Documento: Derechos humanos de las Personas Intersex en Chile, Informe anual sobre derechos humanos en Chile 2016

Documento: Derechos humanos de las Personas Intersex en Chile, Informe anual sobre derechos humanos en Chile 2016

“Nacimos así, estamos acá, no somos nada extraño […] somos personas; diferentes, pero somos” “Ale”, 2015

Derechos humanos intersex Chile.jpg

Informe anual sobre derechos humanos en Chile 2016

Capítulo redactado por Camilo Godoy

Síntesis:

La  situación  de  las  personas  intersex,  especialmente  de  niños,  niñas  y  adolescentes  (en  adelante,  NNA),  es  de  extrema  invisibilidad,  sin  embargo, ha ido cambiando lenta, aunque progresivamente gracias al activismo intersex internacional. Una de las principales denuncias de estas personas dice relación con la cirugía genital o mutilación genital intersex  –como  la  han  denominado–,  que  se  practica  por  lo  general desde los primeros meses de vida sin el consentimiento informado de los afectados. Por su parte, la mayoría de la comunidad médica ha señalado durante décadas que dicho procedimiento se lleva a cabo con el propósito de “normalizar” o “reparar” lo que denominan “trastornos o desordenes del desarrollo sexual”.

Considerando que en las últimas décadas este tema ha sido manejado casi exclusivamente por el mundo biomédico, este capítulo pretende dar  cuenta  de  algunos  de  los  aspectos  más  importantes  y  urgentes a considerar en pos de la promoción y protección de los derechos humanos de las personas intersex.

PALABRAS CLAVES: intersexualidad, diversidad corporal, características sexuales, mutilación genital, salud, derecho internacional derechos humanos, políticas públicas Chile

Ver PDF Derechos humanos de las Personas Intersex en Chile

Capacitación sobre Intersexualidad en el CONAPRED. Por Hana Aoi

Capacitación sobre Intersexualidad en el CONAPRED

Por Hana Aoi

**Publicado originalmente en el blog “Vivir y Ser Intersexual” con el título:El primer paso del camino.

conapred

El pasado 23 de noviembre se llevó a cabo una jornada de capacitación al personal de atención a quejas y directivos del Consejo Nacional para la Prevención de la Discriminación (Conapred), en México, D.F. El propósito principal fue sensibilizar y generar consciencia entre los colaboradores de esta dependencia gubernamental que atiende las denuncias de discriminación de diversos sectores de la población -sectores vulnerables, esencialmente- en sus entornos de trabajo, en servicios médicos o en la atención recibida por parte de otros organismos del gobierno, por citar algunos ejemplos.

El equipo encargado de la capacitación se conformó de un total de ocho personas; cinco de ellas éramos intersex. Se contó con la intervención especial del equipo de Brújula Intersexual, encabezado por Laura Inter, y la profesora e investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana, Eva Alcántara. La dinámica consistió en la presentación de una introducción histórica al tema de la intersexualidad, y en la lectura del testimonio de vida individual por parte de cada una de las personas intersex que estuvimos presentes, así como en un repaso de los retos y escenarios donde la comunidad intersex es particularmente susceptible de discriminación y violencia.

Fue la lectura de los testimonios lo que dejó una profunda impronta en los asistentes de las sesiones matutina y vespertina. Más allá de cubrir la expectativa de la capacitación, el hecho de que los colaboradores de Conapred pudieran asociar las narrativas a personas con rostro humano que, como ellos, experimentan dificultades y durezas particulares de la vida todos los días, fue uno de los mayores logros de la jornada. Aunque era fácil caer en la victimización, el grupo dejó en claro que el propósito de nuestra presencia era dar visibilidad a la realidad que encaramos en función del pasado que vivimos, y el futuro que buscamos construir.

Una de las conclusiones inmediatas fue que no había una clara comprensión de la intersexualidad por parte de algunos de los participantes, y que para otros no eran claras las dificultades que podíamos experimentar como individuos en esta sociedad. También se hizo notar que la falta de visibilidad dificulta esta comprensión. Otra de las conclusiones fue que cualquier esfuerzo que provenga del gobierno federal, o de cualquier entidad para tal fin, no puede ser una espontaneidad sino que debe ser un esfuerzo conjunto con integrantes de la comunidad intersex, y que debe ser totalmente aprobado por esta, bajo el principio de nada sobre nosotrxs sin nosotrxs.

Considero que la jornada de trabajo fue un comienzo provechoso. Es obvio que el equipo que acudió no puede erigirse como único portavoz de la comunidad intersex, pero la presencia que se dio fue importante y necesaria, como una arista de lo que debe constituirse en un mosaico de esfuerzos, grupales e individuales, proyectos todos en favor de dar visibilidad y reclamar un cambio en los temas que nos afectan directamente a los que estamos aquí y a los que están en el vientre de sus madres. Sobre este aspecto, también creo que es indispensable establecer lazos con padres de familia, mitigar la ansiedad sobre el futuro de los bebés intersex, tratando de responder para tal fin cualquier duda que tengan sobre la experiencia de vida. A este sentido, cabe destacar la breve pero valiosa (y valiente) intervención de una madre de una persona intersex presente en el auditorio, la cual dijo algo muy sencillo pero poderoso: es necesario ponernos en los zapatos de la persona por un minuto para comprender que no se trata de una vociferación vana; que se trata de un reclamo justo y fundamental. También es claro que se necesita un diálogo con la comunidad médica para construir puentes de entendimiento y apuntalar un cambio que probablemente no será inmediato, pero que es necesario propagar para que ese reclamo se traduzca en nuevas realidades.

Documento: Boletín de prensa – La CDHDF llamó a reconocer y garantizar derechos de personas intersexuales

Por el Día de la Solidaridad Intersexual (8 de noviembre), la CDHDF llamó a reconocer y garantizar derechos de personas intersexuales

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) “aclara que la intersexualidad no es una patología a corregir y la modificación anatómica por parte de los servicios de salud en los primeros años de vida representa una violación a los derechos humanos, ya que los modelos de atención y procedimientos que se utilizan responden a perspectivas exclusivamente médicas en ocasiones carentes de un enfoque de derechos humanos, y no ponderan el interés superior de niñas, niños y adolescentes.”

Para leer el comunicado completo visita: http://cdhdfbeta.cdhdf.org.mx/2016/11/llama-cdhdf-a-reconocer-y-garantizar-derechos-de-personas-intersexuales/

Puedes descargar el comunicado en PDF en este enlace: http://cdhdfbeta.cdhdf.org.mx/wp-content/uploads/2016/11/BOL.-2342016.pdf

CDHDF comunicado intersex.png

Romper el Silencio. Por Hana Aoi

Romper el Silencio

Por Hana Aoi (del blog Vivir y Ser Intersexual)

**Texto presentado por Hana Aoi como parte de la capacitación sobre “Intersexualidad” impartida por Brújula Intersexual al personal de Conapred.

orquideas1

Hoy me presento ante ustedes para dar testimonio de un aspecto de mi persona, con la intención de ofrecerles una de muchas ventanas a la intersexualidad, y de generar consciencia y sensibilidad sobre la importancia de su trabajo para prevenir y luchar contra la discriminación hacia la comunidad intersex.

Mi nombre es Hana. Nací a principios de los años ochenta. Hace apenas cinco que comencé el viaje al interior de mí misma para reconocer y recuperar los fragmentos perdidos de mi historia, aquellos que se extraviaron en el silencio y la vergüenza. Hoy, por primera vez ante una audiencia, y pese al miedo, rompo el silencio. Otras voces antes de mi hicieron lo mismo, y espero sea el caso de muchos en el futuro.

Soy intersex porque nací con rasgos físicos, genéticos y biológicos que no cumplen con la definición binaria de masculino y femenino que prevalece en nuestra sociedad. Por estos motivos, una junta de eminencias médicas reunidas ex profeso, siguiendo el protocolo médico extendido hasta hoy, recomendó que se me asignara un género de inmediato, que se me practicara una serie de cirugías a lo largo de los años para extirpar los ovotestes con los que nací y moldear mis genitales lo más parecidos posible al género asignado, junto con un seguimiento puntual de mi desarrollo físico, y al llegar a la edad adecuada, estimular una pubertad artificial acorde también al género asignado. Estos procedimientos son irreversibles, y el resultado fue un cuerpo desprovisto de sensibilidad sexual, al que le fabricaron una vagina para cumplir con un estándar social y le asignaron la terapia de remplazo hormonal correspondiente. Nunca se tomó en cuenta mi opinión, ni quién era yo, qué quería, ni las experiencias de vida de las que se me privaría para siempre. Todo esto, pese a que mi cuerpo no estaba enfermo, sólo era diferente. Si alguien hubiera orientado a mis padres en aquel momento de comprensible incertidumbre, y les hubiera hecho saber que las cirugías no eran urgentes médicamente hablando, ni siquiera necesarias, que mi cuerpo no estaba enfermo ni defectuoso, quizá entonces mi opinión habría sido tomada en cuenta.

Considero que el problema de raíz fue que era una bebé, y luego una niña, y luego una adolescente. La mayoría de las veces nosotros los adultos pensamos que los niños son incapaces de tomar decisiones trascendentales como esta, alegando su falta de madurez física y mental. La realidad es que los niños son muy capaces, como menos, de opinar sobre lo que quieren para sí mismos. Somos nosotros, los adultos, los que le negamos esa posibilidad a los niños a causa de nuestros propios prejuicios y miedos, a causa de la sociedad a la que por comodidad preferimos aceptar antes que transformar. Este es el origen mismo de la discriminación que padecemos: se nos arrebata la posibilidad de decidir porque la sociedad percibe una amenaza en nuestros cuerpos y nuestras experiencias de vida distintas al común de las personas, y nuestros padres perciben la amenaza y actúan de forma comprensiva: la discriminación se presenta a veces rampante y violenta, porque como sociedad la permitimos; a veces viene sin intención, de profesionales médicos que de buena fe creen que hacen lo correcto para uno, pero sin uno. Las posturas y declaraciones fanáticas de personas que al referirse a la comunidad intersex como una aberración, una patología o una ideología de género, fallan en percatarse que se refieren a humanos con rostro, con nombre y con sentimientos, que todo cuanto queremos es que se reconozca a las personas intersex de las nuevas generaciones el derecho que todo ser humano tiene a decidir sobre su cuerpo, y a padres de familia de ser plena y objetivamente informados.

Durante años llevé una vida tranquila y callada, en la cual reprimí los recuerdos de esas largas noches de dolor en el Centro Médico La Raza cuando tenía cuatro años y luego a los once, cuando médicos e internos pasaban revista a mis genitales sin que yo pudiera oponerme, porque me habían hecho creer que algo estaba mal con mi cuerpo y que tenía que soportar la vergüenza de esas revisiones. No hay forma de cuantificar el daño que me dejó la asimilación psicológica de estos procedimientos, pero puedo asegurarles que las consecuencias las vivo todos los días, de una manera u otra. Hubo otros que tuvieron experiencias más traumáticas. Tampoco hay forma de desglosar objetivamente el sufrimiento de los seres allegados a uno; por ejemplo, mis padres, que desde el primer momento quisieron darme la mejor oportunidad para tener una vida feliz y productiva, como es el deseo de todos los padres del mundo que aman a sus hijos, y que, sin motivo para suponer el daño que iba a experimentar a raíz de esa decisión, confiaron ciegamente en los médicos.

Al hacer consciencia de lo vivido, hoy me reconstruyo y completo los fragmentos perdidos de mi historia. “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”, escribió Gabriel García Márquez en su libro autobiográfico Vivir para contarla. Considero pertinente esta frase porque pone de manifiesto que la vida, como serie de hechos, de causas y consecuencias, carece de significado hasta que, al recordar, reconocemos su marca indeleble en nuestras vidas. Es mi deseo personal que paren los tratamientos innecesarios, que los bebés intersex por nacer sean libres de estos muros que nos impone la sociedad y la práctica médica que arbitrariamente la sustenta, y que si han de padecer el sufrimiento y el dolor, que no sea nunca más porque sus cuerpos son distintos a la norma social, sino por los retos que libremente elijan asumir para sus vidas, y que las narrativas que nos relaten no tengan su origen nunca más en la vergüenza ni en el silencio.

Yo intersexual: Mis experiencias de discriminación. Por Carla Nuñez

Yo intersexual: Mis experiencias de discriminación

Por Carla Nuñez (del blog Yo intersexual)

**Texto presentado por Carla Nuñez como parte de la capacitación sobre “Intersexualidad” impartida por Brújula Intersexual al personal de Conapred.

discriminacion

Mi nombre es Carla, escribo un blog sobre mis introspecciones como intersexual llamado “Yo intersexual”, y he participado en el blog Brújula Intersexual con mi historia y algunas reflexiones. El tipo de intersexualidad que tengo es definida médicamente  como Hiperplasia Suprarrenal Congénita con deficiencia de la hormona 21-Hidroxilasa variedad perdedora de sal, y fui tratada la mayor parte del tiempo en el Hospital Infantil Federico Gómez, en la Ciudad de México.

La discriminación y el abuso por los que vivido han sido tantos, que es difícil decidir desde dónde empezar.

Cuando recién había nacido, la que sufrió el autoritarismo de los médicos fue mi madre, a ella le negaron el derecho de abrazar a su bebé y llevarlo a su casa con el pretexto de que necesitaban estudiarme.

Una vez que me operaron a los 11 meses, lo pudieron haber dejado así, el clítoris ya había sido cortado, pero los doctores siguieron avanzando en sus métodos y protocolos, la intensa actividad que viví en el hospital de los 9 a los 19 años fue una auténtica pesadilla, primero una vaginoplastia y dos meses de hospitalización, después las molestas dilataciones que consistían en insertar tubos de metal de diferentes calibres en mi recién creada vagina, o bien algún médico o médicos introducían de manera continua y reiterada un dedo, y luego dos, y luego tres, para que de todas formas no funcionara y hubiera que realizar una tercera operación, una ampliación vaginal, recuerdo que en la segunda operación me hicieron un enema porque me dijeron que tomarían tejido de mi intestino para la construcción de mi vagina, finalmente no lo hicieron por suerte para mí, porque ahora estoy consciente que ese procedimiento es muy peligroso y tiene implícitas muchas complicaciones reales a la salud.

En la tercera y última operación mientras estaba hospitalizada se me había tapado la venoclisis y una enfermera en lugar de sacar la aguja y hacer una curación, se concretó a bombear el coágulo de sangre que finalmente se incorporó al torrente sanguíneo por la acción de la fuerza, con mucha sangre, una mano morada y adolorida como por una semana, cuando mi madre quiso hacer una reclamación a los doctores por lo que me hizo la enfermera, entonces fue reprendida e insultada por el médico arrogante, que ni siquiera era uno de mis médicos sino simplemente uno encargado de los niños hospitalizados. También me amenazaban de quitarme las glándulas suprarrenales si no me tomaba la medicina, pero yo siempre la tomaba y nunca se concluyó porque mi menstruación era tan irregular si es que tomaba la medicina.

Ya de adulta la forma en que soy tratada por las personas es de menosprecio, como maestra mis alumnos cuestionaban mi autoridad solo me miraban incansablemente con sus ojos fijamente puestos en mi cara sin acatar mis órdenes, o bien bromas o recados sobre el hirsutismo puestos en el pizarrón, incluso violencia psicológica, una vez estaban cerca de mí murmurando que me iban a bajar los calzones entre varios para ver lo que era, tuve muchas experiencias negativas como maestra de adolescentes por lo que decidí buscar otro camino profesional.

Por otro lado en el ámbito familiar la principal fuente de violencia es de parte de mi hermano, que me mira con fijación y se ríe cuando me ve, cuando está borracho me ataca y me dice que soy un fenómeno, que nunca lograré ser una mujer (y no es quiera tampoco, pero duele que la propia sangre trate de inferiorizar así a uno).

Cuando me decidí a afrontar mi naturaleza ambigua empecé a cubrir mis rasgos femeninos, corte mi cabello y comencé a usar ropa suelta tras de una crisis de identidad, una vez al acudir a la dentista me hizo muchas preguntas sobre mi salud y no supe decir más que la verdad, y al saber que poseo un pseudohermafroditismo, la dentista se rehusaba a atenderme siempre pedía a sus amigos que me atendieran por ella, hizo que pagara un equipo de exploración y me lo quitó para usarlo con otro paciente, después de como cuatro meses de retraso finalmente me atendió, pero tuve que amenazarla con reportarla con la dirección. Por otro lado mis vecinos dejaron de saludarme de manera sistemática, hasta parece que se pusieron de acuerdo, solo por tener cabello corto. Me siento tan cansada del pensamiento binario que quisiera estallar y desaparecer.

No sé si sea por mi cara o mi cuerpo ambiguo o por mi ropa pobre, pero en general siento que la gente tiende a tratarme como alguien inferior, me ignoran, me minimizan, desacreditan la importancia de mis ideas. En general cuando no estoy en mi casa en la compañía de mi madre, siento que esta sociedad me anula, me ha cortado las alas, las ganas de luchar y seguir adelante, mis deseos, mis ambiciones, mi autoconfianza, a veces siento ganas de volver a tomarme los anti-andrógenos, los estrógenos, la prednisona y la dexametasona, para volver a sentir y creer que soy una mujer como cualquier otra y sentir confianza, y poder tener un trabajo, pero sé que las medicinas me han producido descalcificación, además odio menstruar, y entonces tengo que decidir entre disipar cualquier sospecha de androgenización o evitar la descalcificación.

No necesitas ser nadie más, solo sé tú mismx: Una canción y reflexión dedicada a las personas intersexuales. Por Laura Inter

No necesitas ser nadie más, solo sé tú mismx: Una canción y reflexión dedicada a las personas intersexuales

Por Laura Inter

Comparto esta canción porque creo que muchas personas intersexuales se identificarán, al igual que yo lo hice, con muchas cosas que dice. Primero les comparto la canción y la traducción que hice de la letra, y más adelante una reflexión sobre la misma, espero les guste tanto como a mí:

TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

“No quiero ser” – Gavin DeGraw

No necesito ser otra cosa
Que el hijo de un guardia de prisión
No necesito ser otra cosa
Que el hijo de un especialista
No tengo que ser nadie más
Que el nacimiento de dos almas en una
Parte de saber hacia dónde me dirijo, es saber de dónde vengo

No quiero ser
Cualquier cosa aparte de lo que he estado tratando de ser últimamente
Todo lo que tengo que hacer es pensar en mí y tener paz mental
Estoy cansado de buscar en habitaciones
Preguntándome qué tengo que hacer
O quién se supone que debo ser

No quiero ser nadie más que yo
Estoy rodeado de mentirosos por todas partes
Estoy rodeado de impostores por todas partes
Estoy rodeado de crisis de identidad por todas partes
¿Soy el único que se da cuenta?
No puedo ser el único que lo haya descubierto

No quiero ser
Cualquier cosa aparte de lo que he estado tratando de ser últimamente
Todo lo que tengo que hacer es pensar en mí y tener paz mental
Estoy cansado de buscar en habitaciones
Preguntándome qué tengo que hacer
O quién se supone que debo ser

No quiero ser nada más que yo
¿Puedo tener la atención de todos, por favor?
Si no eres de esta u otra manera, vas a tener que irte
Vengo de la montaña
La corteza de la creación
Todo mi entorno está hecho desde arcilla hasta piedra
Y ahora le digo a todo el mundo

No quiero ser
Cualquier cosa aparte de lo que he estado tratando de ser últimamente
Todo lo que tengo que hacer es pensar en mí y tener paz mental
Estoy cansado de buscar en habitaciones
Preguntándome qué tengo que hacer
O quién se supone que debo ser
No quiero ser nada más que yo
No quiero ser No quiero ser No quiero ser

 ***

REFLEXIÓN

Es prácticamente un hecho que el autor no pensó en nosotrxs, las personas intersexuales, para componerla pero, de cualquier manera, desde hace años ha sido de mis canciones favoritas por su letra y como la vínculo con mi experiencia personal como persona intersexual.

“No tengo que ser nadie más”

Como personas intersexuales, desde que nacemos, pareciera que todo mundo quiere obligarnos a “encajar” en la sociedad, en muchos casos se nos obliga tanto física como psicológicamente a adaptarnos a las expectativas binarias que otros tienen de nuestros cuerpos, la institución médica nos somete a través de brutales cirugías genitales o tratamientos en la infancia, sin nuestro consentimiento informado, todo tendiente a modificar nuestro cuerpo, a que seamos alguien que no somos. Se nos somete también a través de “tratamientos” psicológicos para que nos adaptemos al género asignado, sin saber si en realidad queremos pertenecer a ese género. Muchas veces nuestra familia, amigos(as), pareja, nos orientan a ser alguien que está en sus mentes, no en las nuestras.

“Que el nacimiento de dos almas en una”

La segunda línea dice “dos almas en una”, sabemos que la intersexualidad es un espectro y que no solo incluye a personas que presentan características sexuales físicas típicamente masculinas y femeninas al mismo tiempo. Pero esta frase me recordó algo muy bello que leí sobre como percibían los Nativos Americanos a las personas intersexuales, nos llamaban “dos espíritus”:

Para los indios navajos, la intersexualidad constituye una anomalía, pero esta provoca admiración y respeto. Se considera que el intersexuado ha sido bendecido divinamente y que transmite esa bendición a los demás. Llegan a ser reverenciados.”

“Parte de saber hacia dónde me dirijo, es saber de dónde vengo”

Para entender el presente tenemos que conocer el pasado, y así podremos sentar conscientemente las bases de nuestro futuro.

Para muchas personas intersexuales es complicado conocer nuestro pasado, generalmente es algo que descubrimos por nosotrxs mismxs, muchas veces nadie nos habla de nuestra variación intersexual, ni de los diagnósticos que nos hicieron de pequeñxs, muchas veces no sabemos con certeza si nos hicieron procedimientos quirúrgicos u hormonales para modificar nuestra apariencia, ni en que consistieron estos.

Hana Aoi, persona intersexual mexicana, expresa esto con hermosas palabras en su texto “Historia rota”:

“Es como un abismo sideral, un inmenso vacío en cuya oscuridad y silencio es imposible penetrar. No se ve nada. No se oye nada. Fragmentos de una historia que nunca será posible ya conocer.”

¿Cómo podemos comenzar a sanar si no sabemos quiénes somos realmente? ¿Si en el lenguaje con el que contábamos no existían siquiera palabras para poder describir lo que nos sucedía? Como lo expresa Catherine Graffam en su texto: “El lenguaje es vital”.

En muchas ocasiones, como personas intersexuales, comenzamos a sanar después de que nosotrxs mismxs indagamos en nuestro pasado y nos vamos descubriendo poco a poco, encontrando un lenguaje con el que podamos finalmente hablar de lo que nos sucede.

“No quiero ser
Cualquier cosa aparte de lo que he estado tratando de ser últimamente
Todo lo que tengo que hacer es pensar en mí y tener paz mental
Estoy cansado de buscar en habitaciones
Preguntándome qué tengo que hacer
O quién se supone que debo ser”

Después de toda la presión que sufrimos de parte de los médicos, familia, amigos(as), parejas, y en general de todo nuestro entorno, terminamos en un principio queriendo simplemente encajar en las expectativas ajenas, pero nos damos cuenta que eso nunca será posible, como lo expresa Gina Wilson, persona intersexual:

“Las personas intersexuales son sometidas a todos los tipos de discriminación a las que están sometidas el resto de la comunidad LGBT, a todo tipo de cosas espantosas, que obviamente hacen que siempre te preguntes que es lo que está mal contigo, o te dejan pensando que de alguna manera nunca serás lo suficientemente bueno, que nunca tendrás siquiera la posibilidad de ser lo suficientemente bueno, porque existe algo acerca de ti, algo físicamente acerca de ti, algo con lo que naciste, algo que no puedes cambiar y que no importa cuánto te esfuerces, no importa cuánto te esfuerces en encajar en las expectativas de género, no importa cuánto te esfuerces en ser heterosexual y en encajar en el mundo, simplemente no podrás hacerlo, y las personas se encargarán de hacerte saber que no eres capaz de hacerlo en cada paso que des.

Es una experiencia común para muchas personas intersexuales, que después de toda esta presión social a la que somos sometidxs, acabemos confundidxs acerca de lo que tenemos que hacer para vivir tranquilos o quién se supone que debemos ser. Intentamos encajar porque nos la pasamos pensando solo en lo que los demás esperan de nosotrxs, en lo que los médicos esperan, en lo que nuestra familia espera, en lo que nuestros(as) amigos(as) esperan, en lo que nuestra pareja espera de nosotrxs…. Pero muchas veces no pensamos en nosotrxs mismxs, en lo que realmente queremos para nosotrxs, en quien realmente somos y quien queremos realmente llegar a ser, después de todo vamos a convivir con nosotrxs mismxs todo el tiempo por el resto de nuestra vida, y que mejor que estar con alguien de quien nos sintamos orgullosxs, y en consecuencia tener paz mental.

Muchas veces al voltear la atención hacia nosotrxs mismxs nos damos cuenta que nuestros cuerpos no son el problema, el problema es la ignorancia social generalizada que existe hacia todo lo que se sale de las estrictas normas ilusorias de género. Con el tiempo, entendemos que no tiene nada de malo querernos como somos, que somos hermosxs y dignxs de ser amadxs, y que tenemos que empezar por amarnos a nosotrxs mismxs, así, tal como somos. No tenemos la necesidad de ir por la vida intentando ser algo, simplemente somos, existimos, hay que dejar ir las expectativas ajenas y simplemente ser.

“No quiero ser nadie más que yo
Estoy rodeado de mentirosos por todas partes
Estoy rodeado de impostores por todas partes
Estoy rodeado de crisis de identidad por todas partes
¿Soy el único que se da cuenta?”

Así que simplemente seamos nosotrxs mismxs,

Muchas veces pudimos habernos sentido rodeados de mentirosos, puede ser que nos hayan mentido los médicos para poder someternos a sus “tratamientos” “normalizadores” como bien lo expresa Pidgeon Pagonis en su texto: “9 Mentiras dañinas que los doctores me dijeron mientras crecía siendo intersexual”; o incluso puede ser que nuestros padres nos hayan mentido para “protegernos”, por recomendación de los médicos y/o por ignorancia, como lo expresan muchas personas intersexuales en sus historias:

“Incluso mis padres me mintieron porque los expertos les aseguraron que la verdad me podría traumatizar. Y tenían razón; lo hizo. El ver como otros evitaban hablar acerca de mi “defecto” de nacimiento para evitar su horror, fue lo que me traumatizó. Así que creía la verdad que escuchaba en sus mentiras; creía que mi cuerpo era terrible y algo que debía ocultar.” Eden Atwood

“Me quitaron mis pequeños testículos internos cuando yo tenía ocho años, diciéndome que era una “niñita especial” y que “mis ovarios serían cancerosos cuando fuera adolescente”. Mintieron. La probabilidad de que tuviera cáncer era menos que la de tener cáncer de pecho. Me obligaron a tomar hormonas femeninas desde los 12 años.” Sarah Graham

“De hecho me sentía enojado y ultrajado, porque ellos, obviamente, me mintieron. Había hecho preguntas, todos esos años, acerca de mi cuerpo y mi variación intersexual, y me sentía muy enojado de que me hubieran mentido por todos esos años.” Tony Briffa

Al final estas situaciones, todas estas mentiras y secretos, acaban haciendo que tengamos problemas para confiar en los demás, porque, si ni siquiera podemos confiar ni en nuestros propios padres ¿en quién podríamos confiar? Muchas veces el mundo puede aparecer ante nosotrxs como uno lleno de mentirosos(as) e impostores(as), y solo el conocer la verdad sobre nosotrxs mismxs y enfrentarnos a nuestros padres para conocer las razones por las que nos mintieron puede llegar a ser sanador, muchas veces descubriremos que simplemente tenían miedo, carecían de información y simplemente se dejaron llevar por las recomendaciones médicas creyendo que era lo mejor. Algunas veces costará años recuperar la confianza nuevamente, pero hablar, por lo menos, ya es un comienzo.

“No quiero ser nada más que yo
¿Puedo tener la atención de todos, por favor?
Si no eres de esta u otra manera, vas a tener que irte
Vengo de la montaña
La corteza de la creación
Todo mi entorno está hecho desde arcilla hasta piedra
Y ahora le digo a todo el mundo”

Tenemos que llegar a ser nosotrxs mismxs, nunca es algo positivo dejarse llevar por las expectativas que tienen otros de nosotrxs o de nuestros cuerpos, porque acabaremos deprimidos y agotados de vivir una vida intentando dar gusto a los demás, y además esto es algo que nunca lograremos, es imposible, siempre habrá alguien descontento y que nos critique (y esto va para todxs, sea que tengan una corporalidad intersexual o no).

Tu cuerpo intersexual viene de la naturaleza, de la tierra, por eso es natural, no hay nada malo con el, quiérelo, cuídalo, amalo tal cual es. Tú y tu cuerpo han pasado por mucho juntos, han pasado por experiencias desgarradoras, lo sé, pero sigue en pie, sigue respirando, tu cuerpo es fuerte, es hermoso, es tu único medio para interactuar con el mundo, y el mundo no solo ofrece desdicha y sufrimiento, lo sabes, porque tu cuerpo no solo te ha llevado a recorrer senderos espinosos, también te ha llevado a tener experiencias placenteras, a experimentar la belleza, el amor, la comida, el tacto, la frescura del aire… no necesitas ser nadie más, solo sé tú mismx.

Documento: “Intersexualidad: Historias y Estadísticas de Australia”. Por Morgan Carpenter

Documento: “Intersexualidad: Historias y Estadísticas de Australia”

Por Morgan Carpenter

Traducción: Laura Inter del artículo “New publication “Intersex: Stories and Statistics from Australia”” de Morgan Carpenter (OII Australia)

Fuente: https://oii.org.au/30313/intersex-stories-statistics-australia/

survey australia 2.jpg

Estamos encantados de anunciar que la encuesta de 2015 para personas que nacieron con características sexuales atípicas, ha sido publicada.

Esta encuesta fue un proyecto de investigación independiente, dirigido por la Dra. Tiffany Jones. El libro ha sido revisado por personas intersexuales y publicado por una editorial académica: Open Book Publishers. El sólido equipo de coautores, incluye a representantes de la comunidad, investigadores y académicos expertos en salud y educación, incluyendo a expertos en salud sexual y reproductiva, investigación clínica, salud de la mujer y salud pública.

El informe está disponible gratuitamente en un archivo PDF descargable. También se pueden comprar versiones en libros de bolsillo, libros de pasta dura y versiones en e-book (libro electrónico). Nos gustaría agradecer a Tiffany Jones, a los coautores, a los participantes de la encuesta, y a las personas de Open Book Publishers.

Aquí hay un breve resumen de algunos puntos clave:

  • La experiencia de la medicalización a menudo es negativa, con poca información, muchos de los resultados son deficientes, y “fuerte evidencia que sugiere un patrón de vergüenza y tratamiento coercitivo institucionalizado”.
  • Las tasas de tendencias suicidas, superan por mucho a la media en Australia, incluyendo intentos de suicidio del 19% de los encuestados.
  • Las experiencias en la escuela están marcadas por el bullying, y por el tratamiento médico que coincide con la pubertad, con altas tasas de abandono escolar.
  • Existen altas tasas de pobreza: la mayoría de los participantes (63%) tiene un ingreso menor a AU$41,000 por año, 41% tiene un ingreso menor a AU$20,000 por año (el salario mínimo durante el periodo de la encuesta, fue de AU$34,158).
  • 52% de los participantes fueron asignados de sexo femenino al nacer, 41% de sexo masculino, 2% X, 2% incierto, y 4% otra opción. Aunque la mayoría ahora se identifican como mujeres o como hombres, un pequeño porcentaje ahora se identifican como hombres, comparado con el porcentaje que fue asignado de sexo masculino al nacer; y un porcentaje mayor ahora usa la X u otra opción”.
  • “Intersexual” es el único termino difundido popularmente para referirse a las características sexuales atípicas; “trastornos/desórdenes del desarrollo sexual” es altamente impopular, usado por el 3% de los encuestados, aumentando a 21% ocasionalmente, cuando se accede a los servicios de salud.
  • 48% de los encuestados son heterosexuales, 10% asexuales; un tercio de las personas usaban múltiples etiquetas para definir su sexualidad. Una minoría de los participantes se identificaban como transgénero.
  • 27% de los encuestados tenían además una discapacidad, más alto que el australiano promedio.
  • El apoyo social y entre personas intersexuales es muy importante para las personas con rasgos intersexuales.

A continuación, más información incluyendo algunas citas de los encuestados, tanto del informe como de la encuesta.

“Esta encuesta de investigación es la mejor que haya llenado. Me gustaron las preguntas, e incluso si algunas cosas fueron difíciles de hablar, significa mucho para mí que finalmente haya un lugar en el que pueda hablar de ellas y que mi voz sea escuchada. Espero que hagan otra.” (declaración de un encuestado)

La encuesta fue llenada por 272 participantes, haciendo de este uno de los más grandes estudios de personas intersexuales que hayan realizado hasta ahora, y puede ser el primero en investigar una amplia gama de temas, desde como las personas ven sus propios cuerpos, hasta sus experiencias en los servicios de salud, en los educativos, y en el empleo.

Tenemos que informar que las historias personales constituyen un elemento esencial en esta investigación, dando voz a los problemas identificados. Los individuos pueden ver sus propias palabras incluidas, como se revela en la documentación de la encuesta. Los datos fueron recolectados de manera anónima, y se asignaron pseudónimos en el informe de la encuesta.

Datos demográficos

80% de los encuestados eran residentes australianos, y las respuestas de los encuestados australianos que viven en el extranjero, no fueron estadísticamente diferentes. Los encuestados provenían de todos los estados y territorios, y 4% eran indígenas. Los participantes tenían desde 16 años de edad, hasta más de 85 años. 27% tenían alguna discapacidad (comparado con el 18% de la población australiana en general).

Las personas que nacen con características sexuales atípicas, tienen muchas asignaciones de sexo e identidades de género diferentes:

“En general, el 52% de los participantes fueron asignados de sexo femenino al nacer, 41% masculino, 2% X, 2% incierto, y 4% otra opción. Aunque la mayoría ahora se identifican como mujeres o como hombres, un pequeño porcentaje ahora se identifican como hombres, comparado con el porcentaje que fue asignado de sexo masculino al nacer; y un porcentaje mayor ahora usa la X u otra opción”.

48% de los encuestados son heterosexuales, con más de un tercio de las personas usando múltiples etiquetas para definir su sexualidad. 10% de identificó como asexual, y 10% dijeron “prefiero no tener etiqueta”. Una minoría de los participantes se identificó como transgénero.

Características sexuales atípicas

  • Los participantes tenían más de 40 variaciones intersexuales específicas, que van desde 5-Alfa Reductasa, hasta Síndrome de Turner XY Mosaico.
  • La mayoría (64%) se enteraron de su variación antes de los 18 años, un tercio hasta que eran adultos; el enterarse acerca de una variación, usualmente implicaba que les dijeran los doctores o sus padres.
  • 22% sabía que tenía parientes con su misma variación, usualmente más de uno. Estos parientes por lo general eran sus hermanxs.

El título genérico de la investigación, permitió investigar las palabras que utilizan las personas para describir sus características sexuales, y de una forma u otra, el 60% utilizó la palabra “intersexual”.

survey-1

Palabras utilizadas para describir sus características sexuales

El término “trastornos/desórdenes del desarrollo sexual”, es altamente impopular, pero es utilizado por el 21% cuando tienen que acceder a los servicios médicos. Estos datos muestran una aparente necesidad u obligación de utilizar lenguaje patologizante, con la finalidad de poder recibir un tratamiento médico adecuado.

Tratamiento médico

“[La gonadectimia]…existe en mi memoria como un tipo de violación clínica; 10 estudiantes de medicina parados a mi alrededor, mirando fijamente mi vagina, mientras el doctor introducía sus dedos en mí y hablaba acerca de mí, como si yo no estuviera ahí. Todos fueron complices de esto, mis padres, mi familia en general, los doctores, el estado; hasta donde sé, el mundo entero.” (declaración de un encuestado)

  • 60% informó haber tenido intervenciones como tratamiento médico, relacionadas a su variación intersexual.
  • Más de la mitad de los tratamientos reportados ocurrieron cuando los participantes tenían menos de 18 años, más comúnmente fueron cirugías genitales (muchas de las cuales ocurrieron en la infancia) y tratamientos hormonales.
  • La mayoría de los participantes no recibieron información sobre la opción de poder rechazar o diferir los tratamientos; una quinta parte no recibió ningún tipo de información acerca de ninguno de los tratamientos que recibieron.
  • La mayoría de los participantes mencionaron por lo menos una consecuencia negativa de sus tratamientos, para algunos estos fueron potencialmente mortales.

El informe señala:

“De las 117 respuestas, una sólida mayoría de 97 respuestas describieron una o más consecuencias negativas (incluyendo74 respuestas que describen solo consecuencias negativas de las intervenciones).

“[En general] hubo fuerte evidencia que sugiere un patrón de vergüenza y tratamientos coercitivos institucionalizados, para personas con variaciones intersexuales.

Salud Mental

La mayoría de los participantes, calificaron su actual salud mental como buena o mejor. Sin embargo, “60% de los participantes ha pensado acerca del suicidio, y 19% ha intentado suicidarse, esto basado en cuestiones relacionadas con tener una variación sexual congénita”. Esto comparado con menos del 3% de los australianos, que han considerado el suicidio o han intentado suicidarse.

“44% del grupo, informó haber recibido consejería/capacitación/presión por parte de los practicantes institucionales (doctores, psicólogod, etc.), sobre el comportamiento que debían tener según el género asignado; 43% informó que esto venía de sus padres.

Los datos parecen mostrar resistencia entre los participantes de la encuesta.

Educación

Las experiencias con el sistema educativo son, en muchos casos, significativamente impactadas por las características sexuales, a través del bullying o a través de tratamientos médicos que coinciden con la pubertad:

“La mayoría (62%) de las personas con variaciones intersexuales, tenían certificado de bachillerato, sin embargo, una proporción mucho más alta (18%) no terminó la escuela secundaria, si lo comparamos con la población general australiana.

2% de los australianos no terminan la escuela secundaria. La mayoría de los estudiantes dejan la escuela alrededor del octavo o noveno grado, durante los años que más se asocian con el desarrollo puberal, pero también con los tratamientos hormonales y quirúrgicos y con las revisiones.

“Casi muero de septicemia cuando era adolescente, debido a mi cirugía genital, falté tanto a la escuela que en realidad tuve que abandonarla totalmente. Esto cambió toda mi vida, con un impacto emocional inmenso hasta el día de hoy.” (declaración de un encuestado)

“El director de mi escuela, mi maestro y mi consejero, me hicieron difícil conseguir el tiempo que necesitaba faltar a la escuela, y no entendía la necesidad de tener que lidiar con la situación en ese entonces. Algunos compañeros de clase pensaban que era un monstruo, otros no entendían que estaba sucediendo y me veían como trataba de salirme de la clase (estaba sangrando profusamente por mi vagina ¡por el amor de Dios!, no es algo que quieras decir que te está sucediendo, ni algo con lo que quieras ir a la escuela).” (declaración de un encuestado)

La educación no incluía información sobre rasgos intersexuales, y muchas personas experimentaron bullying. Algunos rasgos intersexuales, algunas veces pueden estar acompañados de retrasos en el desarrollo, sin embargo, esto no debería afectar la asistencia a la escuela, ni el poder completarla.

Al mismo tiempo, un porcentaje alto de personas que nacen con características sexuales atípicas, se han graduado de la universidad y tienen postgrados

Empleo

  • La mayoría de los participantes (65%) estaban trabajando (tiempo completo, medio tiempo o de manera casual).
  • 12% estaban desempleados y buscando un trabajo, un porcentaje más alto que la población general australiana.
  • “La mayoría de los participantes (63%), tenían un ingreso menor a $41,000 por año, 41% ganan menos de $20,000 por año (el salario mínimo vigente durante el periodo de la encuesta era de $34,158).

El informe muestra altas tasas de pobreza, puede ser como consecuencia de las altas tasas de abandono escolar, o por las altas tasas de discapacidad.

Apoyo social y discriminación

El apoyo de parte de otras personas intersexuales y grupos de activismo, juega un papel clave.

“Reunirme con personas intersexuales felices y saludables a través de internet, provocó un cambio completo y radical en mi manera de pensar y en mi bienestar. El ver como ellxs habían salido a la luz acerca de ser intersexuales, y que se gustaban a si mismxs, que algunxs tenían parejas, y que algunas veces incluso hablaban de haber tenido y disfrutado varios tipos de relaciones sexuales, que habían encontrado todas estas formas de tener hijxs y trabajos y vida… ¡FUE LO MEJOR QUE ME PUDO HABER PASADO!” (declaración de un encuestadx)

La investigación también muestra la importancia de las protecciones contra la discriminación, implantadas federalmente en 2013:

  • 66% de los participantes han experimentado discriminación por parte de extraños, debido a su variación intersexual.
  • La mayoría (70%) nunca o casi nunca hablaron de sus variaciones con extraños, y podían estar en riesgo al estar expuestos a los mitos comunes acerca de sus identidades al hablar de este tema. Por el contrario, la mayoría (65%) dijeron que involucrarse con otras personas con su variación, o variaciones similares, mejoró su bienestar.

“Aparentemente nada es visible de mi condición. El mayor problema no es la revelación del síntoma, sino la ignorancia de las personas que no conocen las diferencias que nos unen” (declaración de un encuestadx)

“…cosas despectivas sobre hermafroditas, o sobre personas que no se ajustan a las normas sobre el sexo, sobre mujeres que eligen no tener, o no pueden tener, bebés, sobre personas que no tienen ‘cuerpos reales de mujeres’… fueron estas reglas sobre quien puede ser, las que me afectaron tanto. Sobre todo, odio cuando las personas hacen reglas acerca de lo que las personas intersexuales deberían hacer con sus cuerpos.” (declaración de un encuestadx)

“se ríen de mí y me insultan cuando me quito mi camiseta, como cuando estoy en la piscina o en la playa” (declaración de un encuestadx)

Conclusiones

“La investigación está bien, pero necesitamos legislación para proteger a lxs niñxs, a quienes no se les da la oportunidad de proporcionar su consentimiento, de los cuchillos indiscriminados. Ciertamente, más investigación en el área de la Terapia de Reemplazo Hormonal efectiva, los efectos a largo plazo, y mejores sistemas de entrega, estoy tomando la píldora debido a mis necesidades hormonales, y no deseo tomarla por el resto de mi vida. También un plan de salud a largo plazo para individuos intersexuales, que estén en riesgo de enfermar, etc. Realmente creo que ser intersexual es genial, y que es completamente normal en la amplia variabilidad que existe en los seres humanos, pero pienso que es tiempo de quitarle la pluma a quien sea que haya estado escribiendo la historia.” (declaración de un encuestadx)

Tiffany Jones, entre otros, declaró:

“El estado intersexual, no parece ser algo por lo que las personas se sientan intrínsecamente mal, como lo dice en la histórica teoría psicológica y médica que apoya la intervención temprana (Jones y Lasser, 2015); en su lugar, la mayoría de los participantes descubrieron que su exposición a las construcciones sociales y médicas sobre su estado intersexual, jugaron papeles importantes en cómo se sentían acerca de sus variaciones intersexuales. Hubo cuestiones muy claras acerca de la intervención médica, la falta de elementos de apoyo estructural en las escuelas y el impacto en el trabajo para algunxs. Las personas con variaciones intersexuales también parecen tener opiniones en su mayoría uniformes sobre algunas cuestiones que actualmente están siendo debatidas acerca de su inclusión en la sociedad (como en la intervención quirúrgica y en otros temas). La mayoría no discutió abiertamente sobre su variación con otras personas que forman parte de sus vidas, sin embargo, la mayoría se benefició al conocer a otras personas con su misma variación intersexual o similar, fuera de sus círculos sociales, ya sea a través de grupos o mediante otros medios…

La mayoría de los participantes en este estudio, han experimentado alrededor de dos intervenciones de tratamiento, más comúnmente tratamientos hormonales y cirugías genitales de diferentes tipos, y muchas de los problemas clave alrededor de esos tratamientos, surgieron alrededor del hecho de que más de la mitad habían sido realizados cuando tenían menos de 18 años de edad – en un momento en el que, y de una manera en la que, su derecho a ser capaces de tomar decisiones plenamente informadas acerca de los tratamientos, a menudo fue pasada por alto. La mayoría de los participantes no recibió información acerca de los riesgos relacionados a las intervenciones, y una quinta parte no recibió ningún tipo de información, las personas con variaciones intersexuales, frecuentemente fueron desinformadas acerca de sus derechos como pacientes, y en algunos casos consideraban que fueron obligadas o completamente abusadas por individuos y procesos en las instituciones médicas. Esto ha creado, para un porcentaje significativo de esta población, sentimientos de ira y trauma en torno a los servicios médicos, y en algunos casos las personas ahora los evitan – lo cual es preocupante, a la luz del hecho de que las personas con variaciones intersexuales, como cualquier otra persona, pueden tener necesidades en su salud física o enfermedades, para las cuales la ayuda médica puede ser útil…

Por último, es innegable que algunos de los individuos en este estudio, han sufrido una forma única y extrema de trauma, de múltiples situaciones en las que fueron sometidxs a intervenciones médicas innecesarias y dañinas sin su consentimiento.”

Nuevamente gracias a lxs participantes de la encuesta, a Tiffany Jones y a la Universidad de Nueva Inglaterra, a los coautores y al editorial.

Más información

Esta obra está bajo la autorización de Creative Commons Attribution 4.0 International license (CC BY 4.0). Esta autorización te permite compartir, copiar, distribuir y transmitir el texto; adaptar el texto y hacer uso comercial del texto proporcionando crédito a los autores (pero no en una manera que sugiera que ellxs te respaldan a ti o el uso que le des a la obra). Los créditos deben incluir la siguiente información: Tiffany Jones, Bonnie Hart, Morgan Carpenter, Gavi Ansara, William Leonard, y Jayne Lucke, Intersex: Stories and Statistics from Australia. Cambridge, UK: Open Book Publishers, 2016. http://dx.doi.org/10.11647/OBP.0089

Bajo los términos de la licencia, una copia está disponible para descargarla en este enlace (PDF, 4.4MB).

Prensa

Sainty, Lane. “This Is What It’s Like To Be Intersex In Australia In 2016.” BuzzFeed, 4 de febrero de 2016.

Power, Shannon. “Biggest Study of Intersex in Australia People Released,” Star Observer, 3 de febrero de 2016.