Archivo de etiquetas| trans

Personas trans aparentando ser intersexuales (y el daño que hacen a los derechos intersexuales). Por Stop.genitalmutilation.org

Personas trans aparentando ser intersexuales (y el daño que hacen a los derechos intersexuales)

Por Stop.genitalmutilation.org

Traducción: Laura Inter del artículo “Trans persons posing as intersex (and the damage they do to intersex rights)” de Stop.genitalmutilation.org

Fuente: http://stop.genitalmutilation.org/post/Intersex-Posers

mascara.jpg

Las personas trans que aseguran ser intersexuales por comodidad y beneficio personal, y el daño a corto y largo plazo que están infligiendo a los grupos intersexuales de autoayuda y al movimiento intersexual de derechos humanos, es un problema que tiene mucho tiempo y es doloroso, y a menudo es ignorado o trivializado incluso por algunas personas intersexuales y sus organizaciones (en mi experiencia, por quienes no fueron sometidxs a Mutilación Genital Intersexual cuando eran niñxs).

Un artículo de 2012 de Peggy Cadet & Marc D. Feldman, “Pretense of a Paradox: Factitious Intersex Conditions on the Internet” (La pretensión de una paradoja: Condiciones intersexuales facticias en internet), en la Revista Internacional de Salud Sexual (Vol 24, No. 2, p. 91-96, tandoline, academia) captura muy bien este problema – adivinen porqué este artículo en su mayoría es “pasado por alto” y rara vez citado…

Para quienes no tienen libre acceso al artículo-paywall, aquí hay algunos de los fragmentos más destacados (p. 94):

“Durante 15 años de involucrarse en los grupos de apoyo intersexuales, la primera autora [de este artículo], frecuentemente pudo observar los muy perjudiciales efectos de lxs farsantes intersexuales en los grupos de apoyo y en la información que se ofrece a personas intersexuales reales. [Lxs farsantes intersexuales], frecuentemente informan tener condiciones extremadamente raras o que no existen, y/o informan acerca de sus prolongados e infructuosos intentos de obtener un diagnóstico. Son falsxs, pero a menudo dramáticos, sus historias desinforman y frecuentemente obtienen una atención desproporcionada. Utilizan el tiempo y el esfuerzo de las personas que buscan ayudar a otrxs, frecuentemente haciéndoles realizar una inversión emocional significativa, y luego dejándoles desilucionados. Otrxs, buscando ayuda e información, se vuelven desconfiadxs después de darse cuenta que han sido engañadxs. El resultado final es que los servicios de apoyo mutuo, potencialmente valiosos, dejan de estar disponibles”.

“La desinformación difundida por los farsantes intersexuales, no solo es dañina a corto plazo para sus contactos inmediatos, sino también – cuando se incorpora a fuentes de información tales como libros, documentales en video, y charlas personales – la desinformación influye a largo plazo en los protocolos de tratamiento para las personas intersexuales. Los investigadores en psicología y disciplinas similares, deberían estar conscientes de que la información que viene de personas que aparentan ser intersexuales es fabricada y engañosa”.

 “Las personas con condiciones intersexuales falsas, a menudo reclaman la autoridad de poseer experiencia en cuestiones intersexuales, y utilizan sus supuestas condiciones como una credencial, pero luego deshonestamente insisten en que verificar la credencial de alguien sería una invasión a la privacidad. Pueden apelar a políticas y leyes relacionadas a la privacidad médica, aunque esto no impide que la paciente por sí misma comparta documentación ni que de su permiso para que sea compartida”.

¡Gracias Peggy Cadet y Marc Feldman!

Cuando los Servicios Médicos Asignan un Sexo a las Personas Trans e Intersexuales. Por Georgiann Davis

Cuando los Servicios Médicos Asignan un Sexo a las Personas Trans e Intersexuales

Por Georgiann Davis

Traducción de Laura Inter del artículo “When Medical Providers Give Sex to Trans and Intersex People” de Georgiann Davis

Fuente: https://gendersociety.wordpress.com/2016/05/27/when-medical-providers-give-sex-to-trans-and-intersex-people/

davis-photo-2

En esta publicación Georgiann Davis escribe acerca de su reciente artículo, el cuál realizó en coautoría con Jodie Dewey y Erin Murphy.

¿Qué tiene que ver mi vida con la de Caitlyn Jenner? – un exatleta olímpico que se convirtió en estrella de televisión, al hacerse famosa en todo el mundo después de haber hecho pública su transición de género.

Bueno, en primera, nuestra corporalidad sexuada tiene similitudes. Ambas desafiamos la forma de pensar estereotipada que asume que el cuerpo de todos es masculino o femenino, y que la distinción entre masculino o femenino está claramente correlacionada con nuestra identidad de género, es decir, masculino para hombres o femenino para mujeres.

En segunda, Jenner es trans, y yo soy intersexual. Y aunque lo trans y la intersexualidad son diferentes, de todas maneras frecuentemente son vinculados y confundidos debido al discurso público e, incluso, debido a algunas investigaciones académicas. Y como mi madre astutamente señaló recientemente, Jenner y yo somos de “la misma familia.”

A pesar de nuestras similitudes en la corporalidad, en nuestras experiencias de vida, y en que desafiamos al sexo binario, género y a la lógica esencialista en lo referente a la sexualidad, existe una paradoja interesante en la forma en la que somos tratados por la profesión médica. Esta paradoja es lo que inspiró a mis colegas y a mí a preguntarnos porqué y como es que los servicios de salud son rápidos para quirúrgicamente “corregir” la intersexualidad, pero responden a un ritmo mucho más lento ante las personas trans que desean servicios de transición de género. Esperamos que nuestro intento de responder estas preguntas, sea un paso crucial para un mejor entendimiento sobre cómo es que las corporalidades trans e intersexuales, son vistas de manera problemática en el ámbito médico.

Mediante un análisis comparativo de entrevistas con médicos de varias especialidades – 10 que trataron a personas intersexuales y 20 que ofrecieron sus servicios a personas trans, observamos que muchos médicos, al igual que la mayoría de la sociedad, cree en ideologías binarias acerca del sexo, género y sexualidad. Estas dicen que las personas sanas, son de manera natural hombres masculinos heterosexuales o mujeres femeninas heterosexuales. Aunque los médicos no son los únicos que sostienen estas creencias, de hecho están posicionados (debido a su especialización en lo trans y la intersexualidad) para cambiar estos estereotipos mediante la certeza y credibilidad médica. Sin embargo, debido a los resultados a los que nuestros servicios médicos nos han llevado, concluimos que es extremadamente común que los servicios médicos perpetúen, en lugar de cambiar, estas creencias erróneas y problemáticas acerca de nuestros cuerpos e identidades.

Sugerimos que los médicos, mediante los servicios que proporcionan, asignan a sus pacientes un sexo mediante la reiteración (en el caso de lo trans) o la imposición (en el caso de la intersexualidad), especialmente haciendo uso de los procedimientos quirúrgicos. Los servicios médicos tienden a acercarse a las corporalidades trans e intersexuales, desde el punto de vista de que son problemas que necesitan ser solucionados, y no variaciones humanas saludables. Ellos, ralentizan las peticiones de las personas trans para que se les otorguen los servicios para su transición, diciendo que tales peticiones a menudo son irreversibles y médicamente innecesarias, y por lo tanto, necesitan ser cuidadosos antes de actuar; mientras que son rápidos para usar sus escalpelos en el caso de las personas intersexuales, a pesar de que tales intervenciones también son irreversibles y casi siempre medicamente innecesarias. Lo que aquí es notable es que probablemente, las personas trans ya han contemplado cualquier servicio de transición solicitado, y lo han hecho mucho tiempo antes de siquiera acercarse a un servicio médico con su petición. Por otro lado, a las personas intersexuales, frecuentemente y de manera inmediata y urgente, se les somete a estos servicios médicos similares, especialmente al escalpelo, y esto cuando aún son bebés o niñxs pequeñxs, e incluso, aun cuando los activistas intersexuales durante décadas han suplicado a los servicios médicos que esperen, antes de realizar alguna intervención médicamente innecesaria e irreversible, hasta que las personas intersexuales sean lo suficientemente maduras como para tomar sus propias decisiones acerca de su cuerpo.

También nos encontramos con que muchos médicos, evalúan el éxito en sus intervenciones mediante la búsqueda de señales de que sus pacientes están viviendo vidas heteronormativas y de acuerdo a un género binario. Argumentamos que es extraño, que los médicos, acepten su papel perpetuando la creencia de que las corporalidades trans e intersexuales son problemáticas. A ellos también les gusta hablar acerca de si mismos como “facilitadores” de la atención de la salud, en lugar de “tomadores de decisiones” y “policías”, sin embargo, controlan cuando es que las personas trans pueden tener acceso a las intervenciones que están solicitando, y obligan a las personas intersexuales a someterse a procedimientos innecesarios, con la finalidad de que encajen mejor en las casillas de masculino o femenino.

Las buenas noticias son que, los servicios médicos, podrían tomar decisiones muy diferentes, y con los cambios en la nueva Prueba de Admisión para la Facultad de Medicina (PAFM), aprobada en 2012, las futuras generaciones de doctores podrían estar mejor equipadas para aproximarse a las corporalidades trans e intersexuales, como diferencias saludables en lugar de patologías. Además para probar el conocimiento en ciencias naturales, la nueva PAFM también evalúa la familiaridad que se tiene con las ciencias sociales y del comportamiento, lo cual esperamos tenga como resultado que cada vez menos médicos,  problematicen las corporalidades trans e intersexuales. En el caso de lo trans, los médicos simplemente pueden escuchar a sus pacientes y la urgencia que expresan, aceptando que los adultos trans ya han pensado lo suficiente acerca de su transición, antes de buscar asistencia médica. En el caso de la intersexualidad, los médicos podrían escuchar a las fuertes y claras críticas sobre la institución médica que vienen de la comunidad intersexual, y simplemente dejar de enmarcar a la intersexualidad como una emergencia médica que necesita ser rápidamente corregida por medio de cirugía. Si los médicos actuarán de esta manera, en lugar de actuar de la manera que hemos analizado en nuestro análisis comparativo, estarían creando un espacio acogedor y de apoyo para las personas trans e intersexuales. De este modo, los servicios médicos estarían aproximándose a sus pacientes trans e intersexuales como personas saludables que tienen el derecho de poder tomar decisiones autónomas acerca de sus cuerpos.

Georgiann Davis es profesora asistente de sociología en la Universidad de Nevada, Las Vegas. Ha escrito numerosos artículos sobre intersexualidad en varios sitios, desde la revista Ms. Magazine hasta el American Journal of Bioethics. Su libro: Contesting Intersex: The Dubious Diagnosis, está disponible en New York University Press. Puedes escucharla en esta pequeña conferencia en YouTube aquí.

Coautores del artículo: Jodie M. Dewey es profesora asociada de sociología y directora del programa de justicia criminal en la Universidad de Concordia en Chicago. Ha publicado varios artículos sobre el impacto en el proceso de la atención de la salud para los pacientes identificados como trans. Su trabajo se enfoca en la medicalización y psico-patologización en la salud transgénero. Erin L. Murphy es una investigadora independiente y graduada del programa del Doctorado en Sociología en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Su trabajo ya ha aparecido en Gender and Society, Feminist Formations, Critical Sociology, y en el Journal of Historical Sociology. Está trabajando en un libro que tentativamente se titula: Exceptions of Empire: Anti-Imperialist Protests During the Philippine-American War (Excepciones del Imperio: Protestas antiimperialistas  durante la guerra Filipino-Americana)-

Esta entrada de blog está basada en un artículo, de Gender & Society, titulado: “Giving Sex: Deconstructing Intersex and Trans Medicalization Practices” (Asignando Sexo: Deconstruyendo las Prácticas de Medicalización Intersexual y Trans). Para ver el artículo, da click aquí

Demasiadxs están muriendo: Casi fui uno de ellxs. Por Anunnaki Ray

Demasiadxs están muriendo: Casi fui uno de ellxs.

Por Anunnaki Ray

Fecha de publicación: 28 de septiembre de 2015

Traducción de Laura Inter del artículo “Too many Dying: I was Almost One of them.” de Anunnaki Ray

Fuente: http://anunnakiray.com/2015/09/28/too-many-dying-i-was-almost-one-of-them/

Alexander Den Heijer

“Cuando una flor no florece, arreglas el ambiente en el cual crece, no la flor.” Alexander Den Heijer

Demasiadxs están muriendo, y cometiendo suicidio, personas que son de género no conforme o transgénero. Casi fui uno de ellxs. Haber nacido con rasgos intersexuales, para mí, no me separa, o me protege, del horrible prejuicio y conceptos erróneos que el mundo tiene de nosotrxs, quienes somos personas de género no conforme y transgénero.

Hablo por mí, nací con rasgos intersexuales, me identifico como de género no conforme y tengo mucho en común con aquellxs que son transgénero. Las personas que tienen rasgos intersexuales se pueden identificar de muchas formas diferentes. Simplemente comparto mi propia verdad y viaje personal. Verás, me presenté en este mundo como mujer por cuarenta y seis años, es lógico pensar que iba a tener mucho en común con una persona transgénero.

Aunque nací con género masculino, y fui claro en esto desde los tres años de edad, no me prestaron atención. La terapia tenía que mostrarme que era una niña. Fui criada como mujer y mi apariencia ante este mundo era una no conforme y muy atípica. Se esperaba de mí que fuera femenina, en mi manera de vestir, de comportarme, e incluso hormonalmente los doctores se aseguraron de que fuera completamente femenina. Esta forma de hacer que fuera femenina, requería suplementación hormonal, bloqueadores de andrógenos, y medicina psiquiátrica. Después del daño físico que esto trajo a mi cuerpo, después me enteraría, que no tengo una condición psiquiátrica, y que no requiero medicamentos psiquiátricos.

Así que, por supuesto, cuando mi apariencia era femenina, mi apariencia era atípica para este mundo. Algunos me describían como teniendo un desorden del espectro del autismo, con lo que también me identifico. Es lógico pensar que una persona que fue criada con el género equivocado, tenga déficits sociales, y encaje en el espectro del autismo.

De manera personal, y como familia, hemos perdido familiares, amigos, y hemos sufrido horrible discriminación por parte de incontables profesionales médicos, así como sufrimiento personal, ataques físicos, violación, y odio puro. Las más dolorosas de esas pérdidas han sido de mi familia. Es este dolor acumulado y rechazo social, lo que conduce a sentimientos de desesperanza, desamor, falta de aceptación y suicidio.

El porcentaje de los intentos de suicidio entre adultos transgénero y de género no conforme es de un sorprendente 41%. Este número refleja solo a aquellas personas que dejaron saber al mundo que son de género no conforme o transgénero. Solo puedo imaginar que esta taza de suicidio es mucho más alta, porque no todxs nosotrxs dejamos que nuestros seres queridos sepan sobre nosotrxs, así que cuando llega la muerte, ¿cómo podrían saberlo? Si hubiera terminado con mi vida como mujer, no me hubieran agregado a esta estadística. De acuerdo con los resultados de la encuesta nacional de discriminación a personas transgénero:

Los entrevistados que experimentaron rechazo por parte de familiares y amigos, discriminación, victimización, o violencia, tienen una prevalencia en los intentos de suicidio, aquí varias situaciones [junto con el porcentaje de intentos de suicidio] de quienes:

  • Sus familias decidieron no hablar o pasar tiempo con ellxs: 57%
  • Sufrieron discriminación, victimización, o violencia en la escuela, en el trabajo, y cuando acceden a servicios de salud: Acosados o molestados en la escuela (cualquier nivel): 50-59%; Experimentaron discriminación o acoso en el trabajo: 50-59%; El doctor o proveedor de la salud se reusó a tratarlos: 60%; Sufrieron violencia física o sexual: En el trabajo: 64-65%; y en la escuela (cualquier nivel): 63-78%.
  • Sufrieron discriminación, victimización, o violencia por la policía: Falta de respeto o acoso por parte de los oficiales de policía: 57-61%; Sufrieron violencia física o sexual por parte de los oficiales de policía: 60-70%
  • Son personas sin hogar: 69%

El año pasado, cuando finalmente abracé mi verdadero género y comencé a reclamarme a mí mismo, fui consciente de la gran cantidad de suicidios. Leelah Alcorn, una hermosa chica transgénero, que terminó con su vida, fue alguien que siempre estaba en mi mente cuando contemplaba la posibilidad de terminar con mi vida. Terminaré esta publicación con sus últimas palabras a nosotrxs:

“Mi muerte tiene que significar algo, corrijan a la sociedad. Por favor.”

El video del informe de noticias acerca de su muerte, puede ser encontrado en el siguiente enlace:

Leelah Alcorn

Aquí están las últimas palabras de Leelah a nosotrxs:

Leelah

Video: Charla con Mauro Cabral – activista trans e intersex argentino

Hablemos del *
de TRANSformar la diversidad
hablemos de INTERvisibilidad interSEX
de por qué los DERECHOS
HUMANOS y no las patoLOGIAS
hablemos de NIÑAS y NIÑOS y género
de transFOBIA y sus efectos
de LEYES de identidad
charlemos con MAURO CABRAL

*Los problemas iniciales en el audio se solucionan a partir del minuto 7:00

Se trata de generar un espacio para que Mauro Cabral pueda compartir su trabajo entorno a la nominación de la diversidad sexual, la multiplicación de los pronombres de género, intersexualidad, diversidad trans, derechos humanos, patologización de la identidad de género, variabilidad de género en la infancia, reglamentación jurídica y médica de la identidad de género, transfobia y sus efectos en la vida cotidiana.

Mauro Cabral, activista trans, miembro del Consorcio Latinoamericano de Asuntos Intersex, y del Consejo Asesor Internacional de Derechos Humanos del Programa de Derechos Humanos Watch LGBT.

Sede: Museo Universitario del Chopo

CDMX 2 de marzo de 2016

mauro

Diferencias básicas entre intersexual y trans*. Por OII Australia

Diferencias básicas entre intersexual y trans*

Por OII Australia

Fecha de publicación: 3 de junio de 2011

Traducción de Laura Inter del artículo “Basic differences between intersex and trans” de OII Australia

Fuente: https://oii.org.au/18194/differences-intersex-trans/

 transin

Aquí están algunas de las diferencias generales entre las experiencias de los individuos trans e intersexuales en Australia.

La intersexualidad no es una parte del paraguas trans (como lo es transgénero o transexual) o de la diversidad de género, porque la intersexualidad no es acerca del género, o transición. La intersexualidad es acerca de diferencias físicas en las características sexuales.

La intersexualidad, lo trans, y la atracción al mismo sexo, son conceptos y cuestiones distintas, y las personas con variaciones intersexuales se enfrentan a problemas de salud y de derechos humanos distintos. El modelo médico para el tratamiento de personas intersexuales, significa que el movimiento intersexual tiene mucho en común con el movimiento sobre la discapacidad. Las personas intersexuales, y las organizaciones dirigidas por personas intersexuales, deben centrarse en trabajar sobre cuestiones intersexuales.

Reconocemos que algunas personas con variaciones intersexuales, cambian su clasificación sexual, y algunos se identifican con la comunidad trans – incluyendo a miembros y directores de OII Australia. Esto, no es más, o menos notable que cuando las personas intersexuales son lesbianas o gays. Una dificultad particular, que enfrentan muchas personas intersexuales cuando hacen la transición, es que pudieron haber sufrido tratamientos médicos involuntarios e irreversibles, para hacer que sus cuerpos tuvieran una apariencia mas parecida a su sexo asignado incorrectamente, por lo tanto, aplican gran parte de los puntos listados a continuación sobre la Intersexualidad.

 

Nota: Esta información esta basada en el contexto Australiano, y algunos puntos pueden no coincidir con la realidad de los países Latinoamericanos.

Trans / género diverso Intersexual
–          No existen ambigüedades en el sexo biológico innato.

–          El género con el que el individuo se identifica, no concuerda con el aparente sexo biológico de nacimiento.

–          Un sistema reproductivo completo y funcional, al menos previamente a cualquier proceso de transición que se haya escogido.

–          Al igual que sucede con las personas que sienten atracción al mismo sexo, las diferencias físicas pueden ser evidentes en correlación con las diferencias “sexuales cerebrales”.

–          Una experiencia voluntaria de transición, ya sea quirúrgica y/o hormonal, permanente o temporal.

–          Un gemelo idéntico de una persona trans puede o no puede ser trans.

–          Variación natural en el sexo biológico que no concuerda con las expectativas sociales de normalidad.

–          Diferencias físicas que incluyen al cuerpo en su totalidad, incluyendo diferencias en la genética, cromosomas y hormonas, y en especial la anatomía sexual.

–          Salvo en variaciones específicas como la HSC – Hiperplasia Suprarrenal Congénita – (en personas con cromosomas XX) difícilmente son capaces de reproducirse debido a las diferencias físicas en las partes reproductivas.

–          Las diferencias Intersexuales pueden estar acompañadas por otras diferencias físicas, o (en algunos casos) por diferencias cognitivas.

–          Un gemelo idéntico de una persona intersexual, también será intersexual, excepto en raros casos registrados de mosaicismo, que se extienden a la definición de ‘idéntico’.

–          Básica comprensión del público en general sobre la transición entre géneros.

–          Alguna protección de derechos humanos.

–          Pueden cambiar su documentación, pero, en Australia, requieren haber pasado por cirugías irreversibles que, usualmente, involucran esterilización; y los solicitantes no deben estar casados.

–          El derecho a casarse con alguien del género legal opuesto, a menos que el género no sea binario.

–          Confusión del público en general, sobre la naturaleza de la intersexualidad, a menudo confundiendo la intersexualidad con identidades de género no-binarias.

–          Nuevas protecciones de derechos humanos.

–          Si lo desean, pueden cambiar documentación, en Nueva Gales del Sur, Victoria y Queensland (Australia), mostrando la evidencia de que la persona tiene una variación intersexual, debido a un error en el certificado de nacimiento.

–          No tienes derecho a casarte como intersexual. El derecho es a casarte con alguien del género legal opuesto.

–          La intervención quirúrgica o/y hormonal, esta prohibida hasta que la persona tenga la edad suficiente para dar su consentimiento.

–          Esta medicalizado como “Disforia de Género”, anteriormente como “Desorden/Trastorno de Identidad de Género”.

–          Las personas transexuales cuentan con protocolos médicos efectivos que producen resultados eficaces, cuentan con seguimiento y estudios a largo plazo.

–          Buenos medicamentos están disponibles a través del PBF (Plan de Beneficios Farmacéuticos), que es eficaz y adecuado.

–          El derecho a elegir cuando se llevará a cabo la cirugía, con amplio apoyo de otras personas trans.

–          La capacidad para participar plenamente y de manera informada en sus opciones quirúrgicas y hormonales.

–          Sin pruebas prenatales; sin interrupción selectiva del embarazo, por motivos relacionados a la identidad de género trans.

–          La intervención quirúrgica temprana es considerada ‘terapéutica’, se realiza antes de que la persona tenga la capacidad de dar su consentimiento.

–          Esta medicalizado y patologizado como ‘Trastornos / Desórdenes del Desarrollo Sexual’ (DDS o DSD –por sus siglas en inglés).

–          Existen muchos protocolos médicos para ‘diagnósticos’ específicos, con sesenta años de investigación médica, predominantemente enfocada en los genitales y tratamientos “normalizadores”; no hay seguimiento a largo plazo, y no existe evidencia firme de buenos resultados.

–          La insistencia en la medicación inapropiada y perjudicial, cuando los individuos no están conformes con el diagnóstico o las expectativas de identidad de género; acceso limitado a medicamentos bien estudiados y apropiados.

–          Solo algunos medicamentos disponibles a través del PBF.

–          A menudo, la cirugía es realizada sin consentimiento; a menudo la cirugía es coercitiva y sin apoyo de otras personas intersexuales.

–          Las pruebas prenatales para muchos rasgos intersexuales, estan disponibles, y se puede elegir la terminación del embarazo si resulta que el feto tiene rasgos intersexuales.

–          La administración de fármacos peligrosos a mujeres embarazadas, en un esfuerzo por prevenir nacimientos intersexuales, con el posible resultado de daño cerebral en el feto.

–          Para competir en algún deporte, se puede requerir que el individuo se someta a cirugías para adecuarse al género con el que se identifica; aunque es capaz de competir con el sexo que le fue asignado originalmente.

–          Muchas organizaciones efectivas a nivel mundial, con algunas ONG que atraen fondo gubernamentales (por ejemplo, NSW Gender Centre)

–          Para competir en algún deporte, se puede requerir que el individuo sea sometido a gonadectomías y cirugías en el clítoris, ya sea para adecuarse a su sexo legal o al género con el cual se identifica.

–          Existen muy pocas organizaciones intersexuales alrededor del mundo, y ninguna de ellas recibe apoyo gubernamental.

La Visibilidad Trans e Intersexual y el Mito de la Escasez. Por H. Adam Ackley

La Visibilidad Trans e Intersexual y el Mito de la Escasez

Por H. Adam Ackley

Traducción al español de Laura Inter del artículo “Op-ep: Trans, Intersex Visibility and the Myth of Scarcity” de H. Adam Ackley

Fuente: http://www.advocate.com/commentary/2015/06/22/op-ed-trans-intersex-visibility-and-myth-scarcity

 lupa inters

A pesar de la obsesión de los medios de comunicación con Caitlyn Jenner, existen más historias que contar – y el espacio para contarlas, de hecho, existe, dice este estudioso intersexual.

La reciente atención de los medios de comunicación, enfocada en el hecho de que Caitlyn Jenner salió a la luz como mujer transgénero, parece celebrar su conformidad con las normas de género binaria, con ella apareciendo como la chica la portada de una revista importante. De hecho, el ex atleta Olímpico, logra una pose provocadora (y sorprendente) en un corsé blanco, que deja poco a la imaginación en cuanto a si Jenner se ha sometido a alguna cirugía de afirmación de género.

Pero esa atención mediática ha sacado a la luz algunas tensiones que existen entre la comunidad trans e intersexual. Como los derechos civiles de las personas transgénero han progresado y la atención mediática positiva se ha incrementado en el último año, se tienen preocupaciones acerca de la escasez de cobertura sobre los diferentes problemas de cada comunidad.

En términos académicos, esto de conoce como el “mito de la escasez”. Se basa en la creencia de que existe una cantidad finita de atención disponible para ciertas comunidades marginadas – haciendo que dicha cobertura mediática sea el reflejo de toda la comunidad. Este mito – y no nos engañemos, es un mito – puede fomentar una competición, peligrosamente divisiva, por los recursos en la amplia comunidad LGBTQIA.

Tal división y desconfianza hostil y mutua, impiden que se difunda la información que necesitamos con imágenes sociales positivas, y así lograr un cambio para todas las personas no-binarias. También contribuye con la percepción errónea, en algunos círculos LGB, de que las personas variantes de género son inestables, y esto desvía energía y recursos de las organizaciones LGB, en lugar de contribuir a una, más vasta, comunidad LGBTQIA.

Las tensiones entre la comunidad trans y la intersexual, están aún más profundamente enraizadas en los conceptos erróneos, y comunes, que las personas intersexuales y trans, a menudo, tienen unos de otros, bien detallado por el estudioso intersexual el Dr. Cary Gabriel Costello.

En específico, la celebración de un tipo particular de cirugía de afirmación de género como liberadora, valiente, y hermosa (como sugiere la portada de Jenner en Vanity Fair) puede ser ofensiva para muchas personas intersexuales. En muchos casos, los activistas intersexuales luchan por el derecho a no ser sometidos a cirugías involuntarias, cirugías que muchas personas trans encuentran médicamente necesarias para vivir auténticamente.

Algunas variaciones intersexuales son visibles al nacer, lo que puede llevar al horror de que los bebés y niñxs intersexuales sean sometidos a cirugías genitales para hacer que se “ajusten” a los estándares de género binarios. Así que oponerse a las cirugías involuntarias de asignación de género, es fundamental para la conciencia sobre la intersexualidad y el movimiento de activismo intersexual.

Por el contrario, la suposición común, pero errónea, de que todas las personas transgénero buscan activamente cirugías similares como tratamiento de afirmación de género, ha sido promovida para oponerse al “transgenerismo”, como si, este, se tratara de una elección o un movimiento social. A fines del mes pasado, The Wall Street Journal, publicó un artículo de opinión que afirmaba con valentía que “la cirugía transgénero no es la solución” para “los problemas psicosociales subyacentes”.

Cary Gabriel Costello: Intersexualidad y Transexualidad

Cary Gabriel Costello: Intersexualidad y Transexualidad

Por Cary Gabriel Costello

Traducción al español de Laura Inter del artículo “Transgender Today: Cary Gabriel Costello” de Cary Gabriel Costello.

 Fuente: http://www.nytimes.com/interactive/projects/storywall/transgender-today/stories/cary-gabriel-costello

Cary Gabriel Costello.  Profesor de Milwaukee, EUA

Cary Gabriel Costello. Profesor de Milwaukee, EUA

Soy un hombre trans intersexual, que esta casado con una mujer trans intersexual.

La comunidad intersexual esta particularmente oculta y en el closet, porque la profesión médica en EUA, trata nuestro sexo intermedio de nacimiento como un vergonzoso “defecto”, enseñándonos, a nosotrxs y a nuestras familias, a mantener nuestras diferencias en secreto.

Con frecuencia, las cirugías nos son impuestas cuando somos niñxs, en un intento por hacer que nuestros genitales se parezcan más a los genitales que se esperan de alguien perteneciente al sexo que nos fue asignado en nuestros certificados de nacimiento – desde la extraña perspectiva de que solo la invisibilidad y el secreto nos permitirá tener vidas normales. Algunos de nosotrxs, como mi esposa y yo, no crecemos para identificarnos con el sexo que nos fue asignado al nacer, lo que significa que la cirugía no consensual que se nos realizó cuando éramos niñxs, quitó exactamente aquellas características físicas con las cuales nos identificábamos. Pero, incluso para aquellas personas intersexuales que son” ipso género” (lo que significa que se identifican con el sexo binario que les fue asignado en sus certificados de nacimiento, aunque este no fuera el sexo con el que nacieron), las cirugías genitales en la infancia son profundamente resentidas, porque reducen o eliminan la capacidad para la sensación sexual.

Algunas personas piensan que debe ser más fácil la transición de género para las personas intersexuales, ya que nuestro sexo asignado, desde el principio, no coincide con nuestro sexo de nacimiento. Algunos imaginan que los médicos nos apoyarán más en nuestras transiciones, y que será más probable que el seguro médico cubra esto. Pero este no es el caso. Las aseguradoras que excluyen de su cobertura los servicios médicos para la transición de género, pagarán estos tratamientos si estos hacen que nuestrxs cuerpos se ajusten a las expectativas sociales sobre las personas que comparten nuestro sexo asignado al nacer –pero no en la otra dirección. Y los médicos están muy apegados a la idea de que tomaron la decisión correcta, al asignarnos uno u otro sexo binario, y nos presionan a nosotrxs y a nuestros padres para asegurarse de que estemos conformes con nuestros sexos asignados.

Como persona intersexual, me parece triste e irónico que las personas que son transfóbicas y se oponen a la transición de género, a menudo, son las más aferradas a la idea de que los cuerpos intersexuales deben ser alterados para adaptarse a la ideología del sexo binario. “Dios no comete errores”, dicen cuando luchan contra las transiciones de género voluntarias – sin embargo, a nuestros cuerpos intersexuales, los condenan como defectos de nacimiento.

Cada persona, intersexual o no, merece la autonomía para determinar y vivir en el género con el que se identifique. La medicina debe apoyar nuestras identidades, no tratar de imponer identidades sobre nosotrxs.