Archivos

¿Qué es la Intersexualidad?

¿Qué es la Intersexualidad?

Intersexualidad es un término que en general se utiliza para una variedad de situaciones del cuerpo, en las cuales, una persona nace con una anatomía reproductiva o sexual que no parece encajar en las definiciones típicas de masculino o femenino. Por ejemplo, una persona puede nacer con formas genitales típicamente de una mujer, pero en su interior puede tener testículos. O una persona puede nacer con genitales que parecen estar en un estado intermedio entre los típicos genitales masculinos y femeninos –por ejemplo, un bebé puede nacer con un clítoris más largo que el promedio, o carecer de la apertura vaginal, o tener un conducto común en donde desemboca la uretra y la vagina; o puede nacer con un falo que se considera más pequeño que el pene promedio, o con un escroto que está dividido de manera que asemeja más unos labios vaginales. O una persona puede nacer con una composición genética denominada de “mosaico”, es decir unas células tienen cromosomas XX y otras tienen XY, o sus cromosomas son XXY. De esta manera, en las personas con variaciones intersexuales, las características sexuales innatas parecen ser masculinas y femeninas al mismo tiempo, o no del todo masculinas o femeninas, o ni masculinas ni femeninas.

Entonces no hay una sola anatomía intersexual. Esta variabilidad en la composición corporal es algo que no siempre se hace evidente a momento de nacer. Algunas veces, una persona no descubre que tiene una anatomía intersexual, sino hasta la pubertad cuando no se presentan los cambios corporales esperados para una mujer o para un hombre típicos. Algunas personas viven y mueren con una anatomía intersexual sin que nadie (ni ellos mismos) lo sepan.

Si definimos la intersexualidad básicamente como una variación en las formas y la composición corporal, podemos afirmar que en sí misma la intersexualidad no es una patología y definitivamente no es una malformación, porque las formas genitales dependen de la testosterona durante la gestación, todos los fetos sean XX o XY en algún momento de la gestación tienen las mismas formas genitales. Cuando un feto es expuesto a niveles “bajos” de testosterona se queda con formas genitales típicamente femeninos; en cambio, si el feto es expuesto a niveles más “altos” de testosterona sus genitales irán tomando —por decirlo de alguna manera— apariencia masculina. Cuando en este proceso se quedan en un estado intermedio, los médicos hablan de que los bebés “nacen con genitales ambiguos”. Como pueden ver nada se ha formado mal, sino parte de un proceso natural que depende de los niveles de testosterona, simplemente eso.

Así, las características sexuales diversas en si mismas no representan un problema de salud. Pero sí llega a ocurrir que estas variaciones corporales se pueden asociar a condiciones que requieren atención médica específica debido, por ejemplo, a desequilibrios metabólicos, los cuales nada tienen que ver con las características sexuales diversas. De hecho, cualquiera de las formas corporales, sean típicamente femeninas, masculinas o alguna de las diversas variaciones en las características sexuales, de acuerdo a su anatomía, tienen cierta tendencia a complicaciones de salud. Por lo tanto, tener una corporalidad típicamente de mujer, de hombre o intersexual, no acarrea de manera inmediata condiciones de enfermedad o de salud.

La intersexualidad es una variación natural en el ser humano. Más de 1 de cada 150 personas nace intersexual.

Para más información: 

¿Qué tan común es la intersexualidad? Por Hana Aoi (del blog Vivir y Ser Intersexual)

¿Qué tan común es el estado intersexual? Por Dr. Cary Gabriel Costello

____

Otra definición de la Organización Intersexual Internacional OII

Traducción de Laura Inter de la definición de Intersexualidad de la Organización Intersexual Internacional OII http://oiiinternational.com/intersex-library/intersex-articles/what-is-intersex/

La intersexualidad es una diferencia congénita en las características sexuales físicas. Esto es, diferencias físicas en los cromosomas, expresión genética, diferencias hormonales, en las partes reproductivas como los testículos, pene, vulva, clítoris, ovarios y así sucesivamente.

Las diferencias intersexuales, usualmente, se manifiestan en la anatomía sexual primaria y secundaria que es visible, ya sea externa o internamente. Somos intersexuales porque nuestras características sexuales innatas parecen ser: masculinas y femeninas al mismo tiempo, o no del todo masculinas o femeninas, o ni masculinas ni femeninas.

La intersexualidad no es acerca de transición, o una identidad o experiencia trans*, y no es acerca de la atracción al mismo sexo. Las diferencias cerebrales pueden estar relacionadas con la atracción al mismo sexo y con la diversidad transgénero, pero la intersexualidad no es acerca de la estructura cerebral.

La intersexualidad no siempre es evidente de inmediato, porque en nuestra sociedad no miramos de manera habitual a los genitales de nuestros semejantes o a sus órganos internos. La intersexualidad puede ser algo evidente en las diferencias físicas innatas en los caracteres sexuales secundarios, tales como, masa muscular, distribución de vello corporal, desarrollo mamario y estatura.