Mi cuerpo intersexual: más que un objeto de fascinación o repulsión a ser “corregido”. Por Phoebe Hart

Mi cuerpo intersexual: más que un objeto de fascinación o repulsión a ser “corregido”.

Por Phoebe Hart

Fecha de publicación: 7 de octubre de 2015

Traducción de Laura Inter del artículo “My intersex body: more than an object of fascination or repulsion to be ‘fixed’” de Phoebe Hart.

Fuente: http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-families/features/my-intersex-body-more-than-an-object-of-fascination-or-repulsion-to-be-fixed-a6681631.html

Las operaciones de asignación de género en niñxs con genitales ambiguos, pueden tener consecuencias devastadoras a largo plazo. Debido a que la detección de embriones [con rasgos intersexuales] aumenta, podemos esperar que variaciones como la deficiencia de 5 alfa reductasa, desaparezcan de la reserva genética.

Phoebe Hart

Phoebe Hart

Hace unos años, produje y dirigí un documental autobiográfico llamado “Orchids: My Intersex Adventure” – Orquídeas: Mi aventura intersexual – sobre mi historia acerca de como fue crecer siendo intersexual. Intersexual se refiere a un individuo con una combinación de atributos sexuales biológicos tanto masculinos como femeninos, y esto también es conocido como un trastorno del desarrollo sexual o como hermafroditismo.

Aunque en general se considera peyorativo, algunos dentro de la comunidad intersexual han reclamado la palabra “hermafrodita”, aunque es técnicamente incorrecta para los humanos, ya que no nos podemos reproducir como hombres y como mujeres [no tenemos un set completo de órganos tanto femeninos como masculinos].

Haber nacido intersexual no fue tan malo en si mismo, pero no pude evitar el tener la sensación generalizada de que yo era muy diferente, y no en el buen sentido. Estas impresiones negativas, tuvieron un profundo impacto en mi autoestima y parecían venir de todos lados – de mi familia, mi doctor e incluso de los medios de comunicación.

Después, como una adulta, cuando me convertí en una directora de documentales. Vi un poco más las representaciones de personas con variaciones intersexuales en los medios de comunicación, y esto formó parte de mi tesis de doctorado. Descubrí que, si es que somos mencionados, estamos posicionados en la literatura, cultura popular y medio de comunicación como objetos de fascinación, repulsión y excitación. Historias recientes en los medios de comunicación acerca de los Güevedoces (que, de acuerdo con la BBC, son los niños a los que el pene les empieza a crecer a los 12 años), acentúan algunas de mis preocupaciones sobre de la impresión que se da, a las más jóvenes generaciones, acerca de las personas con variaciones intersexuales. Aunque estoy segura que la historia del Dr. Michael Mosely, de los niñxs que viven en Salinas, República Dominicana transmitida en las series de la BBC2 “Counrdown to Life – the extraordinary making of you” trata de ser sensible, el etiquetar la variación deficiencia-5-alfa-reductasa, por algunos medios de comunicación que informan sobre el documental, como un trastorno y a los niñxs como “sorprendentes” y “anormales” es hacer ver esta variación como algo exótico y patológico. Reconozco que, incluso para las personas con una variación intersexual, puede resultarnos difícil encontrar las palabras para describirnos a nosotrxs mismxs de una manera más general, pero el punto de vista tiene que cambiar a fin de que nuestra diversidad pueda ser aceptada más fácilmente como algo natural.

Para ser claros, la intersexualidad no es algo común, pero no es tan rara como uno pudiera esperar – la frecuencia es tan alta como 1 o 2 de cada 100 individuos [otro enlace en español]. De hecho, ahora se piensa que todos los humanos comienzan como intersexuales en el útero, antes de desarrollarse típicamente con un fenotipo masculino o femenino. Mi propia “condición”, Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos (SIA), significa que aunque tengo cromosomas sexuales y gónadas masculinas, presentaba una apariencia femenina al nacer.

Sin embargo, eso no significa que mi variación escapó de ser notada por los demás. Fui diagnosticada a la edad de 5 años, pero no descubrí la verdad acerca de mi cuerpo hasta mucho después. A la edad de 17 años, finalmente se me informó acerca del SIA y tuve una cirugía para eliminar mis testículos. Antes de esto, solo sabía escasos detalles, sin embargo, tenía la certeza de que no era como ninguno de mis compañeros, en especial durante mi adolescencia, y me sentía completamente aislada. Siento que habría tomado todo esto más fácilmente y me hubiera sentido mejor conmigo misma, si hubiera sabido más acerca de esto a una edad más temprana.

En tiempos modernos, la medicina emplea la cirugía y tratamientos hormonales, para drásticamente alterar cualquier cosa que sea diferente a la completa “masculinidad” o “feminidad”. Las operaciones de asignación de género en niñxs y bebés con genitales ambiguos, únicamente realizadas por razones cosméticas, pueden tener consecuencias devastadoras a largo plazo. El activismo intersexual ha hecho que muchos profesionales de la medicina y hospitales, hayan revisado sus protocolos en lo relacionado con las intervenciones, e incluso ha logrado que en algunos países se adopten legislaciones que hagan que exista una moratoria de las cirugías genitales infantiles.

En 2013, las Naciones Unidas condenaron las cirugías normalizadoras en niñxs con variaciones intersexuales, como crueles, inhumanas y degradantes, en el Informe Especial sobre la Tortura. Sin embargo, aún estamos en riesgo de ser borrados. A medida que la disponibilidad de la detección de embriones [con rasgos intersexuales] aumenta, podemos esperar que variaciones como la deficiencia de 5 alfa reductasa, gradualmente desaparezcan de la reserva genética.

Como sociedad, me pregunto porqué es que estamos decidiendo seguir este camino, el cual, para mí, no es diferente al futuro descrito en la película de ciencia ficción de 1997: “Gattaca”.

Una de las metas que tenía al contar mi propia historia en un documental, y públicamente revelarme como intersexual ante una audiencia global, fue cambiar mentes y mostrar como es que nuestras vidas no son tan diferentes de las de todos los demás. En particular, quería crear un punto de vista positivo para las personas jóvenes con variaciones intersexuales, quienes espero no hayan tenido que pasar por lo que yo experimenté. Tuve que ocultar quién era yo de los demás, y constantemente me sentía aterrorizada de ser excluida por el monstruo y fenómeno que había llegado a creer que era.

En mi propia vida, he sido saludable y activa físicamente; he sido capaz de obtener una educación, formar relaciones íntimas y una familia, y contribuir a mi comunidad. Todos queremos descubrir nuestro potencial y ser reconocidos. Para muchos de nosotrxs, puede que el problema no sea tanto lo que los doctores y científicos tengan que descubrir o decir acerca de nuestros cuerpos, sino la vergüenza, el estigma y el secreto que soportamos todos los días.

Creo firmemente que los medios de comunicación tienen la obligación de intentar describir, a las personas con variaciones intersexuales y sus cuerpos, como algo más que misterios médicos o sorprendentes anomalías, y promover debates éticos y una re-visión en torno a lo que es considerado aberrante y despreciable.

La Dra. Phoebe Hart, es la una galardonada escritora de la televisión, directora y productora de Orchids: My Intersex adventure – Orquídeas: Mi aventura intersexual -, y una estudiosa y académica en la Universidad Tecnológica de Queensland.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s