedad que son intersexuales, independientemente de si cuentan con la ciudadanía o no.

**Definición de Intersexualidad

Sin embargo, La Ley de los Niños de Kenia, no cuenta con una definición de niñxs intersexuales. No obstante la Ley define quien es un(a) niño(a) y el equivalente a la responsabilidad parental. Afortunadamente, la Ley no hace ninguna distinción en lo que se refiere a los(as) niños(as). Todos(as) los(as) niños(as) son iguales. Entonces, debemos dar por sentado que lxs niñxs intersexuales forman parte de los(as) niños(as) que deben beneficiarse de las disposiciones de la Ley, ya que son seres humanos.

La sección 4 de la Ley, establece el principio del mejor interés del niño(a). Sin duda alguna, este incluye al niñx intersexual.

En su artículo 53, la Constitución establece el principio del mejor interés del niño(a), y específicamente ofrece el derecho a la privacidad para todos(as) los(as) niños(as). Se da por sentado que se incluye a lxs niñxs intersexuales.

Lxs niñxs cuentan con una serie de derechos que incluyen el derecho a la privacidad, y a la integridad y autonomía corporal. Por otro lado, los padres tienen derechos sobre lxs niñxs, y se supone que deben tomar decisiones por el niñx. ¿Dónde se llegan a encontrar estos dos derechos aparentemente contrarios? ¿Cómo se supone que deben ejercer la responsabilidad parental los padres y tutores de lxs niñxs intersexuales? ¿Qué alcance pueden llegar a tener estos sin que se violen los derechos de lxs niñxs intersexuales? El abordaje de la dinámica jurídica es muy diferente cuando lidiamos con niñxs que se encuentran en categorías como la intersexualidad.

Debemos empezar a hacer preguntas como:

Si lxs niñxs intersex tienen o no derecho a protección especial.

Si se necesita o no que se recolecte información sobre lxs niñxs intersexuales.

Si se necesitan o no llevar a cabo cirugías correctivas.

Si necesitamos o no directrices especiales para regir los procedimientos médicos que se realizan en niñxs intersexuales cuando existe una emergencia médica.

No tenemos idea de cuantos niñxs intersexuales hay en Kenia. Necesitamos información para poder ofrecer protección a estxs niñxs.

Lxs niñxs que nacen intersexuales, están expuestos a cirugías correctivas innecesarias con el pretexto de “corregir” sus genitales. ¿Necesitamos someter a estos niñxs al bisturí? La sociedad, los padres y los doctores, deben entender las implicaciones y consecuencias de las operaciones. ¿Están los líderes religiosos abordando el tema de lxs niñxs intersexuales? La información será el poder que nos ayudará a protegernos y a promover los derechos de estxs niñxs. Necesitamos información y legislación.

Creo que necesitamos una estructura legislativa, que dé privacidad y proteja a lxs niñxs intersexuales de las cirugías coercitivas, dolorosas e irreversibles, que de otra manera, no son nada menos que mutilación genital intersexual o circuncisión forzosa. Tal legislación, contribuiría en gran medida para garantizar que no se lleven a cabo cirugías innecesarias en niñxs inocentes, en donde actualmente no hay legislación al respecto. La ley debe asegurar que estxs niñxs disfruten igualdad, en relación a los beneficios legales, como está garantizado en el artículo 27 de la Constitución. Entonces, los padres y tutores, estarán en la posición de ejercer la responsabilidad parental de una manera que no los exponga a futuras demandas legales.

La ONU, se ha comportado de una manera más estricta con los países que están sometiendo a niñxs inocentes a estas cirugías. El gobierno chileno y el gobierno francés, recientemente estuvieron bajo el radar en este tema ante la ONU.

Al apreciar la necesidad de proteger a lxs niñxs intersexuales, los tribunales de Kenia, han abrazado la difícil situación de lxs niñxs intersexuales. En la sentencia dictada el 5 de diciembre de 2015 por el Juez Leonala, en la Petición No. 266 de 2013, “Bebé A” contra la AG y otros – www.kenyalaw.org, el juez emitió las siguientes instrucciones, entre otras:

  1. La AG debe enviar a este tribunal, dentro de los siguientes 90 días de este juicio, información relacionada al organismo, agencia o institución, responsable de recopilar y mantener la información relacionada a lxs niñxs y personas intersexuales en general.
  2. La AG, también deberá presentar un informe a este Tribunal, dentro de un plazo de 90 días, sobre la situación de un estatuto que regula el lugar de la intersexualidad como una categoría sexual, y sobre las directrices y regulaciones para las cirugías correctivas realizadas a personas intersexuales.

La Ley de Registro de Nacimientos y Muertes, no tiene un espacio para la intersexualidad. Creo que el Parlamento también ha abierto la conversación sobre los derechos de las personas intersexuales.

Vamos a participar en la conversación, mientras creamos un espacio para estxs niñxs bajo el artículo 10 y 260 de la Constitución.

Video: Conferencia – Intersexualidad con Natasha Jiménez (activista intersexual)

Video: Conferencia – Intersexualidad con Natasha Jiménez (activista intersexual)

“La minoría más invisible de todas las minorías. Comprender qué es la intersexualidad es fundamental para las organizaciones de familias en su formación y su apoyo integral.”

 

INTERSEXUALIDAD: MITOS, REALIDADES Y NECESIDADES. Por Laura Inter

INTERSEXUALIDAD: MITOS, REALIDADES Y NECESIDADES

Por Laura Inter

MITOS

escultura hermafrodita

Escultura de Hermafrodita

La mayoría de las personas no conocen el término ‘intersexualidad’, pero sí están familiarizadas con el término ‘hermafroditismo’, que como sabemos, hace referencia a un personaje de la mitología griega, a continuación compartimos brevemente su historia tomada de Wikipedia:

“Hermafrodito o Hermafrodita es un personaje de la mitología griega. Era hijo de Afrodita y de Hermes, en honor de los cuales recibió el nombre, una mezcla de los de sus padres. Pero Afrodita, al sentirse culpable de adulterio, se separó de su hijo y lo dejó en el monte Ida (Frigia) al cuidado de las ninfas del monte, por quienes fue criado.

Con el paso del tiempo, el niño se convirtió en un joven de gran belleza. Un buen día, Hermafrodito decidió salir a recorrer las tierras griegas. Yendo de camino a Caria, en Halicarnaso, el exceso de calor de aquel día soleado le hizo aproximarse a un lago para refrescarse, y se lanzó a nadar desnudo. La náyade Salmacis —o Salmácide—, espíritu de aquel lago, al notar su presencia y observar su cuerpo desnudo, sintió una atracción inmediata hacia él y no tardó en desnudarse y acercársele para tratar de conquistarlo, pero el joven se resistió.

Aun así, la ninfa no cejó en su empeño y, poco después, desde la fuente cercana a la que Hermafrodito se había acercado, Salmacis se abrazó a él fuertemente, lo arrastró al fondo y, mientras forcejeaba con él, suplicó a los dioses que no separaran sus cuerpos, diciendo: ”¡Te debates en vano, hombre cruel! ¡Dioses! Haced que nada pueda jamás separarlo de mí ni separarme de él”. Los dioses, atendiendo su súplica, le concedieron su deseo y ambos cuerpos se fusionaron para siempre en un solo ser, de doble sexo.

Además de ser un personaje de la mitología griega, el término ‘hermafroditismo’, es usado como un diagnóstico médico, pero es un término inexacto, porque se presta a muchos malentendidos, muchas personas se confunden y, como consecuencia de la historia antes compartida, piensan que son personas “con los dos sexos”, es decir, con dos sets completos de órganos reproductivos, uno masculino y uno femenino, lo cual es imposible en un ser humano. En un expediente clínico cuando dice “Hermafrodita verdadero” se refiere, por ejemplo, a personas que tienen ovotestes, es decir gónadas con tejido testicular y ovárico. Y pseudohermafrodita femenino se refiere, por ejemplo, a alguien que cuenta con cromosomas XX, ovarios, útero y demás, pero genitales externos ambiguos (o incluso puede ser que los genitales externos tengan una apariencia totalmente masculina, dependiendo de los niveles de testosterona en la sangre durante la gestación).

Debido a que esta palabra mucho tiempo fue usada por los médicos para patologizar la intersexualidad, muchas personas intersexuales la encuentran ofensiva, u otras la encuentran inexacta e incluso confusa, para describir todo lo que comprende la intersexualidad. Pero no todas, algunas la re-significaron y la adoptan como identidad.

Incluso hubo una lucha de apropiación de la palabra ‘hermafrodita’. En los inicios del movimiento intersexual, algunas personas intentaron re-significar esta palabra, apropiándosela y tomándola como una identidad y una bandera de lucha, para que no fuera vista como una condición médica, porque la intersexualidad en sí misma, no es una enfermedad. Al respecto, existe un texto muy interesante sobre los inicios del movimiento intersexual, escrito por la activista intersexual Morgan Holmes para el proyecto Intersex Day (o Día de la Intersexualidad), que en uno de sus párrafos dice:

“Durante 2 años, la ISNA estuvo enviando un boletín informativo titulado “Hermaphrodites with Attitude” – Hermafroditas con Actitud – un título cáusticamente descarado, que se negó a ser arrastrado bajo la vergüenza, ya que se podía encontrar el término “hermafrodita” o “pseudo-hermafrodita” en todos nuestros expedientes médicos. Como los fundadores de la ISNA, todos fuimos sometidos a tratamientos entre mediados de la década de 1950 y principios de la década de 1970, cuando persistía en el lenguaje el uso de varias etiquetas con el término ‘hermafrodita’.”

Cabe señalar que la Intersexualidad no solo incluye a personas que nacen con una anatomía reproductiva o sexual que parece contar con características masculinas y femeninas al mismo tiempo, sino también puede referirse, por ejemplo, a alguien con cromosomas XX y características femeninas, pero que haya nacido con una variación corporal conocida como síndrome de Mayer-Rokitansky-Kter-Hauser, o agenesia vaginal (nacen sin un sistema reproductivo interno), como es el caso de Shon Klose. Así que, el término ‘hermafrodita’, aparte de crear confusión, tampoco alcanza a cubrir todo lo que comprende la intersexualidad.

REALIDADES

Pidgeon 03

Lo intersex es hermoso. Por Pidgeon Pagonis -activista intersexual –

Existe un gran desconocimiento sobre qué es la intersexualidad. Con frecuencia se piensa que solo se trata de una identidad de género o una preferencia sexual. No es así. La intersexualidad tampoco es un “tercer sexo biológico”, debido a que no solo existe una única corporalidad intersexual y, por este motivo, el decir que es un “tercer sexo” puede llegar a ser confuso e inexacto. Existen muchas configuraciones corporales que pueden ser contempladas bajo el término paraguas: “intersexualidad”.

También es importante señalar que, contrario a lo que muchas personas se imaginan, un amplio porcentaje de personas intersexuales se definen a sí mismas como mujeres o como hombres, en ocasiones como mujeres intersexuales o como hombres intersexuales y también hay quienes prefieren autodefinirse en una tercera categoría, es decir en un género no binario (lo cual puede ocurrir a cualquier persona, tenga o no una corporalidad intersexual). Aunque la intersexualidad puede adoptarse como una identidad, esto no siempre ocurre así. Recordemos lo que dijo Morgan Carpenter, activista intersexual australiano, en su artículo ‘Curar’ la intersexualidad es perjudicial y común:

“Uno se los problemas fundamentales de Derechos Humanos para las personas intersexuales, no es la existencia de géneros binarios, sino lo que se hace médicamente para hacer que nos adecuemos a esas normas.”

La ONU, en su Ficha de Datos sobre INTERSEX, define a las personas intersexuales de la siguiente manera:

“Las personas intersex nacen con caracteres sexuales (como los genitales, las gónadas y los patrones cromosómicos) que no se corresponden con las típicas nociones binarias sobre los cuerpos masculinos o femeninos.

Intersex es un término que se utiliza para describir una amplia gama de variaciones naturales del cuerpo. En algunos casos, los rasgos intersex son visibles al nacer, mientras que en otros no se manifiestan hasta la pubertad. Algunas variaciones cromosómicas de las personas intersex pueden no ser físicamente visibles en absoluto.

Según expertos, entre un 0,05% y un 1,7% de la población nace con rasgos intersex; el porcentaje que representa el umbral superior es similar al número de personas pelirrojas.

Ser intersex está relacionado con las características biológicas del sexo y no tiene que ver con la orientación sexual o la identidad de género de las personas. Una persona intersex puede ser heterosexual, gay, lesbiana, bisexual o asexual, y puede identificarse como mujer, hombre, ambos o ninguna de las dos cosas.”

Así que, si definimos la intersexualidad básicamente como una variación en las formas y la composición corporal, podemos afirmar que en sí misma la intersexualidad no es una patología. Una persona intersexual puede nacer, por ejemplo, con genitales ambiguos y estar totalmente sana. También ocurre que estas variaciones corporales se pueden asociar a condiciones que requieren atención médica específica debido, por ejemplo, a desequilibrios metabólicos. Cabe aclarar que todas las formas corporales, sean típicamente femeninas, masculinas o cualquiera de las variaciones corporales, de acuerdo a su anatomía, tienen cierta tendencia a complicaciones de salud. Por lo tanto, tener un cuerpo típicamente de mujer, de hombre o intersexual, no acarrea de manera inmediata condiciones de enfermedad o de salud. Así que, es adecuado decir que la intersexualidad es una variación natural en el ser humano.

PROBLEMAS Y NECESIDADES

med intersex

Nuestros cuerpos intersexuales no son el problema, su medicalización sí lo es.

La comunidad intersexual en México enfrenta los mismos problemas que la mayoría de las personas intersexuales enfrentan en otros lugares  del mundo, pero con algunas particularidades, los enumeramos a continuación:

  1. El protocolo de atención médica a personas con variaciones intersexuales incluye también prácticas mutiladoras y ‘normalizadoras’ tales como cirugías genitales, tratamientos psicológicos y otros tratamientos que no son médicamente necesarios, en personas intersexuales menores de edad y sin su consentimiento informado, frecuentes revisiones a las formas genitales en presencia de varios médicos; procedimientos quirúrgicos y hormonales para adaptar las formas genitales a los estándares establecidos; alteración irreversible de tejidos y órganos sanos; continuas fotografías del cuerpo o de partes de éste sin el consentimiento de la persona; extracción de gónadas sin indicios de enfermedad; secuelas de insensibilidad genital o infecciones recurrentes, esterilización, entre otros. Estas intervenciones se realizan desde que las personas acuden o son llevadas al médico, es decir, se practican en bebés de pocos meses, niñas, niños, adolescentes y jóvenes. El proyecto Brújula Intersexual inició en 2013 y desde entonces se ha comenzado a abrir la discusión acerca del derecho a la integridad corporal, autonomía física y auto-determinación que deben tener las personas intersexuales.
  2. Al igual que en otros lugares del mundo en los centros médicos se adoptó la nueva nomenclatura de 2006 “Trastornos del Desarrollo Sexual” o DSD –por sus siglas en inglés. Muchos médicos han optado por decirle a los padres de bebés con cromosomas XX e Hiperplasia Suprarrenal Congénita, que nacen con características sexuales atípicas, que sus hijas no son intersexuales, con el objetivo de que los padres no busquen en internet el término “intersexual” y no se encuentren con información relacionada a los activistas intersexuales. El desconocimiento sobre lo que es la intersexualidad, y la forma patologizante en la que los médicos le presentan esta situación a los padres, influye para que estos se angustien y tomen decisiones apresuradas, accediendo a los tratamientos que les propongan los médicos. Cabe señalar que, siendo México un país con grandes desigualdades económicas y sociales, los médicos tratan a las personas que acuden a los servicios de salud de acuerdo a su estatus social y económico. A los padres de niñxs intersexuales que tienen un estatus económico o social bajo y acuden a los servicios de salud, es común que no se les informe sobre la variación intersexual de su hijx, o que la información sea parcial, o simplemente se les digan mentiras, e incluso se les realicen procedimientos quirúrgicos y otros tratamientos médicos sin informarle a los padres lo que le están realizando a su hijx exactamente. En Brújula Intersexual tenemos espacios en los que los padres pueden entrar y despejar sus dudas acerca de variaciones intersexuales específicas, en particular sobre la Hiperplasia Suprarrenal Congénita, ya que según lo que hemos podido percibir, es la variación intersexual más común en México.
  3. En la mayoría de los estados de la República Mexicana, los trámites para cambio de sexo o género en los documentos oficiales son laboriosos y muy tardados, el sexo o el género no deberían ser categorías jurídicamente relevantes, sin embargo éstas continúan apareciendo en los certificados de nacimiento y los documentos de identificación oficiales. La excepción es la Ciudad de México, en donde a partir de la reforma de ley de 2014, el cambio de sexo / género ya puede solicitarse como un trámite administrativo.
  4. México es un país con grandes desigualdades, un índice elevado de pobreza extrema y un sistema de salud deficiente, y muchas de las personas con corporalidades intersexuales, a diferencia de los países del norte, no han sido intervenidas en el hospital y conservan su integridad corporal. Esta situación no ha implicado automáticamente la sensación de bienestar. Las variaciones corporales despiertan la crueldad social, el desagrado y la burla. Muchas personas intersexuales pueden ser sometidas a discriminación y violencia cuando en su entorno se conoce su variación intersexual. La violencia puede surgir en su entorno familiar o con su pareja, quienes pueden obligarlos u hostigarlos para que, si no han sido sometidos aún a intervenciones “normalizadoras”, se sometan a ellas; también hemos encontrado casos de discriminación en las escuelas o en los lugares de trabajo. Todo esto puede hacer que una persona intersexual que no ha sido intervenida quirúrgicamente —y que en otras circunstancias hubiera decidido conservar su cuerpo intacto con sus rasgos intersexuales— se vea obligada o presionada a someterse a intervenciones quirúrgicas irreversibles que les puedan causar problemas de salud. Es frecuente que quienes se operan bajo estas condiciones después se arrepientan debido a los problemas asociados a las intervenciones, además de que se percatan que esto no soluciona el problema del estigma, la discriminación y la violencia social. Aunque estas intervenciones están destinadas a “solucionar”, solo acarrean más conflictos y problemas a la vida de muchas personas intersexuales. Creemos que esta violencia y discriminación surge de la ignorancia, de la falta de información, y que la solución no es modificar y mutilar los cuerpos sanos, sino educar las mentes de las personas que discriminan a todo aquel que no se adecúa a las normas de género. El camino es generar una conciencia en torno a cuestiones intersexuales y a los derechos de las personas intersexuales en el contexto de la sociedad en general, en Brújula Intersexual informamos a las personas, intentamos llegar al mayor número de personas posible para que la información se difunda y terminar con este ambiente de ignorancia y desinformación.
  5. En México es evidente la falta de espacios en donde se pueda proporcionar apoyo e información, no patologizante, a las personas intersexuales y sus familias. Brújula Intersexual es uno de los poquísimos espacios de este tipo en los que se brinda información en español, y se genera un espacio de comunidad para que las personas intersexuales puedan convivir e intercambiar experiencias. También existe la página española “Mi bebé intersexual”, cuyo eslogan es: “crecerás como tú eres, no como quieren que seas”, creada por los padres de una pequeña niña intersexual, donde comparten experiencias y ofrecen apoyo a padres de niñxs intersexuales, también se les puede contactar por Facebook.
  6. Existe una gran dificultad para que las personas intersexuales puedan tener acceso a sus propios expedientes e historias clínicas, aun cuando las solicitan los procedimientos suelen ser tardados y no siempre exitosos.
  7. Continúa existiendo una falta de reconocimiento del sufrimiento y la injusticia causada a las personas intersexuales en el pasado, y la falta de una debida compensación, reparación, acceso a la justicia y derecho a la verdad. La falta reconocimiento de que la medicalización y la estigmatización de personas intersexuales produce trauma significativo y problemas de salud.
  8. En el campo jurídico encontramos que en las legislaciones antidiscriminatorias en México, generalmente no se menciona a las personas intersexuales, y cuando se llegan a mencionar siempre es desde la ignorancia, sin una previa consulta a lo que las personas intersexuales tenemos que decir. Es frecuente que cuando se realiza una mención se haga uso de la intersexualidad como una bandera política, y no para realmente ayudar a las personas intersexuales, a las que ni siquiera se toma en cuenta o se las escucha. Con ello se produce una gran desinformación, pues se ignoran los problemas que enfrentamos las personas intersexuales. En Brújula Intersexual, hemos conocido que se han realizado intentos de reformas o  iniciativas de ley, que mencionan a las personas intersexuales y que pretenden “dar solución” a problemas que no están relacionados con la experiencia de las personas intersexuales y que, en muchas ocasiones, más que beneficiar a la comunidad intersexual la pueden perjudicar.

Cabe mencionar que, desde hace unos años, gracias al trabajo de varias organizaciones y activistas intersexuales, organismos internacionales están comenzando a prestar atención a las violaciones de Derechos Humanos cometidas contra las personas intersexuales, por ejemplo, recientemente el Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos declaró:

“Muy pocos de nosotros estamos conscientes de las violaciones específicas de derechos humanos que enfrentan millones de personas intersexuales. Debido a que sus cuerpos no se ajustan a las definiciones típicas de masculino o femenino, lxs niñxs y adultos intersexuales, son frecuentemente sometidos a esterilización forzada y otras cirugías innecesarias e irreversibles, y sufren discriminación en las escuelas, lugares de trabajo y otros entornos. Planeamos una reunión de expertos para identificar las medidas que los Estados y otros pueden tomar para terminar con estos abusos.”

A partir de esta reunión, la ONU emitió una Ficha de Datos sobre INTERSEX, en ella se incluye la definición antes compartida, información general sobre el tema y algunas recomendaciones a los Estados e incluso a los medios de comunicación.

Aún hace falta mucho camino por recorrer, para que los derechos de las personas intersexuales sean reconocidos, respetados y protegidos, pero cada uno de nosotrxs podemos poner nuestro granito de arena, no hace falta que te involucres totalmente en el activismo intersexual, ni que seas una persona intersexual para hacer algo, hay muchas cosas que puedes hacer para apoyar a las personas intersexuales, en el siguiente artículo del activista intersexual Cary Gabriel Costello, puedes encontrar varias recomendaciones: Asesoramiento Para ser un Aliado de las Personas Intersexuales

Video: Lxs niñxs intersexuales y la asignación sexual por parte de la institución médica ¿de quién es el derecho de elegir?. Mika Venhola (Cirujano Pediatra) y Kitty Anderson (Intersex Iceland)

Video: Lxs niñxs intersexuales y la asignación sexual por parte de la institución médica ¿de quién es el derecho de elegir?

Testimonios de: Kitty Anderson (Intersex Iceland) y Mika Venhola (Cirujano Pediatra)

Traducción de Laura Inter del video “Frontline Dispatches: Intersex Children And Medical Sex Assignment – Whose Right To Choose?” en el que participa Kitty Anderson (Intersex Iceland) y Mika Venhola (Cirujano Pediatra).

TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL Y TRANSCRIPCIÓN DEL VIDEO:

Lxs niñxs intersexuales y la asignación sexual por parte de la institución médica ¿de quién es el derecho de elegir?

Kitty Anderson (Intersex Iceland) = KA

Mika Venhola (Cirujano Pediatra) = MV

KA: He atravesado la menopausia cerca de 30 veces, debido a malos manejos en mi tratamiento hormonal [por parte del sistema médico]. Soy una profesional, puedo dar consejos a cualquiera. Tengo fibromialgia, que es algo común en mi familia, pero al parecer a nadie le da fibromialgia hasta después de la menopausia y, bueno… he atravesado la menopausia cerca de 30 veces. Esto es peor para las personas que están a mí alrededor. Hay alguien cercano a mí que tiene 19 años y tiene osteopenia, y también es debido a un mal manejo en su tratamiento hormonal. Alguien que tiene 19 años no debería tener huesos frágiles.

Niñxs intersexuales…

KA: Unx de cada 1500 o 2000 niñxs es sometido a algún tipo de intervención quirúrgica debido a que poseen diferencias visibles. Sin embargo, un reciente estudio alemán muestra que una de cada 200 personas, es intersexual. Así que, eso significa que aproximadamente el 10 por ciento de nuestra comunidad, se enfrenta a intervenciones quirúrgicas en la niñez. El resto de nosotrxs no, aunque pueden enfrentar tratamientos quirúrgicos u hormonales más tarde en su vida.

Asignación sexual médica…

MV: Estas cirugías pueden implicar que tengamos que eliminar partes del cuerpo del niñx, que este pueda querer tener cuando crezca. Y, por otra parte, puede ser que no asignemos el género correcto, y que hagamos hecho cirugías “reconstructivas”, que le hagamos hecho algo al cuerpo, y que cuando el niñx crezca, piense que estas partes [reconstruidas] son totalmente erróneas para él o ella, y que esta fue una decisión equivocada.

¿De quién es el derecho a decidir?

KA: Personalmente, en mi vida, debido a que fui sometida a cirugía cuando tenía 3 meses de edad, el impacto fue que hicieron que dependiera de una terapia de reemplazo hormonal por el resto de mi vida. También me negaron las hormonas que hubiera producido mi cuerpo de manera natural.

Mi pasaporte dice que soy una mujer, además me veo como una mujer, por lo tanto, pensaron que debería tener estrógeno. Aunque hubiera preferido la testosterona, al igual que algunas personas que comparten mi biología y la usan. Pero en mi contexto no me fue dada una opción.

Desde el frente de derechos humanos…

MV: Algunas veces, cuando has sido sometido a cirugía genital y sientes excitación sexual, el tejido cicatricial causa mucho dolor. Así que no es solo insensibilidad, sino dolor, y a veces hay dolor con solo pensar acerca de sexo, o al excitarse sexualmente. Y, no hay posibilidad de saber qué tipo de preferencia sexual sentirá lx niñx cuando crezca. Así que, la idea de que tenemos que construir genitales que le permitirán al niñx tener un cierto tipo de práctica sexual tradicional y heterosexual, debería ser decisión del niñx cuando crezca. Así que, existe la fuerte posibilidad de que al construirle una vagina a una pequeña niña, ella después en su vida piense: “No necesito una vagina, me siento como un hombre, y pienso que esto que me hicieron fue algo terrible para mí.”

KA: Esto tuvo un efecto muy traumatizante en mi relación con mi madre, ya que mi madre, básicamente me dijo que hubiera sido muy traumático para mí el descubrirlo cuando era niña. Así que mantuvo el secreto hasta que cumplí los 12 o 13 años de edad y ella ya no podía seguir manteniendo el secreto por más tiempo, debido a que tenía que comenzar con la terapia hormonal para inducir la pubertad. Y eso fue horrible. Teníamos una maravillosa relación antes de eso, y esto la destruyó, nos tomó años el superarlo. Actualmente, nuevamente tenemos una maravillosa relación, y la razón principal de que tengamos esta relación maravillosa nuevamente es que cuando tenía 15 años de edad nació mi prima, quien también es intersexual, y fue un cambio completo, ya que mi madre se había dado cuenta que lo que se me hizo no estuvo bien, y que el ocultarme esto estuvo mal… así que, tengo una prima que ahora tiene 19 años de edad, que siempre ha sabido la verdad, y a la edad de 10 años, se paró enfrente de su clase y compartió esta información con sus compañeros, tiene un punto de vista completamente diferente de estas cuestiones. Para ella nunca ha habido secretos, nunca se le ha ocultado nada, nunca ha habido nada de lo que sienta que debe avergonzarse. Ese factor de que mi madre pudiera entender que fue lo que estuvo mal, y cambiar su punto de vista y hacer lo correcto, o contribuir a hacer lo correcto, fue lo que hizo que restauró nuestra relación.

MV: Me entrenaron para… estaba trabajando en un hospital universitario, como miembro de un equipo, de un equipo especial, que tiene que ver con el diagnóstico y tratamiento de genitales ambiguos o intersexuales. Fui entrenado para realizar estas cirugías, y tu maestro te enseña y tú solo haces lo que él dice, y entonces esto hace que la tradición continúe. Cuando estaba realizando mi primera cirugía de reducción de clítoris, tuve un fuerte sentimiento de que “Ok, estoy haciendo algo que no debería, que no me han dado permiso de hacer, esto es una violación de derechos humanos.” Estaba haciendo algo a un bebé, algo que pudiera tener consecuencias terribles, y había muchas posibilidades de algo saliera muy mal.

KA: Viendo hacia atrás a mi niñez, hubo ciertas cosas [experiencias] con las que no sé qué hacer. Fui criada parcialmente en Islandia y parcialmente en Escocia, en el Reino Unido vi como la sociedad está basada en el género [binario], y eso fue muy extraño para mí, no podía entender el porqué los niños de mi clase podían hacer algo y era aceptable, y para mí que era una niña no, o viceversa, simplemente no tenía sentido… y he escuchado a muchas personas intersexuales mencionar esto, que no se sentían cómodxs, que cuando eran niñxs no entendían estas diferencias basadas en el género. Pero, también he hablado con muchas personas que no son conscientes de estas situaciones hasta que las escuchan de alguien.

MV: ¿Lo correcto es intervenir el cuerpo, o lo correcto es intervenir a la sociedad? Por ejemplo, intervenir el ambiente en las escuelas o con los compañeros, o cosas como esa.

KA: A mi madre se le dijo que yo no sería capaz de entender hasta que fuera más grande, y que escuchar algo como esto, sería muy difícil para mí a una edad tan temprana. Este fue el consejo de los doctores en esa época, era el protocolo que se seguía, no le decías a lxs niñxs cosas como esta acerca de sí mismxs.

MV: Si comienzas a intervenir el cuerpo, será irreversible, será algo que conlleve complicaciones. Si comenzamos interviniendo el cuerpo, antes de que siquiera estemos conscientes del género del niñx, o antes de que estemos conscientes del tipo de orientación sexual tendrá lx niñx, sin duda será más probable que nos equivoquemos.

KA: Me quebranté completamente. Mi confianza desapareció, ya no confiaba en ninguno de los adultos a mí alrededor. Comencé a cuestionarme a mí misma. Tenía 12 o 13 años, eran mis años de adolescencia, cuando quieres encajar en la sociedad, quieres ser parte de tu círculo social y ser como todos los demás. Así que descubrir a esa edad que eres diferente, que necesitarás ver a especialistas, que necesitarás tomar hormonas, que tu cuerpo no atravesará la pubertad de la misma manera que tus amigas… es traumático. Me cuestioné a mí misma, presté atención a la forma en la que me comportaba y la cuestioné, me observaba en el espejo y pensaba: “Ok, ¿se me nota algo?” y… bueno … es la peor edad para decirle a alguien algo como esto. Y me tomó prácticamente dos años superarlo, que fue cuando mi prima nació. No fue solo “superarlo”, lo que realmente sucedió, es que no fui capaz de tomar todos estos sentimientos [negativos] que tenía sobre mí misma, y transferirlos a ella [que era como yo], realmente era algo que no tenía sentido, no podía relacionar estos sentimientos y pensamientos con ella. Y… en esos momentos me llamaba a mí misma: ‘monstruo’, y mi madre simplemente me miró y dijo: “Esta bien, siéntete libre de llamarte como quieras, pero entonces tu prima también sería un monstruo”, y entonces entendí, tenía una conexión con alguien que era como yo, y se me hizo más fácil lidiar con esto.

MV: Está bien elegir un género, pero por otra parte está mal realizar cirugía estética a un menor de edad, a unx niñx, está mal construir un cuerpo de acuerdo a ese género, de acuerdo a lo que pensamos que deberían ser las características sexuales físicas de ese género.

KA: En realidad, no estoy enojada como antes, ya no. Aunque algunas veces me enojo, especialmente cuando estoy leyendo algo como documentos de investigaciones o algo por el estilo… y, bueno si me enojo, pero no siento el fuego de la ira en mi interior, simplemente no vale la pena sentir ese tipo de emociones, no me lleva a ningún lado.

“Es urgente poner fin a los tratamientos y cirugías, médicamente innecesarios, en individuos intersexuales, y que son realizados sin su consentimiento.” Nils Muiznieks, comisionado para los Derechos Humanos.

KA: Así que, ¿qué se necesita cambiar? Primero, se necesitan detener las cirugías médicamente innecesarias en niñxs, que simplemente son realizadas para “normalizar” sus características sexuales. No podemos seguir en este ‘círculo vicioso’ de: “vamos a mejorar las técnicas [quirúrgicas] y entonces funcionará”, la historia nos muestra que NO. Necesitamos incrementar, inmediatamente, el apoyo psicológico a padres y niñxs, y a jóvenes en particular. Las investigaciones nos están demostrando que un gran porcentaje de los padres, no están recibiendo el apoyo psicológico que necesitan, y las investigaciones también están demostrando que un gran porcentaje de los padres, ni siquiera entienden la biología de sus hijxs lo suficiente como para tomar decisiones informadas. Los padres necesitan aceptar a sus hijxs, no ocultarles secretos, no ocultarles cosas de sí mismxs, ya que esto los acabará lastimando. Sean abiertos con sus hijxs, amen a sus hijxs, acepten a sus hijxs por quienes son.

Entre líneas. Por Michelle Pucci

Entre líneas

Por Michelle Pucci

Traducción de Laura Inter del artículo Between the Lines de Michelle Pucci

Fuente: http://thelinknewspaper.ca/article/between-the-lines

Entre lineas

Imagen: Elizabeth Xu

El Centro de Activismo para el Género – Centre for Gender Advocacy – incluye al Grupo de Apoyo Intersexual, Desafía los Marcadores de Género y el Tratamiento a personas Intersexuales

El 21 de febrero, cuatro personas se reunieron por primera vez para discutir cómo es ser intersexual.

“El problema es que, algunas personas intersexuales piensan que están solas en la vida, que no existen otras personas que sean intersexuales,” dijo Hélène Beaupré, integrante del Centro de Activismo para el Género. “Fue la oportunidad para darme cuenta de que, ‘wow, no estoy sola.”

La campaña de la organización, establecida en Concordia, para el género y los derechos sexuales, presentó la primera reunión para un grupo de apoyo intersexual, que se espera se convierta en una reunión mensual.

“Muchas personas intersexuales, ni siquiera saben que son intersexuales,” dijo Gabrielle Bouchard, coordinador de apoyo entre compañeros y activismo trans en el centro. “Esta oculto, existen mentiras, frecuentemente es presentado como un error de la naturaleza.”

Janik Bastien-Charlebois nació intersexual, pero no entendía en que consistía hasta que accedió a someterse a las cirugías a la edad de 17 años,  cirugías que harían que sus genitales se vieran “más femeninos:”

Bastien-Charlebois, que usa pronombres de género neutro, creció con un clítoris “hipertrofiado” – la palabra médica para un clítoris alargado o un pene pequeño -, lo que describe en un ensayo personal publicado en The Montreal Gazette. Aunque su madre rechazó la sugerencia del doctor para la cirugía cuando Bastien-Charlebois era una niña, siguieron visitando a los doctores cada año o cada dos años para ver cómo se iban “desarrollando” sus genitales.

Pero más que nada, nadie le habló acerca de crecer siendo intersexual.

Dependiendo de la definición que encuentres de la palabra, uno de cada 1,000 o 2,000 niñxs es intersexual. Algunas diferencias aparecen hasta alcanzar la pubertad. Otras aparecen en una de cada 200 personas.

Ahora unx profesorx en sociología en la UQAM, y unx residente frecuente de Alemania, Bastien-Charlebois describe que tan agresivas eran estas visitas, y continúan siéndolo para otrxs niñxs intersexuales. Los doctores tocan el clítoris del niñx o el pene para probar la “sensibilidad,” algo que Bastien-Charlebois llama violencia sexual.

“No tenemos control de las decisiones que tienen que ver con nuestros cuerpos.”

Sin saber el número de niñxs que han sido sometidos a cirugía, Bastien-Charlebois fue capaz de atrasar la suya, hasta que a los 17 años sintió presión para aceptar esta operación, de la que nunca se podría liberar cuando se convirtió en adulto.

“Es difícil establecer un número exacto acerca de cuantas personas escapan a las cirugías no consensuales que son realizadas poco después del nacimiento,” dijo Bastien-Charlebois. La mayoría de los nacimientos son en hospitales. Esto da a los doctores fácil acceso a los cuerpos intersexuales, añadió.

Lxs niñxs que son sometidos a cirugía, o son diagnosticados con un trastorno del desarrollo sexual, frecuentemente son desalentados a hablar acerca de sus cuerpos diferentes. Estos diagnósticos incluyen diferencias en la anatomía sexual, variaciones en el tamaño del pene, clítoris, escroto, labios vaginales, gónadas u órganos reproductivos internos. Algunas personas también tienen una producción hormonal o cromosomas atípicos que combinan, desvían o desafían la dicotomía de mujer-XX u hombre-XY. Algunxs jóvenes intersexuales son tratados con hormonas, los padres puede ser que no entiendan las consecuencias de las operaciones que pudieran conducir a esterilización y a una vida entera de cirugías.

“El sistema médico quiere ‘invisibilizar’ a estas personas y estandarizarlas,” dijo Beaupré.

Las cirugías genitales pueden conducir a cicatrices, pérdida de sensibilidad y funcionalidad, dolor y algunas veces se requiere de varias cirugías de seguimiento en niñxs que son muy pequeñxs. En la cima de las dificultades de salud, mentales y físicas, el tratamiento puede crear desafíos en la construcción de relaciones humanas.

“[Los doctores] van a decir que las técnicas han mejorado, pero nosotrxs somos lxs únicxs que podemos llegar a establecer una conclusión final respecto a esto,” dijo Bastien-Charlebois. “Lo que ellos se niegan a escuchar de nosotrxs es que el principio del consentimiento es crucial.

El someternos a intervenciones no consensuales es una violación de nuestra integridad.”

No existen servicios que ofrezcan apoyo psicosocial debidamente adaptado a las personas intersexuales, dijo Bastien-Charlebois. Los efectos físicos y trauma que sigue a las cirugías lo hace difícil de organizar.

“Es realmente difícil, especialmente para la posición en la que se encuentran las personas intersexuales, el mismo tipo de tratamiento a través del cual la medicina nos trata es muy difícil que sea político,” dijo Bastien-Charlebois. Las organizaciones intersexuales y el activismo se ha dado en un nivel nacional e internacional, pero en gran medida está ausente en las comunidades locales.

La década pasada vio como surgieron declaraciones clave, por parte de los grupos de derechos humanos, acerca de la importancia de la autodeterminación y derechos intersexuales.

En 2013, el Relator Especial de la ONU sobre la Tortura condenó las cirugías no consensuales, las cuales frecuentemente esterilizan, estigmatizan y reducen la calidad de vida de las personas intersexuales. En este informe, El Relator Especial Juan E. Méndez, llamó a los países a poner fin y a derogar las leyes que permitan “las cirugías ‘normalizadoras’ genitales, esterilización involuntaria, experimentación no ética, revisiones médicas innecesarias, ‘terapias reparativas’ o ‘terapias de conversión,’” sin consentimiento.

En Canadá, existe una ley bajo el código penal que permite la mutilación genital, bajo la sección 268 que cubre el asalto agravado. La excepción permite a los profesionales médicos tener el derecho de “ejecutar, infibular o mutilar” con el propósito de asegurar que alguien tenga “funciones reproductivas normales, apariencia sexual normal, o función sexual normal.”

El único país en el mundo occidental en prohibir las cirugías no consensuales es Malta, que aprobó una ley en abril del año pasado que prohíbe los tratamientos no consensuales en niñxs intersexuales.

Australia aprobó la Enmienda de Ley sobre Discriminación Sexual (Orientación Sexual, Identidad de Género y Estado Intersexual) en 2013, la cual incluye a la intersexualidad como un estado al cual está prohibido discriminar.

Establecido en Concordia, el Centro de Activismo para el Género – que se encarga de defender cuestiones relacionadas con la identidad de género – junto con dos padres trans, están llevando a la luz pública estas cuestiones. En una demanda denunciando los requerimientos de los marcadores de género en los documentos provinciales, los demandantes sostienen que al quitar estos requerimientos se beneficiará a los jóvenes trans, a quienes no son ciudadanos, a los padres trans, y a los jóvenes intersexuales.

“Estamos pidiendo que las personas tengan una opción,” dijo el abogado Audrey Boctor, quien es socio de Irving Mitchell Kalichman y está representando al Centro de Activismo para el Género y a los dos padres. “Estamos pidiendo que las personas tengan una opción.”

El entendimiento de que este caso judicial requiere del reconocimiento de la decisión que hizo la Asamblea Nacional en el verano de 2015.

Stéphanie Vallée, Ministra de Justicia de Quebec, junto con un comité de los miembros de la Asamblea Nacional, modificó las reglas que rigen los marcadores de género, haciendo posible para las personas trans, o para quienes de identifican de manera diferente al género que les fue asignado al nacer, el poder modificar ciertos documentos provinciales.

Las regulaciones en sí mismas fueron el último paso para implementar un proyecto de ley, aprobado en 2013, que permite a las personas trans cambiar su género sin necesidad de someterse a cirugía de reasignación, las cuales, frecuentemente, son difíciles de obtener en Quebec, y son costosas y peligrosas si son realizadas en otros países.

Dado que las regulaciones entraron en vigor en otoño, ha habido 250 peticiones para cambio de designación de sexo, de acuerdo con Boctor.

“Creo que esto demuestra el por qué esto es importante,” dijo. “Necesitamos actuar, necesitamos seguir adelante, no podemos solo esperar a que algo pase. La experiencia ha demostrado que esto toma muchísimo tiempo y, mientras tanto, esto está teniendo un serio impacto en la salud de las personas.”

La demanda en curso tiene por objeto la extensión de estas regulaciones para menores de edad y para personas que no sean ciudadanos, que en la actualidad están siendo excluidas de la posibilidad de cambiar sus marcadores de género. Los padres y madres que realizan la transición después del nacimiento de sus hijxs, también son incapaces de cambiar el identificador en los certificados de nacimiento, que los identifica como “padre” o “madre” basándose en el marcador de género con el que estuvieran identificados, en el momento del nacimiento de su hijx.

En este momento, los demandantes están esperando al fiscal general de Quebec para presentar sus informes de expertos, antes de que esto pueda ir a juicio, de acuerdo a Boctor. A principios de marzo el fiscal general presentó una moción para solicitar más tiempo para entregar su informe. El documento se espera para el 4 de abril, pero puede retrasarse hasta julio.

“Vamos a impugnar la moción,” dijo Boctor. “Para nuestros clientes no es un caso civil ordinario, donde los retrasos sean una cuestión de costo o algo por el estilo. Esto es crucial, existen personas esperando para que estas reglas cambien.”

Si la demanda es exitosa y se eliminan los marcadores de género proscritos, los activistas como Bouchard creen que el número de cirugías para personas intersexuales va a disminuir, ya que los doctores no tienen porque tomar decisiones acerca del género del niñx, o su función sexual, cuando su cuerpo está fuera de la norma. No existe operación o requerimientos de las formas genitales para elegir un marcador de género, dijo Beaupré.

“Obviamente esta no es la solución, pero creemos que es parte de la solución,” dijo Bouchard. “No existirá la presión de tener que decidir si es un niño o una niña.”

Pero Bastien-Charlebois dijo que aunque ganar la demanda será una victoria para las personas que son trans, esto no ayudará a lxs niñxs que son intersexuales.

“Existen aspectos en los que hay similitudes en nuestras experiencias, pero no son lo mismo,” dijo. “La discriminación que estamos enfrentando no tiene que ver con nuestro género, tiene que ver con nuestros cuerpos.”

La nueva reunión del grupo de apoyo, tendrá lugar el 17 de abril en el Centro de Activismo para el Género – Centre for Gender Advocacy -.

Cinco cosas que puedes hacer por tu hijx intersexual. Por Georgiann Davis

Cinco cosas que puedes hacer por tu hijx intersexual

Por Georgiann Davis

Traducción de Laura Inter del artículo “Five Things You Can Do For Your Intersex Child” de Georgiann Davis

Fuente: http://theparentsproject.com/five-things-you-can-do-for-your-intersex-child/

mamá hija

Nací con Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos completo, un rasgo intersexual que no me fue descubierto hasta la adolescencia. En el exterior soy mujer, lo que significa que nací con una vagina, así que mis padres no tenían motivos, o forma, de saber que era intersexual. Era una adolescente cuando los doctores descubrieron, debido a un evento que no estaba relacionado, que tenía cromosomas XY, testículos internos, y una vagina con una terminación “ciega”.

Cuando los doctores le dijeron a mis padres que yo era intersexual, también los instruyeron para que me mantuvieran el diagnóstico en secreto, con el objetivo de proteger el desarrollo de mi identidad de género. Mis padres se dejaron llevar por la recomendación del doctor, y unos pocos años después de mi diagnóstico, cuando los doctores determinaron que mis pechos estaban lo suficientemente desarrollados y poseía una altura razonable para una mujer, mis testículos fueron eliminados. Al momento de la cirugía, no sabía que el cirujano estaba eliminando mis testículos, porque ni siquiera sabía que los tenía.

Dada mi experiencia como persona intersexual, activista, y socióloga que estudia la intersexualidad, ofrezco a continuación una lista de cinco cosas que espero hagas por tu hijx intersexual:

  1. Sé honesto y abierto

Al seguir las órdenes de los doctores, mis padres nunca me dijeron la verdad acerca de mi diagnóstico. No supe que era intersexual hasta que era adulta y conseguí mi expediente médico. Conozco a demasiadas personas intersexuales a las que, al igual que yo, les fueron dichas mentiras o nunca se les informó acerca de su diagnóstico. Esto simplemente no es aceptable, porque cuando un niñx descubre su diagnóstico, es probable que se sienta traicionadx, enojadx, y engañadx. También puede ser que se sienta obligado a continuar ocultando cosas que le fueron dichas, inclusive después de haber descubierto la verdad. Después de que descubrí que era intersexual, en un principio no me sentí cómoda compartiendo el diagnostico con nadie – ni siquiera con mis amigos más cercanos. Pensaba que si mi familia me había mentido, la intersexualidad debía ser algo tan increíblemente vergonzoso, que mi secreto nunca debería de ser compartido.

En lugar de esto, explica a tu hijx que la intersexualidad es una variación natural y normal del cuerpo. Tu hijx debe saber que los órganos reproductores internos y los genitales externos, pueden ser de todas las formas y tamaños. Ayuda a tu hijx a entender que los genitales no determinan el género. El solo hecho de que alguien tenga una vagina, no significa que será femenina o que se identificará como mujer – el sexo y el género son complicados y diferentes uno del otro.

  1. Busca un tipo diferente de información

Como lo discuto en mi libro, Contesting Intersex: The Dubious Diagnosis – Discutiendo la Intersexualidad: El diagnóstico dudoso – (2015, NYU Press), los padres de niñxs intersexuales no necesitan más información médica – tuvieron suficiente de esta información de los proveedores médicos quienes, de manera problemática, enmarcan la intersexualidad como una emergencia médica. Los insto a buscar un tipo diferente de información, el tipo de información que viene de establecer una conexión con la comunidad intersexual, especialmente con otros padres y adultos intersexuales. Puedes comenzar por entrar al Grupo de Apoyo AIS-DSD. [o en español a Mi bebé intersexual (dirigido por padres de niñxs intersexuales) o escribir a Brújula Intersexual o al correo electrónico intersexualmexico@gmail.com]

Por favor, se consciente de que no estás navegando en terrenos desconocidos. Generaciones anteriores de padres ya han allanado el camino para tener relaciones familiares positivas y comprensivas, al tomar en serio el consejo de personas intersexuales adultas. Los insto a seguir estos caminos ya trabajados y a trabajar en mejorarlos, a medida que vayan cambiando las necesidades, para las futuras generaciones de personas intersexuales.

  1. Respeta la autonomía de tu hijx

Mientras seas el tutor legal de tu hijx, por favor respeta la autonomía de tu hijx y abstente de consentir intervenciones médicamente innecesarias e irreversibles – también llamadas “cirugías de normalización”, en las que los que los genitales y órganos internos son eliminados y/o modificados, con la finalidad de que el cuerpo sea alineado con el género asignado. Todxs – incluyendo lxs niñxs – merecen el derecho de poder tomar sus propias decisiones acerca de las cirugías cosméticas, y precisamente es por ese motivo que las cirugías “normalizadoras” son el trasfondo de todas las mentiras y engaños médicos. Si un adulto intersexual elige someterse a cirugía de normalización por cualquier motivo, esa es su decisión y debe ser respetada. Pero hasta que lxs niñxs sean lo suficientemente maduros como para tomar sus propias decisiones autónomas acerca del cuidado de su salud, no deberías dar tu consentimiento para que realicen intervenciones médicamente innecesarias e irreversibles en nombre de tu hijx intersexual.

Por favor no te preocupes de que la variación intersexual de tu hijx interfiera con la formación de la identidad de género de tu hijx. Como expliqué con anterioridad, el sexo y el género, son construcciones sociales que no se correlacionan perfectamente. La apariencia de los genitales de tu hijx, no afectará su género. Algunos niños intersexuales crecerán para seguir las expectativas tradicionales del género masculino, y algunos no. Lo mismo sucede con las niñas intersexuales. Lo que necesitas hacer es permitir que el género de tu hijx evolucione por el camino que tenga que ser. Muchos niñxs, independientemente de su variación intersexual, desafían el binarismo de género. Existen niños a los que les gustan más las cosas femeninas, niñas a las que les gustan más las cosas masculinas, y aquellxs que son de género fluido. Estos comportamientos y preferencias deberían ser recompensados, ya que estxs niñxs están desafiando valientemente las restricciones del género.

  1. Celebra los diferentes tipos de familias

Uno de los mayores desafíos a los que muchas personas intersexuales se enfrentan – aunque ciertamente no todas – es la incapacidad de reproducirse [puede interesarte el artículo Fertilidad Intersexual]. Esto puede cambiar a medida que avanza la tecnología médica, pero aun así, te insto a que celebres los diferentes tipos de familias con tu hijx intersexual.

Puedes comenzar dejándole saber a tu hijx, sea intersexual o no, que las personas tienen todo tipo de familias. Por supuesto, algunas personas intersexuales eligen tener una pareja, casarse y criar hijxs, a través de la adopción o de otras maneras, pero otras eligen vivir sus vidas sin criar hijxs. Algunas personas forman una familia con sus amigos cercanos, mientras otras ven a los amigos de cuatro patas como quienes les aportan compañía o como su familia. Estos son solo algunos pocos ejemplos de los muchos tipos de familias diferentes que existen.

Tu hijx, al igual que todxs nosotrxs, será constantemente bombardeadx con imágenes de la familia tradicional – mamá, papá, e hijxs biológicos – por programas de TV, libros, maestros, y más. Es muy importante que tu desafíes estas imágenes, exponiendo a tu hijx a diferentes configuraciones familiares. Presenta a tu hijx libros que sean inclusivos, que incluyan configuraciones familiares, identidades de género, etc. que no sean tradicionales. Uno de mis libros favoritos es And Tango Makes Three – una historia acerca de dos pingüinos machos que crían a un pequeño pingüino. Pregunté a mis amigos y colegas por sugerencias y me ofrecieron muchas, incluyendo The Paper Bag Princess, Morris Micklewhite and the Tangerine Dress, Call Me Tree, Is That for a Boy or a Girl?, Love Is the Hair, Are you a Boy or a Girl?, y None of the Above.

  1. Escucha las necesidades de tu hijx

La intersexualidad es solo un aspecto de la vida de tu hijx. Puede ser algo que necesite que le ayudes a atravesar, o puede ser que sea la menor de sus preocupaciones. Puede ser que sea víctima de bullying en la escuela por razones completamente ajenas a sus rasgos intersexuales, y necesite tu ayuda para atravesar eso. Puede ser que tenga problemas en la clase de matemáticas. Puede ser que se caiga y se tuerza el tobillo en la práctica de futbol soccer. Sus necesidades van a variar a través de su vida, y pueden incluso variar en el mismo día. Lo que es importante es que siempre escuches sus necesidades y hagas lo que puedas para ayudarlo, apoyarlo, y amarlo a través de su vida.

Todos los padres quieren que sus hijxs crezcan teniendo vidas felices y saludables, y lo que he aprendido en mi investigación es que los padres de niñxs intersexuales no son diferentes. Sin embargo, a ellos les preocupa que el rasgo intersexual de su hijx, haga la vida de su hijx mucho más complicada. Me imagino que te sientes igual. Dado que los doctores frecuentemente enmarcan la intersexualidad como una emergencia, aunado a las preocupaciones de los padres de que su hijx intersexual no tenga una vida normal, los padres históricamente han dado su consentimiento a estas “cirugías de normalización”, lo que muchas veces conduce a trauma y sufrimiento en el camino.

Pero si estableces una conexión con adultos intersexuales, aprenderás que la intersexualidad no tiene que interferir con la vida de alguien. Muchas de las personas intersexuales tienen vidas felices y saludables, y tienen todo tipo de profesiones y configuraciones familiares.

La intersexualidad no es el problema. Lo que es un problema son los procedimientos de normalización que dañan a las personas intersexuales. El escalpelo no puede “reparar” a lxs niñxs intersexuales, porque lxs niñxs intersexuales no están rotos. Si le preguntas a las previas generaciones de padres de niñxs intersexuales, que es lo que desearían haber hecho cuando sus hijxs eran pequeñxs, creo que aprenderías que la mayoría de los padres desearían no haber dado su consentimiento a las intervenciones médicamente innecesarias. Te insto a que respetes la autonomía de tu hijx, y le permitas decidir por sí mismo si es que quiere someterse a cirugías médicamente innecesarias e irreversibles. Tengo la seguridad de que tu hijx intersexual va a recompensarte ese apoyo con amor.

***

Georgiann Davis es profesora asistente de sociología en la Universidad de Nevada, en Las Vegas, EUA. Ha escrito numerosos artículos sobre intersexualidad en varios sitios que van desde Ms. Magazine hasta el American Journal of Bioethics. En su libro, Contesting Intersex: The Dubious Diagnosis (2015, NYU Press), Davis explora como es que la intersexualidad es definida, experimentada, y discutida en la sociedad contemporánea de EUA. Puedes leer más acerca de su trabajo en www.georgianndavis.com. Síguela en twitter @georgiann_davis

***